• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

Los Reyes Magos dividen sonrisas, ilusión y caramelos a una cantidad enorme de pequeños gallegos en las primeras procesiones poscovid

img

Vigo es la primera localidad de España en recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar, que llegan puntuales en AVE a Ourense

VIGO / OURENSE / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Ene.

Melchor, Gaspar y Baltasar han llenado las calles y avenidas de toda Galicia de ilusión y toneladas de caramelos. Miles de pequeños con las sonrisas dibujadas en sus semblantes --aun, ciertos lloros-- han asistido a las primeras procesiones poscovid, que en la tarde de este viernes han paseo los ayuntamientos gallegos acompañados de música y espectáculos con sus individuos animados preferidos.

En Vigo, fueron cerca de 35.000 la gente que recibieron en la mañana de este jueves a los Reyes Magos de Oriente. Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron sobre las 11,00 horas a la que fué la primera localidad de España en recibirlos.

Lo hicieron con una cabalgata en formato estático, de 4 horas de duración, situada en la Avenida de Castelao. Allí, asimismo les dió la bienvenida el alcalde de Vigo, Abel Caballero.

Por su parte, la cabalgata clásico, con salida sosprechada para las 17,30 horas, ha arrancado por último a las 17,54 horas desde la Avenida de Castelao.

Durante el paseo, de unos tres km, mucho más de 115.000 personas, según ha asegurado Caballero, pudieron saludar a los aguardados Reyes Magos que, acompañados de 11 carrozas de temática infantil y distintos conjuntos de animación que lanzaron al público asistente unas cinco toneladas de caramelos.

El desfile ha paseo zonas de la región olívica como Praza de América, López Mora, Pi i Margall y Paseo de Alfonso, donde Sus Majestades de Oriente y el resto de la comitiva descendieron de las carrozas pasadas las 20,00 horas para seguir caminando hasta la en el centro Porta do Sol.

Allí, el regidor vigués les ha agasajado con las llaves de la región, no sin antes garantizar que "se piensan en vivir en Vigo, la localidad que tiene la mejor Navidad del mundo".

Asimismo el regidor vigués ha proclamado que "unas 35.000 personas vivieron la cabalgata estática en la mañana de este jueves y mucho más de 115.000 vigueses en la cabalgata clásico conmemorada por la tarde". "O sea lo que da fuerza. Celebrar juntos, divertirnos juntos, trabajar unidos y llevar a cabo una enorme localidad. ¡Vivan los Reyes Magos!", ha sentenciado.

Por su parte, en representación de Sus Majestades de Oriente, el Rey Melchor ha proclamado estar "lleno de ilusión por ingresar en las viviendas de todos y cada uno de los pequeños". "Venimos de lejísimos pero aquí nos encontramos para dejaros la mejor de las ilusiones, nuestros regalos, por el hecho de que entendemos que les habéis portado realmente bien", ha comentado.

Los Reyes Magos llegaron a Ourense realizando empleo de la Alta Velocidad ferroviaria. Así, Sus Majestades de Oriente llegaron a la estación pasadas las 17,30 horas de la tarde, cumpliendo el horario sosprechado, y recibiendo allí mismo a cientos y cientos de familias que aguardaban concentradas en la explanada de la intermodal para proporcionarles la bienvenida y asimismo, alguno que otro, para dar las últimas cartas. Por ello, tampoco ha faltado el cartero real que ha garantizado que los Reyes no van a dejar misiva sin leer.

Desde ese punto realizaron el frecuente paseo por las calles ourensanas atravesando la Avenida As Caldas, la rúa Progreso y Lamas Carvajal hasta llegar a la Praza Maior.

Por segundo año consecutivo lo hicieron a lomos de sus dromedarios, en una resolución no exenta de polémica en días precedentes. Y es que generó enfrentamiento entre los defensores de la participación de animales y las críticas de conjuntos políticos y colectivos animalistas.

Se trata de una resolución que tomó el alcalde ourensano, Gonzalo Pérez Jácome, desde el instante en que está en la Alcaldía. De hecho, en esta localidad asimismo se emplean renos para la llegada de Papá Noel por Nochebuena, pese a las críticas de la empresa municipal.

Sea como fuere, los dromedarios han formado una parte de un desfile con una amplia y extensa comitiva, formada por 300 personas con pajes, artistas y voluntarios que han repartido 4 toneladas de caramelos para los cientos de pequeños protegidos tras las vallas de un largo paseo.

El desfile ha contado con 2 charangas y bailarines amenizando la espera en todo el itinerario desde la estación de ferrocarril hasta la Praza Maior, donde realizaron la ofrenda en el Belén y donde fueron recibidos por el regidor y cientos de familias.

Antes de su llegada, animación por las calles acompañando el nerviosismo de los mucho más pequeños, que han gozado del sonido de la batucada, de individuos en zancos y otros en patines, tal como de seres mágicos como los dragones colosales de las diferentes carrozas y algo de historia con una legión romana y sus cuádrigas.

Las bajas temperaturas tampoco han impedido la participación de la carroza musical que ha contado con la actuación de Diego Novoa Band. Tampoco la del autobús musical que ha cerrado el desfile con el espectáculo de Pablo Menéndez Troupe y el conjunto Broken Peach.

Así de bien acompañados han circulado Melchor, Gaspar y Baltasar a lomos de los dromedarios saludando a pequeños y no tan pequeños, que tras un par de años de pandemia pudieron gozar de una cabalgata sin limitaciones y sin máscaras.

En Pontevedra, la cabalgata ha arrancado sobre las 18,00 horas de la tarde, coincidiendo con el encendido de las luces navideñas, pero ahora a las 16,30 cientos de vecinos comenzaban a animarse a salir a las calles de la Boa Vila para recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar.

A ritmo de batucada y con frío en el ámbito, los tres Reyes Magos y sus enormes carrozas, escoltadas por conocidos individuos de Disney, han desfilado repartiendo caramelos y también ilusión a los pequeños.

En Santiago de Compostela, con la participación de sobra de cien pequeños y una comitiva de cinco carrozas, se eligió por los cuentos tradicionales y por individuos de la imaginación. La cabalgata ha partido a las 17,00 de la avenida de Ferrol y ha concluido en el Pazo de Raxoi, donde Sus Majestades de Oriente han atendido a los mucho más pequeños.

Más información

Los Reyes Magos dividen sonrisas, ilusión y caramelos a una cantidad enorme de pequeños gallegos en las primeras procesiones poscovid