• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Los fuegos sin control de Laza, Chandrexa y Carballeda asuelan cientos de hectáreas en unas horas

img

El alcalde de Laza informa de que el incendio "se está desmadrando"

OURENSE, diez Ago.

Los incendios forestales en el ayuntamientos ourensanos de Laza, Chandrexa de Queixa y Carballeda de Valdeorras prosiguen con su avance sin control, de manera que prácticamente han tresdoblado la área asolada en solo unas horas en la mañana de este miércoles, con lo que ahora queman en grupo unas 1.380 hectáreas.

Según la última actualización provisional de la Consellería de Medio Rural, en el concejo de Laza han ardido unas 740 hectáreas. El fuego se inició en la noche del martes en la parroquia de Camba.

En afirmaciones a Europa Press, el alcalde de Laza, José Ramón Barreal, explicó que la situación "se está desmadrando", con un fuego que "pinta mal" y avanza por la sierra en Camba.

Pasadas las 13,00 horas, apuntaba que el "viento del norte está tirando fuerte", más allá de que de momento solo perjudica a monte del Macizo Central, en una región sin casas en riesgo, pero al ritmo al que avanza puede ser "simple que se acerque a algún pueblo".

Y es que más allá de que trabajan medios aéreos, hay un "frente amplísimo" de fuego que "no posee simple solución". El regidor de Laza opina que va a ser preciso "anticiparse" con la creación de algún cortafuego que logre frenarlo.

El fuego en Chandrexa de Queixa, parroquia de Queixa, se inició en la tarde del martes y ahora quema unas 200 hectáreas. En la situacion de Carballeda de Valdeorras, que empezó en la parroquia de Casaio, continúa activo y calcina 440 hectáreas.

Por su parte, el alcalde de Chandrexa de Queixa, Francisco Rodríguez, informa de que el fuego "está medrando bastante" con fuerte viento. Pone de ejemplo que por la mañana en el pueblo se alcanzaban "los 42 km por hora en el pueblo". "No deseo imaginar a qué agilidad sopla en el monte", añade. Por el instante, desecha que el fuego haya entrado nuevamente en el parque natural de O Invernadeiro.

Por último en la provincia de Ourense, el foco de Verín sigue bajo control. La Xunta apunta que se inició en mucho más de una de decena de focos distintas y también comunica de que ha asolado unas 600 hectáreas. Allí se han designado 12 aeroplanos y 12 helicópteros, entre otros muchos medios.

En otro orden de cosas, el Gobierno gallego ha desactivado la Situación 2 de alarma por cercanía a casas en el incendio de As Pontes de García Rodríguez (A Coruña), que se había decretado el pasado martes a última hora por la proximidad de las llamas al núcleo de Cuíña. Ha sido estabilizado esta mañana tras abrasar unas 105 hectáreas.

El municipio coruñés registraba otro foco a las 22,59 horas que, con todo, quedaba estabilizado a las 7,16 horas de este miércoles. Iniciado en la parroquia de Vilavella, ha quemado 60 hectáreas.

El otro incendio en la provincia de A Coruña es el del Barbanza, que no registra cambios --continúa estabilizado desde el primer día de la semana--. El fuego se empezaba el pasado jueves en la parroquia de Cures, en Boiro, con afectación asimismo a los ayuntamientos de A Pobra do Caramiñal y Ribeira.

Este fuego es el de mayor área carbonizada en el mes de agosto en Galicia, con 2.200 hectáreas ardidas. La Xunta informó de que produjo en la chimenea de una casa en Boiro.

Paralelamente, en la provincia de Pontevedra, prosigue bajo control el incendio de Ponte Caldelas, iniciado en la parroquia de Xustáns y que ha calcinado 380 hectáreas.

Más información

Los fuegos sin control de Laza, Chandrexa y Carballeda asuelan cientos de hectáreas en unas horas