• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Rueda repudia que Feijóo le presione con la política fiscal y asegura que Galicia va a hacer lo que le "convenga"

img

El presidente autonómico está "seguro" de que el líder habitual no le va a dar "normas": "Podrá ofrecer su opinión"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Sep.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha rechazado sentirse presionado o recibir "normas" de su jefe de filas en el partido y ex- presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, sobre esto de la política fiscal que debe seguirse en la red social en un instante en que gobiernos populares comunican bajadas de impuestos.

Así, y tras apelar que él mismo verificó de "primera mano" que nuestro Feijóo en Galicia tomó sus "resoluciones" en función de los "intereses" para sus ciudadanos, ha remarcado que la Xunta proseguiré en esa línea y actuará de conformidad con lo que le "convenga" a los gallegos. "Podrá ofrecer su opinión, pero no una instrucción", ha visto Rueda.

A cuestiones de los cronistas en la rueda de prensa posterior al Consello de este jueves, el máximo gobernante autonómico aseveró que "en lo más mínimo" se siente presionado sobre las medidas fiscales de otras comunidades y ha certificado que Galicia "tiene su senda marcada", de la que ahora se dieron "muestras".

Así, ha defendido que se redujo la carga para las rentas mucho más bajas y que se adoptaron medidas que dejan que el 99 por ciento de los gallegos no paguen el impuesto de sucesiones, adjuntado con otras medidas como la política de "impuestos cero" en el rural. Así, ha reivindicado que las resoluciones de la Xunta han tolerado que los gallegos "ahorren 2.600 millones de euros" en los últimos años.

"Apostamos por bajar impuestos en nuestras opciones y en la propuesta de que los impuestos aguantan los servicios públicos", ha defendido como línea, sobre esto de la que ha asegurado que una reducción de la política impositiva tiene, en cualquier caso, que aceptar "sostener" los servicios públicos y "si puede ser, la elevación" de esos servicios.

Es decir, ha sintetizado, "en pos de que se bajen, pues es bastante superior bajarlos que subirlos". Eso sí, ha descartado accionar de conformidad con consignas partidarias o directivas de Génova: "No estamos influidos con lo que realice absolutamente nadie, sino más bien con lo que le resulta conveniente a los gallegos".

A mayor abundamiento, Rueda enfatizó que "a lo largo de los años que Feijóo fue presidente de la Xunta, sus resoluciones no vinieron marcadas por otra cosa que por el interés de Galicia" y confirmaba que "no iba a aceptar normas". "Acredito de primera mano que siempre y en todo momento fue de este modo", ha incidido.

Por ello, se mostró "seguro" de que "hará precisamente" lo mismo en este momento que dirige el PPdeG. "A mí no medio (normas) y estoy segura de que no me va a dar ninguna instrucción ni ninguna cosa, por el hecho de que sabe que desde aquí es lugar desde donde debemos tomar las resoluciones. Podrá ofrecer su opinión, pero no una instrucción", ha expuesto Rueda, quien se ha reafirmado en que "no" hay "ningún peligro" por "su condición personal" y por la suya (la del presidente de la Xunta).

El presidente autonómico ha esgrimido, una vez, mucho más, la "senda marcada" por Galicia para la política de impuestos y la que va a ser descriptiva, en lo que a 2023 tiene relación, en la comparecencia que él mismo protagonizará la semana próxima en el Parlamento de Galicia para anunciar las líneas primordiales del presupuesto del año próximo y la ley de medidas fiscales y administrativas --la famosa como ley de acompañamiento, que volverá de nuevo a la Cámara como nuestro presidente confirmó este jueves--.

Preguntado por el aviso de un gravamen temporal para novedosas fortunas realizado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; Rueda ha considerado que es el "enésimo" aviso y "ocurrencia" de un ministro al que "en el instante" después van "4 ministros para rectificarlo" o el ministro "se corrige a sí mismo".

"Vale poco la pena opinar", ha reconocido como el presidente autonómico, quien se ha resumido como norma establecida que "está bien bajar impuestos, subirnos no y bastante menos en estos instantes". Galicia, añadió, desea "consolidar la bajadas de estos años y proseguir por esta senda".

"Me alegro de ser diferente y que las políticas fiscales en Galicia sean distintas a las del Gobierno de Sánchez", ha remachado, en contestación a las cuestiones de los medios.

Más información

Rueda repudia que Feijóo le presione con la política fiscal y asegura que Galicia va a hacer lo que le "convenga"