• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Luz verde a una línea de alta tensión que atraviesa diez ayuntamientos, más allá de demandas de afectación al Castro Lupario

img

La Xunta adopta este acuerdo, con varias alegaciones, en el que se fija la "prevalencia" del emprendimiento sobre las comunidades de montes para efectuar expropiaciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Sep.

La Xunta de Galicia dió luz verde a una línea de alta tensión de 40 km que atraviesa diez ayuntamientos de las provincias de A Coruña y Pontevedra, con comienzo en el parque eólico de Lousame y final en la subestación eléctrica de Tivo, en Caldas de Reis.

Este emprendimiento recibió varias alegaciones de vecinos de Rois, distintas municipios, el Consello da Cultura Galega y entidades como la Asociación Profesional de Conservadores-Restauradores de Bienes Culturales de España (ACRE), que alertan de afectación al Castro Lupario --está entre los ayuntamientos de Rois y Brión--, la ruta portuguesa del Camino de Santiago, tal como otros recursos culturales, así como el Pazo do Faramello.

El Consello de la Xunta adoptó, el pasado 4 de agosto, este acuerdo por el que se entrega la autorización de construcción, lo que pone fin a la vía administrativa --contra lo que se puede interponer recurso de reposición en el período de un mes--. Sin embargo, el Gobierno gallego no notificó ese día de esta resolución en el resumen de temas aportados a la prensa.

Además, distintas comunidades de montes vecinales han anunciado su desunión con el emprendimiento y han expuesto el encontronazo sobre sus terrenos, cuestión que llevó a la Xunta a recurrir a una aprobación en Consello como órgano competente para declarar la "prevalencia" de la herramienta pública de la línea de alta tensión sobre los montes vecinales en el momento de las expropiaciones.

Esta semana, el Diario Oficial de Galicia ha anunciado la resolución de un emprendimiento que fomenta Red Eléctrica de España (REE) y va a suponer la instalación de 89 torres metálicas. Tiene un coste de unos 12,7 millones de euros, con un período de ejecución de 18 meses. En preciso, discurre por los ayuntamientos de: Lousame, Rois, Brión, Teo y Padrón (A Coruña), tal como Pontecesures, A Estrada, Valga, Cuntis y Caldas de Reis (Pontevedra).

Y es que un informe del Consello da Cultura Galega sobre el encontronazo del emprendimiento de esta línea de alta tensión que atraviesa el sitio de Angueira de Castro, en la parroquia de Santa Mariña de Ribasar, en el concejo Rois (A Coruña), concluye que perjudica de manera "crítica" a patrimonio como el Castro Lupario y al Camino de Santiago. Por ello, cree que ese trazado debe "rechazarse" y plantearse otras elecciones.

A solicitud de la Comunidade de Veciños de Angueira de Castro, este organismo emitió este estudio que apunta que la evaluación de esta línea, a su paso por la parroquia de Santa Mariña de Ribasar, "muestra enormes faltas al no tener en consideración en su integridad los valores culturales de ese territorio ni su salvaguardia", con "preocupación" por que se haga.

Remarca las características culturales "importantes" del espacio con recursos patrimoniales como el Castro Lupario, la aldea de Angueira de Castro y el Pazo do Faramello, al paso que "forma "un paisaje cultural construido durante los tiempos que guarda varios de los elementos de esa construcción histórica".

Asimismo, resalta que discurre el Camino de Santiago. Se trata del Camino Portugués, entre Iria y Compostela, que pertenece a su "territorio histórico" y "es requisito resguardar". De tal forma, el trazado proyectado "perjudica de manera directa a los recursos protegidos, a su apreciación y a la percepción de sus valores culturales, deturpando su ambiente y alterando su contexto histórico".

"Las líneas eléctricas de alta tensión pertenecen a los ámbitos de particular atención paisajística establecidos en el Catálogo das Paisaxe de Galicia y son reconocidas como causantes de esenciales impactos en el paisaje distanciado que se siente desde los Caminos de Santiago y de esenciales interferencias visuales en su ámbito mucho más próximo", enseña.

