• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

La Xunta protege nuevamente que hay otras medidas sociales y la oposición reitera que que se recupere la Tarxeta Básica

img

BNG lamenta el no mientras que dan "un pelotazo fiscal" familiar y PSdeG la "triste coincidencia" de que cuesta 34 millones como esta deducción

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Oct.

El conselleiro de Facenda, Miguel Corgos, ha defendido nuevamente el gasto popular que se incluye en los capitales de la Xunta para el año próximo, que está encriptado en 9.368 euros --de los que 1.164 millones de manera directa a políticas fiscales--, y ha remarcado que las medidas que tienen dentro las cuentas de 2023 son "firmes y marchan" y, por servirnos de un ejemplo, recopila un aumento de la Risga --enlazada al iprem-- de un 8%.

Sin embargo, los conjuntos de la oposición --BNG y PSdeG-- han vuelto a reclamar al Gobierno gallego que recupere esta medida que se activó en el primer instante de la pandemia. Frente a ello, ahora en días pasados, el conselleiro de Facenda argumentó que esta media se ve superada "con bastante" por las partidas sociales para urgencia popular, una defensa que asimismo hizo suya el representante parlamentario del PPdeG, Pedro Puy.

Así las cosas, Corgos ha remarcado que las medidas que se integran a los capitales "se amoldan" a los aumentos de costos y que el grupo de los elementos que se marchan a dedicar a la población bajo riesgo de exclusión popular "sobrepasa con bastante a lo dedicado" a la Tarxeta Básica.

"Para eso se sube la Risga --renta de inclusión popular--", ha manifestado, sobre esto de lo que dijo que tiene como propósito que cada individuo que recibe esta renta puede "emplearla en lo que mucho más lo necesite", sin predeterminar que sea para alimentos o modelos básicos.

Pedro Puy ha secundado que las causas de no sostener o recobrar esta tarjeta, como explicó el Gobierno autonómico, se fundamentan en que la Xunta "emplea otros instrumentos", con "independencia del éxito" de la Tarxeta Básica. "Es conveniente estudiar de forma cuidadosa el grupo de medias sociales, el total de gasto es superior", ha manifestado Puy en la rueda de prensa posterior a la junta de portavoces.

Así, Puy ha recibido que se logre "discutir" sobre las medidas, pero ha rechazado que haya un "recorte" como, ha dicho, "procura decir" la oposición. Así, enfatizó que "hay mucho más gasto popular que jamás y el ingrediente popular está garantizado" en los capitales.

Por su parte, la representante nacional del BNG, Ana Pontón, ha injuriado las cuentas presentadas que, ha dicho, adolecen de la "sensibilidad" para recobrar la tarjeta básica para las familias con escasos elementos, a fin de que logren abonar medicinas o alimentos, en un "mismo día en que recogen un pelotazo fiscal que favorece a las rentas mucho más altas" con "ni más ni menos que un obsequio de 34 millones de euros", en referencia a la bonificación del impuesto de patrimonio que pasa del 25 al 50 por ciento (de los 17 millones del intérvalo de tiempo previo a los 34 para 2023).

Pontón ha señalado que "son las propias entidades las que demandan que se restablezca la tarjeta básica", con lo que "no es concebible que el PP insista en eliminar una medida que todo el planeta admite que es buena". "El mismo día en que el PP afirma que no, pone en marcha un pelotazo fiscal", ha aseverado, antes de acabar que es "un de de qué manera rige el PP para una minoría mientras que deja a los que peor lo pasan" de lado. "Una sinrazón lo que hace", enfatizó.

En esta línea, el representante parlamentario del PSdeG, Luis Álvarez, ha manifestado que no tiene que ver con una opinión política, sino las propias entidades --como EAPN-Rede Galega contra a pobreza-- las que están demandando recobrar esta medida, pues "contribuyó de manera definitiva a la reducción de la pobreza".

Así, Álvarez ha solicitado esta figura o una afín pues "ahí fuera, fuera de los despachos de San Caetano y de los turismos oficiales, hay muchas personas que precisa conseguir modelos básicos y, en consecuencia, prosigue necesitando del acompañamiento de la Xunta", ha manifestado, antes de terminar que "podría prestarse este acompañamiento con los capitales que tienen".

Es mucho más, ha señalado la "triste coincidencia" de que el coste de la Tarxeta Básica fue de en torno 34 millones, "exactamente la misma cantidad que dejará de recaudar a consecuencia de la rebaja impositiva" del patrimonio. Así, se ha preguntado "qué una parte de la sociedad le solicitó que adoptara esta medida".

Más información

La Xunta protege nuevamente que hay otras medidas sociales y la oposición reitera que que se recupere la Tarxeta Básica