• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Las Medallas de Ouro reconocen el Camino de Santiago como "la enorme contribución de Galicia a la civilización universal"

img

Cinco entidades y personalidades similares con el Camino recibieron este galardón, la mucho más alta distinción que entrega la Xunta

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Jul.

   El arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio Barrio; el instructor y estudioso de la ruta jacobea Paolo Caucci von Saucken; la hospitalera del albergue de peregrinos de Fisterra, Begoña Valdomar Insua; la Asociación Discamino y, a título póstumo, el primer comisario del Xacobeo en 1993, José Carro Otero, recibieron este sábado 24 de julio en el Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura la Medalla de Ouro de Galicia, la mucho más alta distinción que entrega la administración autonómica.

   Con ocasión del Año Santo increíble, la Xunta ha reconocido con la Medalla de Ouro de Galicia a personas y entidades enlazadas con la difusión del Camino de Santiago, "la enorme contribución de Galicia a la civilización universal" y "un monumento vivo, que no se contempla, sino se experimenta, se siente y se transmite".

   El acontecimiento empezó sobre las 13,00 horas, una vez han tomado taburete los premiados y todos y cada uno de los ayudantes. En ese instante, con la marcha del Antiguo Reino de Galicia como banda sonora, han entrado en el Museo el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el vicepresidente segundo y conselleiro de Presidencia, Xustiza y también Deportes, Diego Calvo, por ejemplo autoridades.

   Ahora, Diego Calvo, como chanceller de las Medallas de Galicia ha leído el decreto 128/2022 del Consello del pasado 14 de julio por el que se aprobaba la distribución de la Medalla de Ouro a los cinco premiados en esta edición.

   Como apertura del acto, el artista compostelano Fredi Leis ha interpretado su tema 'Ayer por la noche proseguías reluciendo'.

   Más tarde, ahora en el ámbito el presidente de la Xunta y los premiados, dió comienzo la distribución de las medallas y los propios alegatos de los premiados.

   El primero en recibir la Medalla de manos de Alfonso Rueda fué el arzobispo de Santiago, Julián Barros Barros, "por su contribución y también impulso al conocimiento de la peregrinación a la Catedral".

   Nativo de Manganeses de la Polvorosa (Zamora) en 1946, fue rector del Seminario Mayor de Astorga, instructor de Historia Eclesiástica y también Historia de España. Es arzobispo de Santiago desde 1996.

   Julián Barros ha complacido en su alegato la "admiración" que le había provocado que se le haya efectuado este reconocimiento. "La contestación por mi parte es la gratitud franca y esperemos fuera tanta como el pueblo gallego se merece", ha señalado.

   Para Julián Barros, la tradición cultural de la peregrinación a Santiago de Compostela "todavía es en la tercera década del tercer milenio un instrumento conveniente susceptible de expresar un sentido profundo de la presencia humana y, en consecuencia, de la vida de fe cristiana".

   Ahora, ha recibido este reconocimiento el instructor de la Universidad de Perugia Paolo Caucci von Saucken, entre los investigadores sobre la ruta jacobea mucho más reconocidos en todo el mundo y que fue, a lo largo de prácticamente 20 años, presidente del Comité de especialistas del Camino de Santiago.

   Nativo de la ciudad italiana de Ascoli Piceno en 1941, es creador de varios ensayos y libros sobre las peregrinaciones y la ruta jacobea.

   El italiano ha complacido "con emoción y deber" que la Xunta haya planeado en él para recibir la Medalla de Ouro de Galicia.

   De este modo, con expresiones de promesa, ha esperado que el Camino guarde siempre y en todo momento la esencia de su tradición, "no como melancolia del pasado, sino más bien como visión clara y estable que deje actualizar los desafíos del futuro con energías renovadas, competencias y voluntades".

   En nombre de los hospitaleros del Camino de Santiago, la peregrina y hospitalera del albergue municipal de peregrinos de Santiago, Begoña Valdomar Insua, ha recibido la Medalla por "su incansable aportación y cuidado del Camino".

   Valdomar ha defendido que la hospitalidad es "entre los valores a proteger" en el Camino de Santiago. "Todos los días somos sus amigos, médicos o enfermeros, sus confesores, sus ángeles y demonios, somos una parte de su caminar por la vida; somos una parte de su alma", expresó la premiada.

   El aplauso mucho más emotivo del acto fué para la Asociación Discamino, que ha recibido la Medalla de Ouro por "su tarea día tras día para hacer más simple a la gente con discapacidad su peregrinación a Compostela y que logren gozar de la ruta".

   Construída en 2009, esta entidad aparece con la meta de ofrecer acompañamiento a esas personas con variedad servible que deseen efectuar el Camino de Santiago.

   Para agarrar el galardón subieron al ámbito múltiples de los competidores que en estos instantes están, exactamente, haciendo el Camino de Santiago. En preciso, estos peregrinos "colosales" están en Astorga, si bien este sábado se hayan apartado hasta Santiago con ocasión de esta gala.

   De esta manera, tras un fuerte abrazo entre el presidente de la Xunta y Gerardo Fernández, entre los integrantes de la asociación, ha procedido a decir unas expresiones Javier Pitillas, principal creador de la idea, que animó a todos y cada uno de los presentes a "ser Discamino".

   "Animaros a ser los ojos de quien no ve, las piernas de quien no puede caminar y las manos de quien no posee para mover una silla de ruedas. Os animamos a que hagáis situación su sueño distribuyendo la alegría que les da poder hacerlo, y asimismo por proporcionarles vida. Os animamos a que lo hagáis por el hecho de que si lo hacéis vais a sentir una felicidad tan enorme que les cambiara la vida", aseguró Pitillas.

   Por último, fué premiado el doctor y antropólogo compostelano José Carro Otero. Presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, estuvo siempre y en todo momento muy relacionado al Camino de Santiago. Fue el primer comisario del Xacobeo en el año 1993 y era un especialista de referencia sobre la Catedral de Santiago.

   Ha recogido la medalla su hija, Susana Carro, quien, conmovida, ha asegurado que este galardón es "un acto de genuina justicia", no solo por el "excelso currículo" de Carro, sino más bien asimismo pues "reunía las características que tienen que tener los adjudicatarios de este mérito: 'les bos y también xenerosos'".

   El acto de distribución de medallas fué cerrado con el alegato del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que ha reivindicado la unión como "parte primordial de la tradición Xacobea". "La unión es una proclama incesante del galleguismo", ha reafirmado.

   También, ha relacionado Galicia con un peregrino, en tanto que, explicó, "igual que hace el peregrino que inicia la ruta a Compostela, Galicia es una peregrina por la historia que comparte inquietudes y objetivos con los pueblos hermanos".

   Rueda asimismo tuvo expresiones de recuerdo para la gente que estos días "vieron carbonizadas sus viviendas" por la "virulencia excepcional y también indiscriminada" de los incendios forestales. Además, ha recordado a las víctimas del incidente ferroviario de Angrois, ocurrido hace nueve años este 24 de julio.

   El titular del Gobierno gallego ha concluido que "unidos somos mucho más Galicia" y ha manifestado que "juntos en el sendero" se superarán "las adversidades que deban venir".

   Al terminar el alegato del presidente de la Xunta, Fredi Leis ha regresado al ámbito para cantar 'Santiago' y 'Mariposas'. El acto ha concluido con la interpretación del Himno de Galicia por la parte de la Real Banda de Gaitas de Galicia.

Más información

Las Medallas de Ouro reconocen el Camino de Santiago como "la enorme contribución de Galicia a la civilización universal"