Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

"Los trasplantes de órganos alcanzan su máximo histórico en Galicia con 331 al año, mientras la lista de espera se reduce a 216 pacientes"

Los transplantes de órganos realizados en Galicia aumentaron un 12% en el año 2023, alcanzando un total de 331, lo que confirma la recuperación gradual desde el año 2020. Al mismo tiempo, la lista de pacientes que necesitan un órgano se ha reducido considerablemente, alcanzando un récord histórico a la baja, con un promedio de 216 personas, la mayoría de las cuales están esperando un riñón.

Estos son algunos de los datos que se han presentado hoy en una rueda de prensa en Santiago por Marisa López, directora de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS), Encarnación Bouzas, coordinadora autonómica de Transplantes, y Jorge Aboal, director xeral de Asistencia Sanitaria de la Consellería de Sanidade.

Según estas cifras, se llevaron a cabo 331 transplantes en los hospitales del Sergas a lo largo de 2023, lo que representa un aumento de 35 con respecto a los 296 del año 2022. Esta es la cifra más alta desde el año 2020, aunque aún está por debajo del récord alcanzado en los años 2018 y 2019, antes de la pandemia de covid-19, que rondaba los 350.

El aumento se produjo en todos los tipos de órganos, excepto el corazón, que tuvo una ligera disminución a 22 en un año, es decir, cuatro menos. En cuanto al resto, hubo 168 transplantes de riñón (+17), 88 de hígado (+10), 49 de pulmón (+11) y cuatro de páncreas (+1).

Desde el primer transplante realizado en 1981, hace 42 años, se han llevado a cabo un total de 9.548 operaciones de este tipo en Galicia. Gracias a estas cifras, más de 9.500 gallegos han tenido "una segunda oportunidad", como destacó la directora de ADOS.

A fecha del 31 de diciembre de 2023, había 216 pacientes esperando un órgano en Galicia, la cifra más baja de la serie histórica y la mitad de la que había hace una década. Desde entonces, ha habido una reducción gradual.

En cuanto a los órganos necesitados, la mayoría (149) requieren un riñón, mientras que 22 necesitan un pulmón, otros 22 un hígado, 14 un corazón y 9 un páncreas.

En todo el año 2023, se registraron un total de 109 donantes de órganos cadáver en la Comunidad, una reducción en comparación con los 128 del año pasado. Esta es la cifra más baja desde 2016, cuando fueron 106, aunque se encuentra en línea con los datos de 2020 (110 donantes) y 2021 (112 donantes).

Por provincias, el año pasado se produjeron 61 donaciones en A Coruña, 21 en Pontevedra, 19 en Ourense y 8 en Lugo.

Además, Galicia registró una tasa de 40,5 donantes por cada millón de habitantes, medio punto más que el objetivo recomendado por la Organización Nacional de Transplantes, pero notablemente inferior a los 48,9 de toda España. De hecho, el año pasado la tasa gallega era de 47,6 donantes por cada millón.

La edad media de los donantes en Galicia es de 60,6 años, mientras que en España es de 60 años. El donante más longevo del año 2023 tenía 85 años, según detalló la directora de ADOS.

En cuanto a las causas de muerte de los donantes, los accidentes cerebrovasculares representan el 53%, como es habitual todos los años. Le siguen la encefalopatía anóxica (15%), los traumatismos craneoencefálicos por accidentes no relacionados con el tráfico (10%) y los relacionados con el tráfico (6%). El 17% de las muertes se deben a otras causas.

Desde el inicio del programa de transplantes en Galicia en 1981 hasta 2023, se han registrado más de 3.400 donantes de órganos cadáver.

Los responsables del Sergas y de ADOS han destacado la reducción en el número de familiares de los fallecidos que rechazan la donación de órganos. Las negativas fueron del 15,5% el año pasado, tres puntos menos que en 2022 y un porcentaje más bajo que la media nacional, donde la tendencia es al alza, con un 18%.

En cuanto a las razones por las que un familiar puede rechazar la donación, la coordinadora autonómica de Transplantes explicó que "la mayoría dice que no conocían la voluntad del fallecido", además del difícil momento por el que atraviesan tras la muerte. "Entonces no se atreven", añadió. Por eso, ADOS enfatiza la importancia de que los donantes informen a sus familiares sobre su voluntad.

En este contexto, el director xeral de Asistencia Sanitaria celebró que Galicia haya logrado "cambiar la tendencia", ya que hace una década las negativas podrían haber sido el doble que ahora.

En Galicia, hay un total de 124.285 personas que tienen una tarjeta de donante de órganos, de las cuales 2.612 se incorporaron el año pasado.

En cuanto a la médula ósea, se realizaron 15 donaciones a lo largo de 2023, siete más que el año anterior. Además, la Comunidad gallega registró 870 nuevos donantes, lo que eleva el total de donantes activos en el Redmo (Registro de Donantes de Médula Ósea) a 14.393.

Por otra parte, ADOS ha presentado un balance de las acciones educativas llevadas a cabo durante el curso 2022/2023 para fomentar la donación. Se dieron un total de 137 charlas en centros e institutos que llegaron a más de 6.400 estudiantes. Además, se organizaron varios concursos y eventos escolares de cortometrajes y carteles, entre otros.

Además, la Axencia de Doazón desarrolló nueve cursos el año pasado sobre esta especialidad, a los que asistieron más de 3.000 profesionales sanitarios.