• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

La oposición urge que se declare región aciaga las áreas perjudicadas por los incendios y solicita "ayudas no limitadas"

img

PSdeG y BNG denuncian un "cambio de modelo" y la profesionalización de los servicios de prevención y extinción

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jul.

Los conjuntos de la oposición insisten en demandar que se declare región desastrosa las áreas mucho más perjudicadas por los incendios de la última semana, en Valdeorras y O Courel, y solicitan "ayudas no limitadas", tal como la profesionalización de los servicios de prevención y extinción.

En rueda de prensa en el Parlamento, la representante de Medio Rural del Grupo Socialista, Carmen Rodríguez Dacosta, ha argumentado que, "de la misma logró el Ayuntamiento de O Barco", se debería encender la declaración de región desastrosa, "por las ayudas y medios que esto implica".

En esta línea, la representante parlamentaria del BNG en materia rural, María Albert, ha reivindicado que las ayudas que este jueves anunció el presidente de la Xunta "son un primer paso", pero ha señalado que "no tienen la posibilidad de estar limitadas".

En este sentido, ha justificado que "da lo mismo que la vivienda cueste "120.000 euros o 150.000", puesto que, bajo su punto de vista, "lo que hay que asegurar es que las ayudas no sean ni un euro menos del valor de las casas".

En todo caso, el BNG ha instado a todas y cada una de las gestiones a "ponerse las pilas" a fin de que los vecinos damnificados por los incendios "logren recobrar la normalidad". Por ello, ha demandado a la Diputación de Lugo y a la de Ourense que se impliquen con los ciudadanos que "pierden completamente todo".

Además, los dos conjuntos parlamentarios han coincidido en apuntar "el abandono del rural" como "el primordial inconveniente" que provoca que estos incendios sean "tan virulentos" y su extinción "muy dificultosa".

Asimismo, la miembro del congreso de los diputados socialista indicó que el PSdeG "apuesta por un servicio único, profesional y pertrechado". "Ahora solicitamos al conselleiro que reformulara el modelo de brigadas municipales pues es un modelo anticuado y los municipios no tienen aptitud presupuestaria", enfatizó.

Sobre esto, la nacionalista María Albert ha demandado un servicio de prevención y defensa que tenga "un mando único" y que esté operativo a lo largo de todos los 365 días del año para llevar a cabo en frente de unos incendios "poco a poco más violentos". "Los incendios se apagan en invierno", ha recalcado.

Ante esta situación, el PSdeG ha anunciado una proposición no de ley para su enfrentamiento en Pleno donde insta a la Xunta, entre otros muchos temas, a arrancar un plan de restauración de la actividad agroganadera y forestal y contra la despoblación del rural; prosperar la profesionalización de los trabajadores contra los incendios y reelaborar el modelo de las brigadas municipales.

Asimismo, asimismo demanda hacer trabajos de prevención antes de junio, efectuar proyectos de autoprotección y evacuación para todos y cada uno de los núcleos de población y actualizar el dispositivo que contemple una "perfecta organización" de medios materiales y humanos en los distritos forestales.

Por otra sección, el BNG ha pedido un cambio de modelo para acabar con "las políticas de abandono y de despoblación del rural" que, bajo su punto de vista, "incentiva el Partido Habitual": "Son comburente para el monte".

"Este instante debe ser un punto de cambio para mudar estas políticas que están finalizando con este país y que nos está hurtando parte importante de la riqueza familiar que disponemos en Galicia", ha meditado la parlamentaria nacionalista.

Más información

La oposición urge que se declare región aciaga las áreas perjudicadas por los incendios y solicita "ayudas no limitadas"