• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

Los incendios de Ribadavia y Melón, en Ourense, rondan las 150 hectáreas quemadas y prosiguen activos

img

El fuego forestal de Palas (Lugo) queda extinguido tras perjudicar a 22 hectáreas de monte raso

OURENSE / LUGO, 13 Jul.

Un incendio forestal en Ribadavia y otros 2 en la parroquia de Quins, en Melón, los tres en la provincia de Ourense --la mucho más perjudicada por la ola de calor que vive todo el país-- prosiguen activos y suman una área quemada que ronda las 150 hectáreas.

El primer incendio registrado en Quins, en Melón, se produjo a las 22,30 horas del lunes y, según comunica la Consellería de Medio Rural en su último parte, las estimaciones temporales señalan a que perjudica a una área de 35 hectáreas.

En su control forman parte 6 agentes, 12 brigadas, 9 motobombas y un helicóptero.

Además, se registró un segundo incendio exactamente en el mismo sitio que se produjo a las 22,38 horas de este martes y que asimismo continúa activo. La área provisional carbonizada en un caso así es de 45 hectáreas.

En su control forman parte 9 agentes, 14 brigadas, 11 motobombas, 2 zapas, 6 helicópteros y 3 aeroplanos.

En Ribadavia asimismo prosigue activo el fuego forestal que comenzó el primer día de la semana a las 22,11 horas y que, según las últimas estimaciones, perjudica a una área de en torno a 65 hectáreas.

En el control de este incendio han trabajado un técnico, 18 agentes, 40 brigadas, 27 motobombas, 4 zapas, una unidad técnica de acompañamiento, 7 helicópteros y 5 aeroplanos.

Por otra sección, la Consellería de Medio Rural confirmó que el incendio iniciado a las 21,06 de este martes en Palas de Rei (Lugo), en la parroquia de Cuíña, quedó extinguido a las 19,39 horas de esta día.

En total, afectó a 22 hectáreas de monte raso. La Consellería recalca que este fuego comenzó en tres focos, lo que apunta a su intencionalidad.

En su control participaron 1 técnico, 5 agentes, 13 brigadas, 9 motobombas, 1 tractor cisterna, 2 zapas y 1 helicóptero.

Más información

Los incendios de Ribadavia y Melón, en Ourense, rondan las 150 hectáreas quemadas y prosiguen activos