• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Pontevedra dictamina "medidas inusuales" frente a la prealerta por sequía: limitaciones a riegos, baldeos y usos lúdicos

img

La localidad y los municipios de Marín, Poio y Bueu acuerdan "un rastreo cojunto" de la situación mediante asambleas por semana

PONTEVEDRA, 26 Jul.

El Ayuntamiento de Pontevedra emitió este martes un bando firmado por el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, en el que adopta una secuencia de "medidas inusuales" de reducción del consumo de agua del abastecimiento municipal gracias a la situación de prealerta decretada por la Xunta por sequía y baja del caudal del río Lérez.

Según justifica el regidor, son medidas "dirigidas a garantizar el ahorro de agua y la utilización racional del recurso", por ejemplo, la restricción del empleo del agua destinada a completar piscinas, riego de jardines y otros usos lúdicos, baldeos, limpieza de testeras y lavado de automóviles por los particulares.

El Ayuntamiento de Pontevedra asimismo insta a las compañías y también industrias a reducir el consumo y a un empleo razonable del agua de la red municipal, toda vez que la utilización prioritario es el del abastecimiento a la población, que por el momento está "garantizado".

El bando recuerda a la ciudadanía que "es requisito tomar conciencia de la relevancia de hacer medidas de ahorro en el consumo del agua, eludiendo el malgasto y achicando los usos prescindibles".

La concejala del Ciclo da Auga, Carme da Silva, explicó que estas medidas se aplicarán desde este martes. "Deseamos anticiparnos al ámbito de alarma por el hecho de que es esencial que la población se conciencie", ha apuntado.

Ante este contexto, el gobierno local asimismo ha aprobado un plan inusual de actuaciones dada esta situación de escasez coyuntural de elementos hídricos, en el que se prevén una secuencia de medidas para el suministro en baja.

Los profesionales del Ayuntamiento y los de Viaqua, la compañía concesionaria del servicio del agua, han predeterminado 4 escenarios: normalidad, prealerta, alarma y urgencia.

El tercer nivel, de "alarma", es el que fijaría limitaciones al estar el río con un caudal de 0,87 y 1,17 metros cúbicos por segundo. Las prohibiciones que el Consistorio termina de arrancar incluirían un régimen de sanciones, multando los incumplimientos.

En el último nivel del protocolo, si el río Lérez marcara registros bajo los 0,87 metros cúbicos por segundo, Pontevedra dejaría de capturar del río y se debería abastecer de forma directa del embalse de Pontillón do Castro, que tiene aptitud de suministro solo para un mes.

Por otra sección, este martes se ha festejado una asamblea entre ayuntamientos que captan el agua en alta del río Lérez para "poner entendimientos en común y pactar un rastreo grupo". Al acercamiento, festejado en el Ayuntamiento de la región, han acudido causantes de Bueu, Marín y Poio.

No han asistido Ponte Caldelas --su captación es en baja-- ni tampoco Sanxenxo --rechazó formar parte por "falta de seguridad" en el gobierno de Fernández Lores--.

La concejala responsable del Ciclo del Agua en Pontevedra informó de la situación de hoy y de los proyectos del Concello frente al contexto de sequía a los representantes de los ayuntamientos de Bueu --el alcalde, Félix Juncal--, Marín --la concejala de Medio Ambiente, Marián Sanmartín-- y Poio --el regidor, Luciano Sobral--.

Carme da Silva les ha entregado el plan inusual de actuaciones frente situación de escasez coyuntural de elementos hídricos gracias a la situación de sequía, en el que se prevén una secuencia de medidas.

A la salida del acercamiento, la edila explicó que pusieron en común la "colosal preocupación" que tienen los municipios "por la situación del abastecimiento y por el hecho de que haya que tomar en cierto tiempo mucho más medidas restrictivas".

Así, los causantes locales quedaron en sostener una asamblea telemática a la semana. "Vamos a ir observando y haciendo un trabajo en las elecciones según evolucione el río y las otras alternativas de abastecimiento con las que cuentan los otros ayuntamientos", señaló la edil pontevedresa.

El agua suministrada al Ayuntamiento de Pontevedra tiene 2 orígenes, el río Lérez a través del bombeo de Monte Porreiro y el Embalse de O Pontillón do Castro, ubicado en la parroquia de Verducido. Las 2 captaciones dan de agua a la estación de régimen de agua bebible (ETAP) ubicada en la parroquia de Lérez. Estas, aparte de proveer agua bebible a la localidad de Pontevedra, proveen a los ayuntamientos de Poio, Sanxenxo, Marín y Bueu mediante la red en alta. Está sosprechado para el 2023 asimismo el suministro a Vilaboa.

A diferencia de la ciudad más importante, el resto de municipios tienen otras fuentes elecciones. Así, Marín, Bueu y Poio tienen manantiales propios y Sanxenxo se provee asimismo desde el sistema de la Mancomunidade do Salnés.

El alcalde de Poio, Luciano Sobral, ha incidido en que las captaciones que tiene su ayuntamiento asimismo están tolerando "una bajada de caudal muy grande", lo mismo que han repetido el resto de causantes municipales.

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente de Marín, Marián Sanmartín, ha señalado el comprensión entre los municipios, pero ha pedido que los bandos que están emitiendo las distintas Alcaldías tienen que "ser mucho más uniformes a fin de que uno no prohíba una cosa y otro solo la aconseje". Por ello, ha letrado por "llegar a un consenso y tomar medidas a fin de que a la población le llegue la información de manera responsable y ordenada".

Más información

Pontevedra dictamina "medidas inusuales" frente a la prealerta por sequía: limitaciones a riegos, baldeos y usos lúdicos

Noticias de hoy más vistas