• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

La Xunta va a dar ayudas de hasta 122.400 euros a dueños de casas perjudicadas por los incendios

img

Las subvenciones van a poder contemplar hasta el cien% de la reparación con encuentres cambiantes según sea primera o segunda vivienda

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Jul.

El Gobierno gallego ha aprobado un decreto que permite a distintas consellerías a ponerse a trabajar en las diferentes convocatorias con el objetivo de prestar asistencia "lo mucho más de manera rápida viable" a los ciudadanos que han sufrido la ola de incendios, con el foco en quienes vieron demolidas o muy dañadas sus casas.

En preciso, la Administración autonómica aportará ayudas de hasta 122.400 euros a dueños de casas perjudicadas por los incendios. Esta cuantía va a ser el máximo en caso de que se intente primeras viviendas. Tanto en la situacion de primeras como de segundas viviendas, la Xunta está preparada para contemplar "el cien%" de la reparación, pero en el momento en que no se intente la vivienda frecuente el límite va a ser mucho más bajo: 61.200 euros.

"Aprobamos el decreto 'paraguas' que deja comenzar todo el desarrollo administrativo para convocar ayudas directas a los damnificados por los fuegos", explicó Rueda, quien ha asegurado que el propósito de la Xunta es que "la mayor parte" de las convocatorias de ayudas sean aprobadas en la asamblea semanal del Ejecutivo autonómico de la próxima semana.

En su comparecencia, Rueda explicó que la Axencia Galega de Emerxencias evaluó la situación de las ubicaciones donde hubo incendios en los últimos días y dictaminó que hablamos de zonas "perjudicadas por fuegos de naturaleza aciaga".

Dado que hay ayuntamientos, como los de Valdeorras, que dieron pasos para pedir la declaración de región dificultosamente perjudicada por una urgencia de protección civil, la vieja región desastrosa, el presidente gallego ha manifestado su deseo de que todas y cada una de las gestiones "se impliquen" como lo va a hacer --dijo-- la autonómica.

"Ponemos la opinión llevada a cabo por la Xunta y toda la tramitación que hacemos predisposición de otras gestiones como el Gobierno central, entidades locales o las diputaciones a fin de que logren elegir consignar asimismo sus ayudas", ha remarcado.

En cuanto a las que apruebe la Administración autonómica, el presidente indicó que van a tener carácter subsidiario y van a ser, consecuentemente, "compatibles" con algún otro sistema de cobertura de daños, público o privado, del que logren ser adjudicatarios los damnificados.

Las ayudas se darán directamente a raíz del interés público, popular y humanitario derivado de las "inusuales situaciones" que concurren en un caso así, y se concederán en los términos y en las condiciones que se confirmen en sus que corresponden bases reguladoras.

Por la naturaleza de estas aportaciones, los adelantos o pagos a la cuenta que prevean las convocatorias o resoluciones de concesión directa que se dicten, y que podrían lograr hasta el cien%, van a quedar exentos del deber de constituir garantías.

Las ayudas contemplan los daños personales sufridos, en su caso, tal como los ocasionados en casas y menaje familiares, y asimismo en instalaciones complementarias, en las que se tienen dentro pozos, hórreos, cobertizos, invernaderos para autoconsumo, tal como instalaciones eléctricas y de iluminación, y de telecomunicaciones.

Asimismo, asimismo se comprenderá como construcción o instalación complementaria el cierre preexistente de la finca donde esté la vivienda.

En preciso, en el caso de vivienda frecuente, se va a poder contemplar el cien% del coste de la reposición o reparación, tanto del edificio primordial como de las instalaciones complementarias, con un máximo de 122.400 euros. Si era una casa no persistente ni frecuente, se concederá con un máximo de 61.200 euros.

