Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Los colegios médicos de Galicia demandan al Sergas un estudio clínico del Plan XIDE.

Los colegios médicos de Galicia demandan al Sergas un estudio clínico del Plan XIDE.

En Santiago de Compostela, los líderes de los colegios médicos de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra han expresado su fuerte desacuerdo con el controvertido Plan XIDE (Xestión Integral da Demanda en Equipo) y la reciente sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que lo respalda. Durante una conferencia de prensa, han urgido a la Consellería de Sanidade a presentar evidencia clínica sólida para respaldar la eficacia de este plan, el cual consideran que no cumple con los estándares éticos y deontológicos, y viola el derecho a la confidencialidad y seguridad de los pacientes.

El presidente de los colegios médicos gallegos, Eduardo Iglesias, quien también lidera el colegio provincial de Lugo, ha afirmado que el Plan XIDE del Sergas socava la relación médico-paciente al permitir que personal no sanitario, como los trabajadores de servicios generales (PSG), valoren y prioricen a los pacientes, y que los pacientes revelen sus síntomas a un administrativo, eliminando así la confidencialidad. Por tanto, han decidido apelar al Tribunal Supremo en defensa de la integridad de la profesión médica y la calidad de la atención a los pacientes.

Los médicos argumentan que el principal problema en los centros de atención sanitaria es la burocracia y que, si bien es necesario un proceso separado para evitar sobrecargar a los profesionales de la salud con tareas que no les corresponden, la gestión clínica debe ser realizada exclusivamente por personal sanitario. Aseguran que el Plan XIDE no disminuye la carga burocrática, sino que la incrementa, ya que ante cualquier duda, los PSG remiten al paciente al médico.

Además, resaltan la discrepancia en criterios en comparación con otras decisiones del TSXG, como la anulación de la instrucción sobre la renovación de recetas farmacéuticas a pacientes crónicos por parte de farmacéuticos de atención primaria. Consideran que el conselleiro de Sanidade ha ignorado la oposición a este plan por años, al verlo como un sistema de triaje que permite a los PSG tomar decisiones sobre patologías médicas para las cuales no están calificados.

Por último, han instado a los ciudadanos a exigir atención por parte de personal sanitario cuando acudan a un centro de salud, y a no compartir información médica con personal no sanitario bajo ninguna circunstancia.