• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

La Xunta manifiesta que regresa a fijar clases en la ESO hasta finales de junio por la "improvisación" del Gobierno central

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Dic.

El conselleiro de Cultura, Educación, FP y también Universidades, Román Rodríguez, ha atribuido a la "improvisación" del Gobierno central que la Xunta sugiera a la Mesa Sectorial Docente recobrar el sistema que había previamente por el que las clases ordinarias de la tercera evaluación en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) finalizaban a fines de junio.

Y es que, así como está pensado en el calendario escolar todavía en vigor, hasta el momento en que se acometa la modificación anunciada el primer día de la semana, la Consellería establecía una tercera evaluación antes del 5 de junio, desde la como se efectuaría la evaluación final.

Esto significaba, en la práctica, como ocurrió el curso pasado, que los estudiantes que hubieran aprobado todo no darían mucho más materia desde esa tercera evaluación. La modificación que planteará la Xunta a la Mesa Sectorial asegura que los estudiantes están en su derecho a tres sesiones de evaluación parciales y una final, pero va a dar independencia a los centros para llevar a cabo encajar la tercera parcial con la final, con lo que va a haber clases normales hasta el día 22.

Preguntado sobre esto tras la firma de un convenio con las tres universidades gallegas en Santiago, el conselleiro de Educación ha justificado que se vuelva al sistema previo pues la adoptada el año pasado y este era "una solución de urgencia" frente a la como sabían "que podía tener algún género de problemática".

Pese a ello, ha insistido en que fue de esta manera pues el Ministerio de Educación, "de una forma unilateral y precipitado, se encontraba cambiando las reglas de juego a mitad de partido" con un nuevo decreto que modificaba las condiciones de evaluación. "Eso producía secuelas en la organización de los centros", ha recalcado.

Román Rodríguez ha recordado que en su instante la Xunta ahora afirmaba que era algo "completamente desproporcionado", por el hecho de que la evaluación se acometería "basado en un marco legal que no era la composición en la que los estudiantes estaban aprendiendo", en tanto que a mitad de curso se suprimió el sistema de recuperaciones en la ESO. Además, coincidía que estos exámenes habían pasado de septiembre a junio en el año académico 2021-2022 en Galicia.

"Los estudiantes que comenzaron el curso tenían unos derechos, como llevar a cabo el examen de restauración en Secundaria, que exactamente la aprobación de ese real decreto (por la parte del Ministerio) los dejaba en suspenso", ha resumido el conselleiro.

Por tanto, ha achicado el sistema adoptado entonces de adelantar la tercera evaluación a una "solución de urgencia" para "sostener los derechos de los estudiantes" que se habían matriculado en el mes de septiembre de 2021 a fin de que pudieran tener el examen de restauración en el primer mes del verano de 2022.

"Asimismo en ese instante afirmamos que íbamos a valorar de qué forma funcionaba este sistema y, si funcionaba bien, lo mantendríamos. Y si no funcionaba bien o a la red social didáctica no le parecía acertado, volveríamos a la situación preexistente", ha aducido Rodríguez.

Ante las cuestiones de los medios, el conselleiro de Educación ha reiterado que esta situación derivó de la "improvisación" y las "inexcusables prisas" del Ministerio por aprobar la normativa que suprimía las recuperaciones a mitad de curso.

Ahora, para el año académico 2022/2023, la Xunta planteará en la Mesa Sectorial de este jueves regresar al sistema clásico pues este curso los estudiantes ahora se valoran y estudian "en base al mismo marco jurídico legal".

Más información

La Xunta manifiesta que regresa a fijar clases en la ESO hasta finales de junio por la "improvisación" del Gobierno central