• sábado 10 de diciembre del 2022
728 x 90

Los costes bajan ocho décimas en el mes de septiembre y ubican el IPC en el 9,2% en Galicia, sobre la media

img

   Es 1,8 puntos inferior a la de agosto, lo que piensa el tercer mayor descenso, tras Extremadura y Castilla-La Mancha

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Oct.

   El índice de costos de consumo (IPC) redujo ocho décimas en el mes de septiembre en Galicia con relación al mes previo, tal es así que situó su tasa de forma anual en el 9,2%, en oposición al 8,9% de la media, según los datos que publica este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

   De este modo, en lo que va de año, hasta septiembre, la red social gallega registra un aumento del 5,7% en el índice de costes de consumo.

   La tasa de forma anual mucho más elevada en Galicia se corresponde con vivienda ( 17,3%), seguida de alimentos y bebidas no alcohólicas ( 13,3%) y hoteles, cafés y sitios de comidas ( 9,1%). Del lado opuesto, baja un 2,5% en comunicaciones y un 1,8% en enseñanza.

   Mientras que, mensualmente, en el mes de septiembre en relación a agosto, vestido y zapato subieron sus costes un 2,2% y descendieron un 5,7% los de vivienda.

   En el grupo estatal, el IPC redujo siete décimas en el mes de septiembre con relación al mes previo y recortó de cuajo su tasa interanual 1,6 puntos, hasta el 8,9%, bajando de los 2 dígitos tras haber encadenado tres meses sucesivos sobre el diez%.

   El organismo ha rebajado de esta manera el apunte que avanzó a fines del mes pasado, en el momento en que estimó un IPC del 9%. También ha mejorado una décima el descenso por mes adelantado, desde el -0,6% al -0,7%.

   El apunte de septiembre es 1,9 puntos inferior al pico alcanzado el mes pasado de julio, en el momento en que el IPC se situó en el diez,8%, su nivel mucho más prominente desde septiembre de 1984.

   Con la moderación del IPC de septiembre en 1,6 puntos, la inflación suma un par de meses sucesivos de descensos en su tasa interanual una vez que en el mes de agosto bajara tres décimas, hasta el diez,5%.

   Según el INE, la moderación del IPC interanual hasta el 8,9% hay que, eminentemente, a la bajada de los costes de la electricidad y de los carburantes. De hecho, el conjunto de vivienda moderó mucho más de diez,5 puntos su tasa interanual, hasta el 14,2%, debido al abaratamiento de la electricidad.

   Por su parte, el conjunto de transportes recortó su tasa interanual mucho más de 2 puntos, hasta el 9,4%, por el menor coste de los carburantes y de los servicios de transporte.

   La electricidad se ha encarecido en el último año un 20,2% introduciendo las rebajas impositivas aplicadas a la factura, tasa que se ha moderado mucho más de 40 puntos en relación a la de agosto debido al 'efecto peldaño' que se genera al cotejar las tasas ahora altas de septiembre de 2021 con las de igual mes del actual año. Descontando las rebajas fiscales, la subida interanual del precio de la luz sería del 28,6% en el mes de septiembre.

   Sin tomar en consideración la rebaja del impuesto particular sobre la electricidad y las variantes sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en el mes de septiembre el 9,3%, 4 décimas sobre la tasa general del 8,9%. Así lo refleja el IPC a impuestos permanentes que el INE asimismo publica en el contexto de esta estadística.

   En el radical opuesto, en el mes de septiembre subieron, nuevamente, los costos de los alimentos. Su tasa avanzó seis décimas, hasta el 14,4%, la mucho más alta desde el principio de la serie, en el primer mes del año de 1994. Destaca, en especial, el encarecimiento de las legumbres y hortalizas, la carne, y la leche, el queso y los huevos.

   En el último año (septiembre de 2022 sobre exactamente el mismo mes de 2021), lo que mucho más subió de precio fueron los comburentes líquidos ( 72,7%); otros aceites ( 65,9%); las harinas y otros cereales ( 39,4%); la mantequilla ( 33%) y la pasta ( 29,6%).

