• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Rueda avanza novedosas ayudas a familias y compañías en las cuentas para 2023 y informa: "No va a ser año de proyectos faraónicos"

img

El presidente niega "tajantemente" que haya masificación turística en Galicia y repudia hacer una tasa pues "no sería bueno para absolutamente nadie"

Admite que las municipales son "una prueba" como líder del PPdeG y confiesa que "no progresar" los desenlaces de 2019 "sería un fracaso"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Ago.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanza que los capitales para 2023, cuyo diseño se ultimará a la vuelta del intérvalo de tiempo estival, sostendrán la apuesta por el gasto popular y sanitario, con novedosas ayudas --directas, pero "más que nada" de estímulo-- para familias y compañías, al paso que, en la línea de unas previsiones económicas poco alentadoras, lanza un aviso: el próximo "no va a ser un año de proyectos faraónicos".

Con un techo de gasto aprobado que roza los 12.600 millones, el mucho más prominente de la historia autonómica, y dadas las adversidades del contexto articulo pandemia y los efectos de la inflación, con el trasfondo de la guerra de Ucrania, Rueda aseguró, en un reportaje con Europa Press, que tiene "claro" que va a tocar encender novedosas ayudas a colectivos atacables y a compañías "que lo van a requerir".

"Tengo claro que el próximo año no será el de las considerables infraestructuras, ni de proyectos faraónicos", ha constatado, antes de seguir que ni el gasto popular ni el sanitario van a descender. "Ahí no tenemos la posibilidad de bajar la guarda", ha esgrimido.

Más allí, preguntado sobre si se reanudará la 'Tarxeta Básica', cuya retirada le ha costado duras críticas por la parte de la oposición, ha insistido en que esta medida se encontraba planteada para un ámbito concreto, el de la pandemia.

En todo caso, ha aceptado que "alguna asistencia directa va a haber que realizar", pero ha puntualizado que, "más que nada", lo que tiene en cabeza son "ayudas de estímulo". "Muchas compañías van a soliciar que se les asista a continuar exportando o a tener maquinaria competitiva mucho más que una asistencia directa intensamente perdido", ha apuntado, aparte de asegurar "las certidumbres y la seguridad" que estén en su mano.

Y sobre la fiscalidad, se compromete "clarísimamente" a no subir impuestos y a sostener las rebajas fiscales en marcha o ahora anunciadas. Su propósito es reforzar en este sendero pues tiene la convicción de que "impulsa el desarrollo". Pero asimismo informa de que antes de ofrecer pasos específicos va a haber que investigar la coyuntura: "por un titular, no voy a poner en una situación comprometedora el futuro financiero de Galicia".

Rueda, que se reservó las competencias de turismo tras ponerse adelante de la Xunta hace prácticamente tres meses, tiene una posición clara cuándo se le pregunta por la viable implantación de una tasa turística gallega: un "no" rotundo.

"No nos hacemos un favor y no sería bueno para absolutamente nadie", ha justificado, antes de denegar "tajantemente" que haya masificación turística en Galicia. "No digo que ese peligro no permanezca en un largo plazo, pero nos encontramos lejísimos y es injusto ofrecer esa sensación", ha incidido.

En todo caso, acepta que "es posible que haya ciertas zonas puntuales donde sea exacto tener particular precaución", como por poner un ejemplo Santiago de Compostela o una parte del litoral. Pero matiza que la Xunta ahora trabaja en proyectos de sostenibilidad turística.

Sobre si las gestiones deberían regular controles mucho más duros para los locales en el momento en que se ha disparado el temor por los presuntos pinchazos, el presidente ha apelado a conocer "qué una parte de seguridad hay y cuál de psicosis". Además, ha defendido que nuestro ámbito ha reforzado los controles, con el apoyo de las fuerzas de seguridad.

También ha reafirmado sus críticas al decreto de ahorro energético del Gobierno, que ve "medidas cosméticas" y, sobre si deberían prohibirse las luces de Navidad como medida ejemplarizante, mostró inquietudes hacia un paso tan "drástico". "En este momento, que las haya con medida sería lo razonable", ha sentenciado. "Eso y no publicar un mensaje de que da lo mismo y de que incrementando las luces de Navidad, ahorras", ha advertido, en forma de crítica velada al alcalde de Vigo, Abel Caballero.

