• martes 16 de agosto del 2022
728 x 90

Los incendios en Galicia siguen sin cambios, pero sigue activa la alarma en Boiro y Ponte Caldelas

img

La Consellería do Medio Rural comunica de siete incendios activos, que han calcinado unas 3.000 hectáreas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Ago.

Los incendios forestales en Galicia se sostienen sin cambios en las últimas horas, según la última información facilitada por la Consellería do Medio Rural con datos recogidos hasta las 13,30 horas de este sábado. Con todo, la Xunta sostiene la 'Situación 2' de alarma por cercanía del fuego a núcleos de Boiro (A Coruña) y Ponte Caldelas (Pontevedra).

En Boiro, el fuego ha calcinado ahora 1.200 hectáreas y ha obligado a desocupar a unas 700 personas en Ribeira. La mayoría de ellas se hospedaban en un cámping del ayuntamiento, con lo que en estos instantes, según ha señalado a Europa Press el alcalde Manuel Ruiz, unas 300 personas están acogidas en polideportivos del municipio. Además, confirmó que han ardido ocho 'roulottes' y que espera que los huéspedes del cámping logren proceder a agarrar sus bartulos esta tarde.

También en A Pobra do Caramiñal el fuego ha cercado múltiples establecimientos hoteleros en el núcleo de Entrerríos, entre ellos unas cabañas y una vivienda rural. Según ha movido el alcalde de A Pobra, Xosé Lois Piñeiro, en afirmaciones a Europa Press, 13 personas tuvieron que ser expulsadas. "Los huéspedes de las cabañas fueron para un hotel y los de la vivienda rural están en el polideportivo de A Tomada", ha detallado.

Así, la Xunta sostiene activada como medida precautoria la 'Situación 2' por la cercanía del fuego al núcleo de Piñeiro, en Boiro. En el incendio trabajan 4 especialistas, 47 agentes, 87 brigadas, 45 motobombas, 4 zapas, 13 aeroplanos y 12 helicópteros, aparte de la Unidad Militar de Urgencias.

En la provincia de Pontevedra, preocupa el incendio proclamado este viernes en Ponte Caldelas, que ha calcinado unas 150 hectáreas y por el que se ha proclamado la 'Situación 2' de alarma por cercanía de las llamas al núcleo de A Canicouva, en el municipio de Pontevedra.

La concejal de Seguridad y Protección Ciudadana de Pontevedra, Eva Vilaverde, ha lamentado "con tristeza" que el fuego está en el parque forestal de A Fracha. La preocupación, ha señalado, está en las ubicaciones de O Vilar y A Canicouva.

Asimismo, ha asegurado que esta es "la cruda situación de los incendios forestales" y ha señalado que el monte es "un genuino polvorín". "Hay que sanar la herida, pero no es bastante. Hay que sanar el origen de la herida y disponemos un monte perjudicado por el monocultivo de eucalipto y por una falta de ordenación y de producción absoluta", ha censurado.

En este incendio, iniciado a las 19,52 horas de este viernes en la parroquia de Xustáns, en Ponte Caldelas, trabajan cinco especialistas, 12 agentes, 33 brigadas, 26 motobombas, 4 zapas, ocho aeroplanos y ocho helicópteros.

Además, el incendio proclamado en la parroquia de Saiar, en el ayuntamiento de Caldas de Reis, y que perjudica asimismo a Vilagarcía de Arousa, sigue sin seguir, con 450 hectáreas carbonizadas, según las últimas estimaciones. La administración autonómica ha asegurado que "evoluciona favorablemente".

En Arbo, los incendios declarados esta semana continúan controlados. En preciso, la Xunta dió por controlado el de la parroquia de Mourentán a las 23,00 horas, con una área perjudicada de 400 hectáreas. Mientras, el de Barcela, que entró desde Portugal, ha calcinado unas 82 hectáreas.

Asimismo, la área perjudicada por el incendio proclamado en Verín el pasado miércoles sigue en las 600 hectáreas y la Xunta ha señalado que "evoluciona favorablemente hacia su estabilización" y "sin peligro para núcleos de población".

También en la provincia de Ourense, en A Mezquita, prosigue controlado el incendio forestal proclamado en la parroquia de O Pereiro. Según las últimas estimaciones, ha calcinado unas 150 hectáreas.

Este viernes la Consellería daba por extinguidos los incendios de Maceda (Ourense) --120,55 hectáreas quemadas-- y Ponteareas (Pontevedra) --15,6 hectáreas carbonizadas--.

En total, los incendios forestales de esta última semana en Galicia han calcinado ahora mucho más de 3.000 hectáreas.