• sábado 10 de diciembre del 2022
728 x 90

Los progenitores de Lugo acusados de maltratar a su bebé hasta provocarle lesiones permanentes lo niegan: "Nunca le golpeé"

img

LUGO, 18 Oct.

La pareja de Lugo acusada de maltratar a su bebé hasta provocarle daños físicos y neurológicos permanentes han negado haber golpeado o zarandeado al niño, que sufre ceguera en el ojo izquierdo y unas lesiones cerebrales por las que precisará asistencia a lo largo de toda su historia.

Este martes tuvo rincón en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo la día inaugural del juicio contra estos progenitores, para los que Fiscalía y acusación especial, ejercida por la Xunta, solicitan 14 años de prisión, respectivamente, por delitos de castigo continuado y lesiones.

El Ministerio Público mantiene que los progenitores hirieron al bebé "en reiteradas oportunidades" desde 2019, "golpeándole y zarandeándolo en el momento en que se ponía a plañir". Además, afirman que los progenitores no atendieron correctamente "las pretensiones del menor", que en el momento en que se generaron los hechos solamente tenía tres meses, y "no lo sostuvieron en las condiciones higiénicas y sanitarias saludables, ni cumplieron con las revisiones pediátricas que corresponden".

Durante su declaración, los acusados, cuya defensa solicita la libre absolución, han negado haber deteriorado al niño y han defendido que "a lo destacado al agarrarlo de la cuna" en el momento en que se ponía a plañir lo hacían "de forma fuerte".

Así, el progenitor ha asegurado frente a la salón que ignora de qué forma se lograron generar las lesiones graves que sufre el niño, que continúa ya hace tres años con una familia de acogida. "Nunca le golpeé", ha proclamado el padre, que asimismo ha negado que el bebé no fuera sometido a las revisiones pediátricas primordiales.

Y es que Fiscalía y Xunta afirman, además de esto, que los progenitores no atendían las pretensiones sanitarias del bebé, que radicaba con ellos bajo "condiciones lamentables" de falta de higiene en el residencia familiar, donde afirman que se amontonaba la basura en las habitaciones.

Frente a esto, el acusado ha alegegado que en esos instantes carecían de capital y que acabaron por "acomodarse" en la vivienda donde, según la acusación, vivían bajo condiciones de insalubridad.

Más información

Los progenitores de Lugo acusados de maltratar a su bebé hasta provocarle lesiones permanentes lo niegan: "Nunca le golpeé"