• lunes 28 de noviembre del 2022
728 x 90

Rueda ve que el "estilo Ayuso" marcha en Madrid y no cree que sea inconveniente para Feijóo: "No es un líder inseguro"

img

Urge una convocatoria excepcional MIR al Gobierno: "Si la autoriza, la haríamos instantaneamente intentando encontrar los elementos económicos donde fuera"

Amenaza con proceder a la justicia si Sánchez sostiene el no a transladar la rivalidad de costas y recomienda que un Gobierno de Feijóo sería "mucho más sensible"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Ago.

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alfonso Rueda, ve acreditado que el "estilo" de su compañera y presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, marcha en su Comunidad, y cree que, si bien "diferente" de las formas políticas del líder nacional del partido, Alberto Núñez Feijóo, que reclama un perfil moderado, a este no le piensa "un inconveniente" pues "no es en lo más mínimo" inseguro.

En una entrevista concedida a Europa Press, el presidente gallego, cuya trayectoria política estuvo relacionada a Feijóo desde el año 2006 hasta su marcha a Madrid, fué preguntado sobre si considera a su en este momento jefe de filas estatal mucho más próximo al "estilo Ayuso" o al del gobernante andaluz Juanma Moreno. Y respondió que Feijóo tiene "su estilo".

"(En el PP) somos personas distintas y pienso que existen muchas menos contradicciones de lo que se desea llevar a cabo ver. Hay mucho más coincidencias, si bien cada uno de ellos tenga su estilo y su forma de comprender las cosas. Pero hay considerablemente más cosas que nos unen de las que nos apartan", ha sentenciado.

Sobre si cree que Feijóo debería llevar a cabo algún género de llamada a capítulo a Ayuso por sus posicionamientos, que podrían difuminar su imagen de moderado, Rueda ha replicado que a Ayuso "en Madrid no le fué mal con su estilo" y se mostró convencido de que en el PP "se conoce distinguir a la perfección".

"Estoy convencido de que charlan bastante desde adentro, me consta", ha proclamado, convencido de que para Feijóo el "estilo Ayuso" no piensa un inconveniente. Esta situación, dijo, "se puede ofrecer en líderes inseguros", pero Rueda cree que su viejo jefe en la Xunta "no es así en lo más mínimo".

En relación al decreto de ahorro energético impulsado por el Gobierno, Rueda lo ha reconocido con "medidas cosméticas", pero aún de este modo dijo que "la ley hay que cumplirla" y se ha reafirmado en que Galicia lo va a hacer. En todo caso, respeta que Ayuso haya decidido investigar "si ve fundamentos para recurrir la regla" al Tribunal Constitucional (TC).

"Está en su derecho", ha asevarado, antes de añadir que no sabe si a su compañera le agrada "aproximadamente" que a él el decreto estatal. "A mí no me agrada nada, pero la ley no nos quedará mucho más antídoto que cumplirla", ha esgrimido.

Durante la entrevista, Rueda se mostró "muy ilusionado" respecto a las opciones de Feijóo de ingresar en La Moncloa. "La sensación está en la calle", ha sentenciado, mientras que ha eludido posicionarse sobre, si llegado el instante el líder del PP no consigue la mayor parte que se requiere para gobernar, vería mejor un pacto con Vox o novedosas selecciones.

"Vamos a procurar que no sea preciso pactar con absolutamente nadie", ha apelado, antes de refererir el ejemplo de Andalucía y de rememorar que se solicitó "confiar" en el PP y Moreno logró la mayor parte absoluta.

Pese a que le logre tocar confrontar con líderes de su partido como Moreno, por poner un ejemplo, Rueda ha asegurado no tener "ninguna duda" de que siempre y en todo momento va a estar alineado con los intereses de Galicia en el momento en que se avance en el enfrentamiento de la reforma de la financiación autonómica, convencido de que "el misterio" es "hallar un modelo" en el que todas y cada una de las comunidades "ganen un tanto".