El Castro Lupario está entre los ayuntamientos de Rois y Brión, con alegaciones presentadas por los dos ayuntamientos en relación a la afectación. Al respecto, la arquiecta técnica municipal de Brión expuso en un informe "el grave perjuicio" que ocasionará el emprendimiento para el avance cultural.

Precisamente, el mes pasado de agosto voluntarios formaron parte de tareas de conservación del castro para dejar al descubierto las murallas protectoras y hacer más simple las tareas a futuras excavaciones.

En estas conclusiones influye la Asociación Profesional de Conservadores-Restauradores de Bienes Culturales de España, que asimismo apunta a la enorme importancia de patrimonio natural como la Carballeira de Francos.

En cambio, la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural desetimó estas metas. Sostiene que "no está fundamentada la presencia de valores culturales singulares y destacables que justifiquen la presencia de un paisaje cultural singular mereciente de protección en tal categoría". "En cuanto a los elementos particulares pertenecientes del bien común, varios de ellos ahora protegidos de manera concreta, no se aprecian valores o hechos que logren cambiar la evaluación ambiental efectuada ni justificar de manera bastante la modificación de la declaración de encontronazo ambiental aprobada, puesto que ninguno de ellos se verá perjudicado de manera directa y las medidas de salvaguarda adoptadas para los en un inicio populares extendidas a los nuevos propuestos tienen la posibilidad de considerarse suficientes", añade.

Igualmente, la Dirección Xeral de Patrimonio Natural emitió informe de carácter conveniente a esta línea de alta tensión.

La lista de comunidades de montes vecinales que muestran sus protestas al emprendimiento es amplia y extensa. Ejemplo es la de Lapido, que manifiesta que en Padrón se daña a una región donde se hicieron proyectos para llevar a cabo un mirador a un espacio Red Natura (LIC Ulla-Deza), unido al encontronazo en una región de caducifolias.

Otro caso es el de la red social de Chamadoiro-Cabaleiros y también Monte Chieira, la que llama la atención sobre que los terrenos damnificados en la parroquia de Troáns están en concentración parcelaria, pero "se está sabiendo como damnificados por la línea eléctrica a los presentes dueños de las parcelas y no de los de las futuras parcelas de substitución, ocasionando el pertinente perjuicio a los apasionados".

Sin embargo, a efectos de poder comenzar las expropiaciones, en la resolución se afirma la "prevalencia" de la línea de alta tensión sobre la herramienta pública de los montes vecinales damnificados.

Otras alegaciones van desde las presentadas por Norvento --que señala que el trazado de la línea se proyecta a una distancia de aerogeneradores de su parque eólico inferior a la demandada reglamentariamente--, pasando por el Centro Hípico A Luaira, en Cuntis, que la ve "muy amenazante" para sus terrenos.

Uno de los puntos a los que se hace mención en la resolución es que los trabajos de ejecución para las zapatas de los apoyos "no tienen que tener ninguna incidencia negativa" sobre el acuífero minero-termal de Caldas de Reis, "siempre y cuando se desarrollen acorde recopila el emprendimiento". Se apunta que están a unos 1.900 metros en relación a los manantiales mineromedicinales y termales de los balnearios Davila y Acuña.

Eso sí, se fija que, "de generarse alguna incidencia", como vertidos o captaciones de aguas, "que logren sospechar un peligro real para el acuífero de aguas mineromedicinales y termales de Caldas", se van a deber inmovilizar los trabajos. La compañía promotora, REE, va a deber garantizar el cuidado y supervisión de las instalaciones a lo largo de la construcción y tras su puesta en servicio para asegurar la seguridad.

Más información

Luz verde a una línea de alta tensión que atraviesa diez ayuntamientos, más allá de demandas de afectación al Castro Lupario