Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Los camiones con palas eólicas bloqueados en Pedrafita se ponen en movimiento nuevamente.

Los camiones con palas eólicas bloqueados en Pedrafita se ponen en movimiento nuevamente.

LUGO, 26 Ene. - Los seis camiones que transportaban palas eólicas y que se encontraban bloqueados en Pedrafita (Lugo) por falta de permiso para circular por el viaducto de O Castro, en la autovía A-6, finalmente han podido retomar su trayecto en la tarde de este viernes.

Aproximadamente a las 17:30 horas, los camiones comenzaron a realizar maniobras acompañados de vehículos de seguridad para incorporarse a la vía y continuar su viaje hacia Ferrol, donde un barco esperaba para llevar la carga a Estados Unidos.

El Ministerio de Transportes emitió un informe favorable alrededor de las 14:00 horas de este viernes, permitiendo así la circulación de los camiones después de recibir el estudio de viabilidad geométrica necesario por parte de la empresa.

Este departamento del Ministerio explica que se ha realizado un esfuerzo considerable para obtener el informe en un tiempo récord debido a las circunstancias inusuales y ajenas al Ministerio. Además, recuerdan que la normativa es clara y se aplica a cualquier tipo de transporte especial, y que se debe solicitar autorización previa para garantizar la seguridad del transportista.

En declaraciones a Europa Press, Manuel Castro, responsable de logística de la empresa Pérez Torres Marítima, lamentó que el bloqueo de los camiones haya sido causado por un tema burocrático de la administración.

Estos camiones iniciaron su recorrido en Castellón el pasado lunes y llegaron a Pedrafita el martes por la tarde. Transportaban palas de la planta eólica de General Electric en Ponferrada (Castilla y León). Un total de 18 trabajadores se encontraban en Pedrafita esperando poder continuar con el viaje.

La carga que transportan es parte de una prueba que está siendo realizada por un cliente estadounidense interesado en comprar palas de la fábrica de General Electric en Ponferrada, una fábrica que actualmente tiene 1.200 empleados en situación crítica y se encuentra en ERTE. Manuel Castro expresó su preocupación de que estos bloqueos puedan poner en peligro el futuro de la fábrica.