"Tengo claro que no vamos a poder imponer el cien% de nuestros criterios, pero eso es a costa de que otros no nos impongan los suyos y eludir la negociación bilateral", ha manifestado, al paso que ha subrayado la relevancia de, en este sendero, "buscar socios", y ha aludido a la cima conmemorada en Santiago meses atrás por presidentes de distinto signo político. "Sé que deberemos abandonar ciertas cosas, pero asimismo exigiremos que los criterios de otros no tengan tanto peso", ha añadido.

Y en un contexto bien difícil para la sanidad en Galicia, en el momento en que termina de cambiar la dirección del Servizo Galego de Saúde (Sergas) y se llegó a proponer por escrito en un archivo de negociación la oportunidad legal de suspender las vacaciones de personal sanitario si llegado el instante era exacto, Rueda sostiene que lo que es necesario son cambios estructurales que dependen de Madrid.

"Esperemos que los inconvenientes en sanidad se solucionasen mudando pesonas", ha meditado Rueda, en exactamente la misma semana donde su Gobierno ha autorizado el cese del gerente del Sergas, José Flores, y su paso para regentar entre las áreas con mucho más inconvenientes, la de Pontevedra, pero ha matizado que no es de esta forma. Igual que no se baraja por ahora suspender vacaciones de personal sanitario: lejos de ser un "recurso inmediato", sería solo un paso a ofrecer en "situaciones extremas", como recopila la ley.

Bajo su criterio, y según le ha movido al presidente Pedro Sánchez, la situación sanitaria piensa en este preciso momento un "inconveniente general" en España y pide, consecuentemente, "una solución global".

"Aquí hay 2 resoluciones, que el Gobierno central realice a lo largo de 4 años convocatorias poco comúnes de MIR o que afirme que las comunidades tenemos la posibilidad de hacerlas. Si afirma que las comunidades tenemos la posibilidad de hacerlas, nosotros rápidamente las haríamos intentando encontrar elementos donde fuera", ha garantizado.

De hecho, ha apuntado que resulta "bien difícil de comprender" por qué razón el Gobierno no ingresa a esta solicitud si todo el coste económico y de administración recaería sobre las comunidades. Ha afirmado que se lo preguntó a Sánchez en su reciente cita y que, "fuera de su entendimiento", no consiguió contestación. "Mencionó que lo iba a estudiar, quisiera que lo lleve a cabo lo antes posible", ha zanjado.

Tras irse Feijóo a Madrid con un cómputo de cero competencias en mucho más de una década adelante de la Xunta, Rueda confía en subir el listón y asegura que se lo puso "muy simple" al Gobierno central al proponer a Sánchez 2 cuestiones específicas: "hacer más ágil" el traspaso de la AP-9, a cuya tramitación en el Congreso ve exacto "ofrecerle para enfrente", y el de las competencias del litoral.

Sobre la segunda, Rueda ha defendido que Galicia la precisa de manera "urgente" pues, mientras que el Ejecutivo central afirma que "no" a transferirla, dió --demanda-- "pasos ininteligibles" que suponen un peligro para compañías instaladas en el litoral de la Comunidad.

En esta coyuntura, Rueda aprovechó su asamblea con Sánchez para trasladarle un dictamen del Consello Consultivo de Galicia que acredita que no sería exacto una reforma del Estatuto para acometer esta transferencia, que espera que el Gobierno central analice y le realice repensar sobre su posición inicial.

Y si esto no sucede, ¿va a ir a los tribunales? Rueda rehuye aseverarlo contundentemente, pero da a comprender que lo va a hacer "si no queda mucho más antídoto". Antes desea emprender con Sánchez el tema para comprobrar si cambió de iniciativa tras ver el dictamen del Consultivo, y tratar otras cuestiones como la creación de las mesas de rastreo sobre las proyectos en el viaducto de la A-6 que colapsó y que es clave para la entrada en Galicia por Pedrafita; o la llegada de los trenes Avril.

Pero en cualquier caso, para la rivalidad de costas, apunta que hay "otra solución": que si se genera un cambio de Gobierno en las próximas selecciones en general, "el próximo" --adelante del que ubica a Feijóo-- sea "mucho más sensible" con esta demanda de la Comunidad y que "la multitud tome nota".

Más información

Rueda ve que el "estilo Ayuso" marcha en Madrid y no cree que sea inconveniente para Feijóo: "No es un líder inseguro"

Noticias de hoy más vistas