Mientras, para contemplar los daños sufridos por el menaje familiar de primera necesidad, en las primeras casas se financiará hasta el cien% de los costos: si están ruinosas, con un máximo de 15.000 euros; si no lo están, con un máximo de 7.000 euros. En las casas que no sean permanentes ni comunes se cubrirá el 50% de los estragos en el menaje: si están ruinosas, con un máximo de 5.000 euros; si no lo están, con un máximo de 3.000 euros.

El apunte de las casas perjudicadas aún no está cerrado, pero la Xunta ubica en el ambiente de los 85 los inmuebles damnificados, pendiente de saber la tipología de las creaciones y exactamente en qué estado estaban.

Para esta clase de ayudas, en la situacion de determinarse la ruina de la vivienda, los adjudicatarios no deberán enseñar otra justificación que la acreditación, por cualquier medio admisible en derecho, de la titularidad o usufructo del inmueble, sin perjuicio de los controles que se confirmen para contrastar esta cuestión.

En lo relacionado a los establecimientos comerciales y de otro tipo, asimismo se incluirán los daños causados en sus edificaciones, instalaciones, maquinaria y las mercancías depositadas, tal como los automóviles comerciales o industriales aprecios la estas ocupaciones. Quedarán excluidas las ocupaciones de generación, transporte y distribución de energía eléctrica.

También se va a dar cobertura a los sucesos de explotaciones forestales, agrícolas y ganaderas, por los daños y pérdidas derivados de forma directa de los incendios, tal como a los dueños de maquinaria perjudicada.

Beneficiarias van a poder ser asimismo las entidades locales, para llevar a cabo en frente de los costos derivados de las actuaciones llevadas a cabo como consecuencia de los incendios y a los daños ocasionados en los recursos y derechos de titularidad municipal por esta causa --como las traídas de agua, por poner un ejemplo--, y asimismo las asociaciones, clubes y entidades deportivas sin ánimo de lucro por los daños en sus instalaciones.

En la situacion de los entes locales, estas ayudas van a tener, en cualquier caso, carácter complementario a las que sean aprobadas por otras gestiones.

Además, en el decreto aprobado asimismo se establece que el Gobierno gallego favorecerá la firma, con el resto de las gestiones públicas y con otras entidades, de los convenios de colaboración que demande la app de este decreto, con vistas a la cofinanciación de las actuaciones.

La financiación de estas ayudas por la parte de la Xunta corresponderá a los capitales de todas las consellerías implicadas. Así, se permite a Vivenda a fin de que logre ayudar a subvencionar los costos que produzca el hospedaje provisional de la gente que hayan debido dejar determinante o por un tiempo sus casas.

Del mismo modo, Medio Rural va a poder contemplar acciones de reparación de los daños de los incendios en montes vecinales o de administración conjunta. Serán intervenciones de optimización de pistas y otras infraestructuras forestales de transporte, captaciones de agua y evacuación de aguas.

También van a ser eficientes para la concesión de las ayudas previstas en este decreto la Consellería de Facenda (para contemplar los daños personales) y Economía, para compensar los daños en establecimientos comerciales, industriales, turísticos y mercantiles. En lo relacionado a las gestiones locales, asimismo van a poder accionar, además de esto, la Vicepresidencia segunda y Consellería de Presidencia; tal como Infraestruturas y Educación.

En su intervención, preguntado por las causas que dieron pie al avance de las llamas, Rueda ha defendido la actuación del operativo sobre el lote y asimismo las tareas de extinción impulsadas por la Xunta, más allá de que ha aceptado que "es necesario perseverar considerablemente más".

Eso sí, ha remarcado que no solo las gestiones sino más bien asimismo los dueños tienen que implicarse en las trabajos de limpieza de sus terrenos, y puso el acento a que en un caso así los incendios se generaron por un fenómeno meteorológico inusual, en el que se han mezclado las temperaturas extremas con las tormentas.

Más información

La Xunta va a dar ayudas de hasta 122.400 euros a dueños de casas perjudicadas por los incendios