Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Manifestación en San Caetano contra la mina de San Finx acusada de desastre medioambiental por la Xunta.

Manifestación en San Caetano contra la mina de San Finx acusada de desastre medioambiental por la Xunta.

Un grupo de personas se congregó este sábado en el edificio administrativo de San Caetano para protestar por la explotación de la mina de San Finx en Lousame, considerada por los manifestantes "un desastre medioambiental" para la ría de Muros-Noia. Los organizadores de la protesta, encabezados por los patrones mayores de Noia y Portosín, Santiago Cruz e Isaac Gaciño, junto al portavoz de la plataforma local Rogelio Santos, culparon al Gobierno gallego y al Partido Popular de la situación actual.

En un manifiesto, dijeron que no permitirían ningún tipo de contaminación en su ría, que representa muchos empleos (40.000 entre directos e indirectos) y una gran fuente de ingresos a través del turismo. Los manifestantes exigen que las autoridades medioambientales tomen medidas eficaces para garantizar la seguridad de las aguas y la viabilidad de sus playas. Según ellos, Augas de Galicia debe velar por la calidad del agua, y hasta ahora ha permitido a la empresa minera verter agua contaminada sin analizarla ni tratarla.

Los organizadores de la protesta también hicieron un llamamiento a los alcaldes populares para que se unan a su causa y denunciaron la falta de interés y apoyo por parte de la conselleira do mar y del presidente Rueda. Según ellos, la mina de San Finx supone un desastre ambiental y culpan a la Xunta de Galicia por ello.

Personalidades de la política gallega y nacional, como Ana Pontón, Ana Miranda, Teresa Egerique y José Manuel Lage Tuñas, también se unieron a la protesta. El BNG se sumó a las demandas de los vecinos, incluida la paralización de la autorización de vertido emitida por la Xunta y la exigencia de que se reinicie todo el procedimiento con todas las exigencias de la ley, dada la falta de un estudio de impacto ambiental desde 2009.

El PSdeG denunció que el Gobierno gallego está en contra de los intereses de los vecinos y censuró su falta de sensibilidad con el principal motor económico de la ría. Los manifestantes destacaron que allí se produce el 60% del berberecho a nivel mundial y que la Xunta y Alfonso Rueda están totalmente fuera de la realidad. En su opinión, esto es la constatación del fin del ciclo del Partido Popular en la Xunta.