Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Mujer con problemas mentales elige 2,5 años de cárcel o ingreso en psiquiátrico tras admitir que prendió fuego a su vivienda en Vigo

Mujer con problemas mentales elige 2,5 años de cárcel o ingreso en psiquiátrico tras admitir que prendió fuego a su vivienda en Vigo

VIGO, 5 Oct.

En una vista de conformidad celebrada en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, una joven de 21 años de edad ha aceptado una pena de 2 años y medio de prisión o internamiento en un centro psiquiátrico por un período no superior a ese tiempo. Esto se debe a que aceptó ser autora de un delito de incendio, admitiendo que prendió fuego a su vivienda en Vigo mientras su madre y el novio de ella se encontraban dentro.

Junto con la pena privativa de libertad, se le ha impuesto el pago de más de 6.300 euros en indemnizaciones por los daños causados ​​por el incendio tanto a la comunidad de propietarios como a algunos vecinos en sus viviendas.

La aplicación de la pena ha tenido en cuenta la eximente incompleta de enajenación mental, ya que se ha constatado que la joven padece un trastorno de salud mental que afectó su capacidad volitiva en el momento de los hechos.

Según la acusación de la Fiscalía, inicialmente se pedían 5 años de cárcel. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 25 de agosto de 2020, cuando la acusada incendió el sofá del salón del domicilio familiar con la intención de quemar la casa, siendo plenamente consciente del riesgo. Posteriormente, la joven, que entonces tenía 18 años, salió del lugar, un dúplex en la zona de As Travesas.

En ese momento, la madre de la joven y su pareja se encontraban en el domicilio, además del perro familiar. La madre logró salir de la vivienda, pero el novio quedó atrapado por las llamas y el humo, debiendo ser rescatado por los bomberos a través de una ventana de una habitación.

El edificio fue evacuado y el incendio causó daños significativos en el hogar familiar, así como también afectó a otros pisos y a la fachada del edificio. Además, el perro de la familia falleció en el incendio.

La acusada sufre un trastorno de personalidad límite con rasgos desadaptativos y un trastorno por uso de sustancias tóxicas (cannabis y alcohol), los cuales le ocasionan problemas de autocontrol significativos y afectaron su capacidad volitiva de manera importante en el momento de los hechos.