• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Mucho más de 4.000 hectáreas quemadas en los incendios forestales en Galicia, prácticamente 2.000 en Folgoso do Courel (Lugo)

img

El conselleiro do Medio Rural ubica el "mayor foco de preocupación" en la Montaña de Lugo, donde hay alarma por múltiples núcleos conminados

LUGO / OURENSE, 16 Jul.

La ola de calor, con temperaturas extremas, y las tormentas con rayos registradas en la noche del jueves al viernes han recrudecido los incendios forestales en Galicia, donde los fuegos mucho más enormes en cerca de diez ayuntamientos dejan ahora esta semana, según las estimaciones temporales, mucho más de 4.000 hectáreas asoladas.

La situación mucho más alarmante prosigue dándose en Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón, en la provincia de Lugo, donde sigue la alarma activa por cercanía del fuego a núcleos poblados. En Folgoso do Courel los tres incendios que prosiguen activos rondan ahora las 2.000 hectáreas carbonizadas.

El conselleiro de Medio Rural, José González, en afirmaciones difundidas por la Radio Galega, ha incidido en que "el mayor foco de preocupación" está en la Montaña de Lugo, más allá de que los medios están actuando y no se han producido desalojos --salvo la evacuación precautoria este jueves de 40 jóvenes de un campamento en A Pobra do Brollón, que pasaron la noche en el pabellón de deportes--.

Precisamente en A Pobra do Brollón (Lugo) prosigue decretada como medida precautoria la 'situación 2' en el incendio registrado en la parroquia de Saa, si bien Medio Rural notificó en la pasada día de que el riesgo para el núcleo de Busto había remitido.

Este incendio continúa activo desde las 20,37 horas de este jueves y perjudica a una área provisional de 550 hectáreas. Hasta el instante se han movilizado para su control 2 especialistas, 13 agentes, 22 brigadas, 11 motobombas, 1 pala, 2 helicópteros y 4 aeroplanos.

Activo asimismo desde las 21,14 horas del jueves hay otro incendio en A Pobra do Brollón, en exactamente la misma parroquia de saa, que según las últimas estimaciones ronda las 50 hectáreas temporales. En su control han trabajado 1 agente, 1 brigada, 1 motobomba y 1 helicóptero.

En Folgoso do Courel prosigue decretada la alarma por cercanía a núcleo habitado en el incendio registrado en la parroquia de Seceda, que se inició a las 1,40 horas del viernes, y que, según las últimas estimaciones temporales, perjudica a una área de 950 hectáreas --250 mucho más que en parte previo de Medio Rural--.

El fuego está próximo al núcleo de Gamiz, en la parroquia de Santalla, situada en Samos, concejo limítrofe. En este incendio han trabajado un total de 9 agentes, 15 brigadas, 6 motobombas, 2 aeroplanos y 3 helicópteros. También participa la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha desplegado efectivos en la región.

La alarma prosigue del mismo modo decretada en un incendio de la parroquia de Vilamor, asimismo en Folgoso, donde las llamas están cerca del núcleo de Carballal. Este incendio comenzó a las 20,42 horas de este jueves y sigue en 300 hectáreas quemadas, según las estimaciones temporales. Combaten las llamas 3 profesionales, 12 agentes, 20 brigadas, 12 motobombas, 2 aeroplanos y 3 helicópteros.

Otro fuego, el tercero de Folgoso, continúa activo en Vilamor. Empezó a las 20,25 horas de este jueves y, según las últimas estimaciones temporales, la área perjudicada es de 500 hectáreas --250 mucho más que en el parte previo--. En su control han trabajado hasta el día de hoy 15 agentes, 16 brigadas, 14 motobombas, 1 pala, 1 unidad técnica de acompañamiento, 6 aeroplanos y 4 helicópteros.

En total, estos tres incendios suman una área provisional asolada de 1.790 hectáreas.

