• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Renfe estudia desaprobaciones para Talgo por incumplir el contrato del Avril, todavía sin fecha para llegar a Galicia

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jul.

Renfe estudia la oportunidad de imponer desaprobaciones a la compañía Talgo por el incumplimiento del contrato para la llegada de los trenes Avril a Galicia, comprometida para este verano y que prosigue sin fecha.

Así lo ha podido confirmar la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, a cuestiones de los cronistas este miércoles tras formar parte en la Conferencia Sectorial de Transportes, conmemorada en Madrid.

Sánchez ha apuntado que Renfe estudia el contrato suscrito con Talgo para la suministración de los automóviles y el material rodante para la entrada en desempeño de los trenes Avril entre Galicia y Madrid.

Según aclara Renfe en un aviso, Talgo tenía el deber de empezar a hacer más simple de estos equipos en el mes de enero de 2021 y la compañía constructora no había fijado fecha de distribución determinante.

Talgo recibió la adjudicación para la construcción de 30 trenes de gran velocidad --15 de ellos de ancho variable, con lo que tienen la posibilidad de circular por vía usual y estándar-- de 786,5 millones.

Ahora, Renfe examina las condiciones de este contrato "para saber las posbiles desaprobaciones que corresponden" mientras que admite que no existe fecha todavía para la entrada en desempeño de los trenes Avril, cuya puesta en marcha se encontraba sosprechada para este verano.

"Estamos demandando y vamos a reclamar compromiso en el cumplimiento de los términos del contrato. Estamos examinando ese incumplimiento y, desde ahí, procurar que la distribución de los trenes sea a la mayor brevedad", ha señalado la ministra.

"Talgo no solo ha infringido repetidamente sus compromisos de distribución sino, conforme han pasado los meses, empezó a buscar disculpas que justifiquen dicho retardo", prosigue Renfe, que asegura que estas retardas han supuesto "costos significativos".

En esta línea, recalca que la entrada de estos nuevos trenes se encontraba llamada a aumentar la oferta y asimismo a achicar los tiempos de viaje "relevantemente" en los corredores donde conviven el ancho estándar y el ancho en todo el mundo.

Por último, Renfe influye en que "los nuevos trenes hubiesen tolerado prosperar sensiblemente la oferta de Renfe en todo el ámbito AVE-Larga Distancia como, por poner un ejemplo, los servicios entre Madrid y Santiago de Compostela, A Coruña y Vigo; mayor número de frecuencias, mayor oferta de plazas y reducción de tiempos de viaje en ciertos recorridos".

Además, apunta que su flota "no ha incrementado en los últimos años, pero sí las relaciones ferroviarias" con la apertura de novedosas líneas de gran velocidad, entre ellas, la Madrid-Ourense, lo que ha animado "que la compañía deba redistribuir la flota que existe hasta el momento en que lleguen los nuevos trenes que debe dar Talgo".

Más información

Renfe estudia desaprobaciones para Talgo por incumplir el contrato del Avril, todavía sin fecha para llegar a Galicia

Noticias de hoy más vistas