• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

La Xunta asigna a los municipios que las brigadas no estuvieran constituidas en la ola de incendios de julio

img

El responsable de Montes niega el "mantra" de que se gaste mucho más en extinción que en prevención de incendios forestales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Sep.

La Xunta ha responsabilizado a los municipios de que las brigadas anti incendios no estuviera constituidas en varias zonas perjudicadas por los incendios que asolaron cientos de hectáreas a lo largo de la segunda quincena de julio.

Así lo ha manifestado el directivo xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez Vázquez, a lo largo de su intervención este viernes frente a la Comisión 7ª de Agricultura, Alimentación, Gandaría y también Montes, donde respondió a una pregunta de la miembro del congreso de los diputados socialista Carmen Rodríguez Dacosta.

El responsable de administración forestal de la Administración autonómica ha defendido que el nivel de app de las medidas agarradas en el dictamen de la comisión parlamentaria constituida a causa de la ola de incendios de octubre de 2017 es "sensiblemente prominente", si bien cuestiones como la restauración de quemas controladas fueron limitadas por cuestiones meteorológicas frente a la escaseza de lluvias.

Así, Rodríguez Vázquez ha reconocido que las brigadas municipales se formaron "tarde" este año, pero ha descargado de compromiso a la Administración autonómica y la puso sobre los municipios.

"Cada municipio forma las brigadas si desea, lo que hace la Xunta es financiarlas por medio de convenios", ha destacado, antes de asegurar que el desarrollo se inició en la época de mayo con la redacción de un boceto del convenio que fue remitido a las entidades locales el 3 de junio a fin de que estudiasen si se adherían a él.

En este sentido, ha continuado, los municipios lograron comenzar la constitución de las brigadas desde el 30 de junio y con el 15 de agosto como fecha límite para llevarlo a cabo. Por tanto, el directivo xeral ha remarcado que fue compromiso de las gestiones locales que no hubiera brigadas constituidas a lo largo de la segunda quincena de julio y la segunda de agosto, datas en las que se causó el abultado de fuegos, de momento, del peor verano histórico en Galicia en temas de incendios.

Además, Rodríguez Vázquez ha recordado que el Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga) establece que los meses con mayor peligro de incendio son agosto, septiembre y octubre. "Los meses a contemplar mucho más esenciales son esos. No lo digo yo, lo dicen las estadísticas", ha apostillado.

En todo caso, asimismo ha reconocido que han existido inconvenientes en el momento de constituir estos cuerpos por las "adversidades" para conseguir titulados que logren asumir el cargo de jefe de brigada, un requisito marcado por una ley "que no puede mudar el Gobierno gallego".

A renglón seguido, el directivo xeral de Defensa do Monte asimismo ha replicado a la miembro del congreso de los diputados socialista sobre lo que considera "mantras" que "se repiten un año tras otro" y que, según el responsable del Gobierno autonómico, no tienen fundamento.

El primero, la publicación del Pladiga en el mes de mayo, algo que se hace para "integrar" las estadísticas terminantes de incendios del año previo pero cuya presentación "no influye" pues hablamos de un archivo que está en vigor "a lo largo de todo el año". "No es un enfrentamiento razonable", ha espetado sobre las críticas a que este plan vea la luz a las puertas del verano.

Por último, ha negado que la Xunta gaste mucho más en extinción que en prevención, otro "enfrentamiento maniqueo" para Rodríguez Vázquez, que ha asegurado que el cómputo entre lo primero y lo segundo se desplaza en torno "al 40 y el 60%" a favor de la prevención.

Más información

La Xunta asigna a los municipios que las brigadas no estuvieran constituidas en la ola de incendios de julio