Al tiempo ha insistido en que las médidas "cosméticas" no son una solución y ha reprobado la transición energética del Ejecutivo central, con encontronazo en Galicia en casos como los de Alcoa o la central térmica de As Pontes. Sobre la viable reactivación de exactamente la misma, aseguró que "no" se siente mucho más "ilusionado" tras su asamblea con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En cuanto a la sequía ha insistido en la relevancia de la "concienciación" y ha reconocido que la situación "es fastidiada", pero ha rechazado "alarmismos" y ha defendido que la Xunta, ajustando las prealertas en función de cada región, trata de "hacer más simple la vida a la multitud". Sí cree exacto remarcar "el mensaje de que el agua es un bien finito" y apunta que accionar de manera responsable es deber de todos: de las gestiones y de los ciudadanos.

En los proyectos de Rueda está irse "unos días de vacaciones" en el mes de agosto, pero matiza que es siendo consciente de su compromiso como presidente gallego y no va a tener "una desconexión absoluta". Y tras transformarse en la cabeza del Ejecutivo autonómico, al irse Alberto Núñez Feijóo para dirigir el PP, ha aceptado que "echa de menos" a quien fue su jefe "varios años" y asimismo "su referencia en varias cosas".

De él resalta que fue "muy respetuoso en la transición" y que "jamás" le dió "advertencias" sobre lo que debe realizar en la Xunta. Por su parte, sonríe en el momento en que se le pregunta si ahora se siente cómodo en el traje de presidente. "¡Qué antídoto!", ha manifestado, antes de situar "la humildad" como entre las primordiales peculiaridades del "estilo Rueda".

Según ha movido, no contempla otra alternativa que agotar la legislatura y no posee en cabeza una próxima rehabilitación del Ejecutivo. A su único fichaje nuevo para el Consello de la Xunta, el vicepresidente segundo y líder del PP de A Coruña, Diego Calvo, impide ponerle una nota y asegura que "lo hace magníficamente".

El dirigente pontevedrés ha ratificado que Monte Pío no es su rincón de vivienda, pero no contempla procurarle otra función. De hecho, aseguró que está empleando "ocasionalmente" la vivienda oficial. Así, si bien acepta que, "probablemente, si en su instante no se hubiese construido, en este momento no sería planteable", asimismo mantiene que él le da un empleo.

En clave de relación con la oposición, no ve "prioritario" arrancar una reforma del Estatuto y tampoco ha manifestado una cercanía mayor a PSdeG o a BNG para pactar en términos genéricos. "Es dependiente del tema", ha constatado, convencido de que las dos fuerzas, dirigidas por Valentín González Formoso y Ana Pontón, están "desorientadas" en ciertos temas.

Y si Feijóo le advirtió públicamente de que los liderazgos se afianzan con victorias electorales, Rueda se mostró en concordancia en la entrevista con Europa Press. "Las selecciones siempre y en todo momento son una prueba", ha reconocido, más allá de que ha matizado que, en su caso "no son lo mismo" unas municipales que unas autonómicas.

Así, ha rechazado poner una misión específica de número de alcaldías y cree que es "injusto" medir al PP por este motivo ya que "solo rige si consigue la mayor parte absoluta" --ha aprovechado para insistir en que rija el mucho más votado y no desecha algún paso formal para intentar conseguir un pacto político sobre esto--. Pero su propósito es subir en apoyos con relación a 2019: "Si no disponemos un resultado sensiblemente mejor que en 2019, para mí sería un fracaso".

Finalmente, ubica fuera de inquietudes que, "salvo situaciones imprevisibles", él va a ser el candidato del PPdeG en las próximas selecciones autonómicas y ha subrayado aun que fue una cuestión convenida a lo largo de las negociaciones de la sucesión. Y ha rechazado autoimponerse una restricción de ordenes, con el razonamiento de que "primero hay que ganar".

Más información

Rueda avanza novedosas ayudas a familias y compañías en las cuentas para 2023 y informa: "No va a ser año de proyectos faraónicos"

Noticias de hoy más vistas