También en la provincia de Lugo, en Quiroga, continúa activo desde las 20,29 horas de este jueves un incendio en la parroquia de Outeiro, que según las últimas estimaciones perjudica a una área de 250 hectáreas. Para su control se han movilizado 2 especialistas, 14 agentes, 13 brigadas, 11 motobombas, 1 pala, 4 aeroplanos y 2 helicópteros.

Activo desde las 11,42 horas de este viernes, asimismo en Quiroga, hay otro fuego, en la parroquia de Nocedo, que ronda las 180 hectáreas. Lo han combatido 3 agentes, 6 brigadas, 3 motobombas y 3 helicópteros.

Y desde las 12,42 horas de este viernes prosigue activo el tercer fuego de Quiroga, que perjudica a 90 hectáreas. Para su control se movilizaron hasta la actualidad 4 agentes, 15 brigadas, 7 motobombas, 2 aeroplanos y 1 helicóptero.

En la provincia de Ourense, prosigue activo desde las 6,57 horas de este viernes un fuego en Vilariño de Conso, en la parroquia de Pradoalbar. Afecta a unas 160 hectáreas en el Parque Natural do Invernadeiro --65 mucho más que en el previo una parte de Medio Rural--. En su control trabajaron hasta la actualidad 1 técnico, 5 agentes, 19 brigadas, 5 motobombas, 2 zapas, 2 aeroplanos y 6 helicópteros.

Y en Carballeda de Valdeorras continúa activo desde las 22,09 de este jueves el incendio registrado en la parroquia de Riodolas, que perjudica ahora a 950 hectáreas --150 mucho más que en el previo una parte de la Xunta--. Aunque la área quemada es larga, arde monte raso y no interfiere a casas.

En su control, participaron 3 profesionales, 14 agentes, 31 brigadas, 19 motobombas, 3 zapas, 2 aeroplanos y 6 helicópteros.

Medio Rural asimismo comunica de que el incendio en Rodeiro (Pontevedra), que comenzó a las 20,56 horas del jueves en la parroquia de Guillar y ha quemado 200 hectáreas de área, prosigue controlado desde las 2,42 horas de la pasada madrugada. En él han trabajado 2 profesionales, 9 agentes, 25 brigadas, 16 motobombas, 3 zapas y 2 helicópteros.

Extinguido quedó a las 00,53 horas un incendio registrado a las 00,39 horas del viernes en Baiona (Pontevedra), que forzó a desocupar ocho casas. Registrado en la parroquia de Baredo, afectó a 46 hectáreas arboladas.

Asimismo, en Cualedro (Ourense), quedó extinguido a última hora de este viernes el incendio de la parroquia de A Xironda que comenzó a las 19,03 horas de este jueves. Finalmente, afectó a 31 hectáreas de monte raso.

En cuanto a los incendios registrados en los primeros días de esta ola de calor, los medios asimismo avanzan en su extinción. En preciso, en jornadas pasadas, se habían habilitado 2 incendios en la parroquia de Quins, en Melón --donde uno quedó extinguido el pasado jueves-- y Ribadavia, en Ourense, que quemaron en suma unas 150 hectáreas.

El extinguido afectó a unas 35 hectáreas, y el otro fuego en Melón, asimismo en la parroquia de Quins, que prosigue controlado, a unas 50. Mientras, la área provisional quemada en el de Ribadavia, que se registró a las 22,11 horas del pasado lunes y continúa estabilizado, es de 65 hectáreas.

El femónemo meteorológico registrado en Galicia, llamado sistema convectivo de mesoescala, "una enorme tormenta que perjudica a una enorme área geográfica", dejó un total de 52 incendios ocasionados por rayos entre las 20,00 horas del jueves y las 8,00 horas del viernes.

En ese marco temporal, hubo 4 horas donde se generaron la mayor parte de los incendios, 41 fuegos, entre las 20,00 horas del jueves y la medianoche.

Más información

Mucho más de 4.000 hectáreas quemadas en los incendios forestales en Galicia, prácticamente 2.000 en Folgoso do Courel (Lugo)

Noticias de hoy más vistas