• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

Los refuerzos de personal por la covid en Galicia sumaron 63,5 millones en 2020, en que hubo 610 interinos mucho más

img

Contas solicita al Sergas valorar el encontronazo económico y asistencial de la covid y "cesar" las "autorizaciones" para contratos con la privada

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul.

La pandemia del SARS-Cov-2 centró los sacrificios de la Administración autonómica a lo largo del año 2020, en que el Fondo Covid-19 del Estado le reportó mucho más de 700 millones de euros, de los que mucho más de 400 se dirigían a medidas concretas para la sanidad. El primer año de la covid-19, el Sergas debió remarcar las plantillas frente a la situación sanitaria que entonces devendría, ahora en 2021, en un extenso dispositivo de vacunación.

Según recopila el informe de fiscalización del Sergas elaborado por el Consello de Contas, y entregado el pasado viernes en el Parlamento de Galicia, los refuerzos de personal por la covid supusieron 63,5 millones de euros en un año en que el plantel interino aumentó en 610 personas, al paso que se perdieron 366 efectivos medios con plaza en propiedad.

Del mismo archivo, recogido por Europa Press, se desprende que el número medio de expertos que prestó servicio en el organismo autónomo a lo largo del año 2020 fue de 41.490, lo que piensa un 4 por ciento mucho más que el año previo. De ellos, 31.153 (75%) se corresponden a atención enfocada y 8.823 (21%) a atención principal.

En cuanto a las contrataciones temporales de casuales y sustitutos, aumentaron en 1.429 efectivos respecto al ejercicio de 2019, animado, recopila el informe, por las pretensiones derivadas de la pandemia.

En términos porcentuales, la variación de personal supuso un aumento del 4,2 por ciento. No obstante, los índices de temporalidad "aumentaron claramente", un 48 por ciento en atención enfocada y un 30 por ciento en principal, con un incremento de 2 puntos en los dos casos en la comparativa interanual.

Contas hace una "mención particular" a la variación interanual de la temporalidad alentada por la covid en el ejercicio de 2020, cuyo aumento ascendió a un 30 por ciento en personal eventual, un 8 por ciento en interino y un 3,7 por ciento en personal sustituto.

La covid-19 asimismo tuvo encontronazo en la actividad asistencial, que se vio "perjudicada de manera importante por la pandemia", ensayando disminuciones importantes en emergencias (25%), cirugía ambulatoria (25%) y cirugía con ingreso (17%), tal como consultas (16%).

Los tiempos de espera se acrecentaron de manera significativa respecto al año previo en las áreas de cirugía (33%), consultas ajenas (19%) y pruebas diagnósticas (56%).

Además de las sugerencias que se sostienen actuales, como la aclaración total de los recitales del Sergas (pendiente de app en su integridad), el Consello de Contas pide a este organismo ligado de la Consellería de Sanidade que, "en cumplimiento del principio de transparencia y de una mejor rendición de cuentas", recoja en su memoria "una amplia y extensa información sobre los impactos causados por al covid", tanto en el ámbito económico-financiero como en la actividad asistencial.

Además, advierte de que la actividad prestada con medios extraños "ha de estar sostenida en todo instante por el trámite contractual conveniente".

Es decir, el Sergas "debe cesar en la utilización de la figura de la autorización" como forma contractual y atenerse al marco legal los costos que se vienen advirtiendo por la vía del contrato menor "y que no se ajustan a regulación".

El informe recopila que el gasto en asistencia sanitaria con medios extraños en el ejercicio 2020 se elevó a 209 millones, con un incremento del 2 por ciento en frente de 2019. Además, el gasto real en actividad concertada piensa el 5 por ciento del gasto real de todo el organismo y, respecto al año previo experimenta un descenso del 0,2 por ciento.

Entre los servicios concertados, el de transporte no urgente y secundario urgente intrahospitalario supuso 20 millones de euros, el 9 por ciento del total del gasto de recitales y con una disminución del 1 por ciento respecto al año previo.

En su análisis, el Consello de Contas apunta que en, su mayor parte, los recitales tienen su origen en métodos negociados de planificación, pero hay ciertos servicios en los que no se utiliza ninguna fórmula contractual, sino "se recurre de manera reiterada a las autorizaciones de empleo". "Esta figura que tiene su origen en la legislación sanitaria, no tiene sustento para ser usada con esta finalidad y vulnera los principios fundamentales de la contratación pública", informa Contas.

Por otro lado, el gasto farmacéutico en 2020 ascendió a 1.312 millones de euros, lo que piensa un aumento del 5 por ciento respecto al previo y un peso en el organismo del 29 por ciento. El 61 por ciento del total de gasto se corresponde con la prestación farmacéutica por medio de recetas y el 39 por ciento sobrante, al consumo de modelos completados por nuestro Sergas.

Así, el gasto farmacéutico derivado de las recetas se ubica en los 796 millones, con un desarrollo de forma anual del 4,8 por ciento, al paso que el derivado del consumo de adentro ascendió a 516 millones, con un desarrollo del 6,6 por ciento.

Más información

Los refuerzos de personal por la covid en Galicia sumaron 63,5 millones en 2020, en que hubo 610 interinos mucho más