Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

La Xunta recaudará y cederá la tasa turística diseñada por Santiago a los municipios adheridos.

La Xunta recaudará y cederá la tasa turística diseñada por Santiago a los municipios adheridos.

El gobierno compostelano ha elaborado un documento que propone una ley autonómica para aplicar un impuesto en zonas turistificadas.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Jul.

La tasa turística propuesta por el Ayuntamiento de Santiago, en colaboración con la USC, plantea gravar las pernoctaciones en la ciudad con entre 1 y 2,5 euros según el tipo de establecimiento. El modelo propuesto implica que la Administración autonómica se encargue de recaudar el impuesto para luego cederlo a los ayuntamientos que decidan implementarlo en zonas turísticas.

Esta propuesta, liderada por la alcaldesa Goretti Sanmartín, ha sido presentada en rueda de prensa acompañada por los catedráticos de Geografía, Rubén Lois, y de Derecho Tributario, César García, y la concejala de Turismo, Míriam Louzao.

La ley autonómica respaldaría la creación de la tasa turística, estableciendo que la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga) se encargue de la recaudación, y el 95% de lo recaudado sería gestionado por los ayuntamientos, mientras que el 5% restante se destinaría al fondo autonómico de promoción turística.

Este marco legal permitiría que otros municipios gallegos, tanto turísticos de forma general como estacional, puedan decidir voluntariamente aplicar este impuesto que se limita a las pernoctaciones, con mecanismos de "gobernanza" para involucrar al sector y a la ciudadanía en la gestión de los fondos recaudados.

La alcaldesa señala que la implementación de este impuesto es una respuesta a la demanda de los residentes en Santiago, quienes buscan equilibrar los efectos de la presión turística en la ciudad. Se estima que la recaudación anual en la capital gallega sería de unos 3 millones de euros.

Por ello, se ha solicitado al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, una reunión para abordar el tema y lograr que la aplicación del impuesto pueda comenzar en 2025.

La propuesta legal y administrativa se basa en un análisis del turismo en Santiago y su impacto en la ciudad y sus habitantes, tras dos décadas de crecimiento significativo en el número de visitantes, con perspectivas de aumentar en los próximos años.

Según el estudio realizado por el catedrático de la USC, Santiago soporta una presión turística de 9,5 visitantes por habitante, mayor que otros destinos similares en España como Granada o Toledo, y superando a ciudades turísticas como Barcelona o Sevilla.

Este fenómeno de "turistificación" afecta especialmente a los residentes en zonas con alta concentración de turistas, como el casco histórico o el barrio de San Pedro, lo que ha llevado a la expulsión de residentes y a mayores desafíos en la prestación de servicios por parte de la administración local.