   Por el opuesto, lo que mucho más se ha abaratado desde septiembre de 2021 son el transporte mezclado de usuarios (-38,7%); el transporte de usuarios en metro (-18,2%); el transporte de usuarios en autobús (-12,3%); los equipos de telefonía móvil inteligente (-8,2%), y el transporte de usuarios en tren (-6,6%). Estos datos reflejan los efectos de los bonos gratis al transporte aprobados por el Gobierno para calmar el bolsillo de los ciudadanos y que ciertas comunidades autónomas han complementado con rebajas auxiliares.

   En el último año, la calefacción, el iluminado y la distribución de agua se han encarecido un 24,8%; los aceites y grasas han alto sus costes un 23,8%; los huevos son un 23,6% mucho más costosos; la leche cuesta un 25,1% mucho más, y los cereales, un 22,3% mucho más.

   Además de esto, otros varios alimentos registran subidas de 2 dígitos en sus costes, como las frutas frescas ( 12,3%); el pan ( 14,9%); la carne de ave ( 18,1%); la carne de vacuno ( 14,7%); la carne de ovino ( 11,5%); la carne de porcino ( 11,2%); los modelos lácteos ( 17,3%); las patatas ( 16,8%); legumbres y hortalizas frescas ( 17,9%); café, cacao y también infusiones ( 11,8%); azúcar ( 13%); pescado fresco y congelado ( diez,6%); preparados de legumbres ( 13,3%); otros preparados alimentarios ( 11,7%) y crustáceos y moluscos ( 11,3%).

   La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni artículos energéticos) bajó en el mes de septiembre 2 décimas, hasta el 6,2%, con lo que ubica prácticamente tres puntos bajo la tasa del IPC general.

   En el noveno mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 9%, un punto y medio inferior a la registrada en el mes previo. Por su parte, la variación por mes del IPCA registra un descenso de 2 décimas.

   En términos por mes (septiembre sobre agosto), el IPC registró un descenso de siete décimas, su mayor retroceso por mes desde julio de 2021, en el momento en que bajó ocho décimas.

   En comparación con otros septiembres, el descenso del IPC en el mes de septiembre del actual año es el mucho más pronunciado en este mes desde el principio de la serie histórica, en 1961.

   Este retroceso de los costes en el mes responde a las bajadas en los conjuntos de vivienda, transporte y ocio y cultura, en oposición al ascenso experimentado en los alimentos y en el vestido y el zapato por la novedosa temporada de otoño-invierno.

   Lo que mucho más subió de precio en el mes de septiembre con en comparación con mes previo fueron los otros productos de vestir ( 7,6%) y los servicios recreativos y de deportes ( 5,5%), y lo que mucho más bajó fueron el transporte mezclado de usuarios (-38,2%) y los packs turísticos nacionales (-24,1%).

   La tasa de forma anual del IPC bajó en el mes de septiembre en todas y cada una de las comunidades autónomas. Los mayores descensos se asentaron en Extremadura (2,1 puntos menos); Castilla-La Mancha (2 puntos menos que en el mes de agosto), y Galicia, cuya tasa interanual bajó 1,8 puntos.

   A cierre de septiembre, 2 comunidades, Castilla-La Mancha (diez,6%) y Castilla y León (diez%) presentaban tasas interanuales de 2 dígitos (en el mes de agosto, quince estaban sobre los dígitos).

   Ahora, con tasas asimismo muy altas pero inferiores al diez%, resaltan Navarra (9,8%), La Rioja ( 9,7%), Murcia ( 9,5%) y Aragón y Extremadura, las dos con una tasa del 9,4%.

   En el radical opuesto, con las menores tasas de inflación, se ubicaron Madrid ( 7,8%), Canarias y la localidad autónoma de Ceuta ( 8,2%), y Cantabria y la localidad autónoma de Melilla ( 8,3%).

   En septiembre solo una provincia de españa presentaba un IPC interanual superior al 11%, la de León, con una tasa del 11,5%. En nueve provincias se asentaron levantas de entre el diez% y el 11%: Toledo, Ávila, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Teruel, Zamora, Albacete y Lérida.

   Por su parte, Tenerife, con una tasa del 7,9%, y Madrid, con una tasa del 7,8%, fueron las únicas provincias con una inflación inferior al 8%. En otras 15 provincias los costos subieron menos de un 9%.

Más información

Los costes bajan ocho décimas en el mes de septiembre y ubican el IPC en el 9,2% en Galicia, sobre la media