Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Rueda y Alvarellos respaldan la ampliación de infraestructuras en polígonos industriales.

Rueda y Alvarellos respaldan la ampliación de infraestructuras en polígonos industriales.

El presidente de la Xunta y la alcaldesa de Lugo se reunieron por primera vez en un encuentro positivo y cordial en la capital lucense, en el que avanzaron acuerdos en materia de infraestructuras en el polígono das Gándaras, como un vial, una guardería o un estacionamiento para camiones, aunque mantuvieron sus posturas encontradas en asuntos como la Ronda Este o el centro de salud del Sagrado Corazón.

En concreto, la alcaldesa, Paula Alvarellos, destacó la importancia de la conexión de los polígonos con la A-6, mencionando un vial de acceso, una guardería y un estacionamiento para camiones. El presidente Rueda se comprometió a estudiar estas propuestas y señaló que la Xunta ejecutaría el vial una vez que el Ejecutivo central deje preparada la entrada con la autovía.

Por otro lado, tanto la alcaldesa como el presidente de la Xunta coincidieron en la necesidad de buscar un trazado consensuado para la Ronda Este, para garantizar el máximo acuerdo posible en una infraestructura de tanta trascendencia. Además, en cuanto al centro de salud del Sagrado Corazón, ambas partes reconocieron la importancia de llevar a cabo este proyecto en el barrio.

En otro orden de temas, Alvarellos mencionó la importancia del Museo da Romanización y el compromiso de la Xunta en colaborar si el Ayuntamiento consigue fondos europeos para su rehabilitación. También se abordaron cuestiones como infraestructuras deportivas, la permuta de la parcela de O Castiñeiro para vivienda pública y la posibilidad de instalar un canil en la ciudad.

Alfonso Rueda también anunció su intención de mantener una reunión anual con los alcaldes de las ciudades gallegas, mostrando así su compromiso con la colaboración y el diálogo en el ámbito municipal. Mientras tanto, en los exteriores de la sede de la Xunta en Lugo, un grupo de manifestantes expresó su rechazo a un proyecto de planta de biometano en la parroquia de Coeses.

En respuesta a estas protestas, Rueda afirmó que la Xunta está llevando a cabo la evaluación técnica correspondiente y que cumplirá con sus obligaciones. La alcaldesa Alvarellos, por su parte, expresó su preocupación por los intereses privados en detrimento del interés público y recibió la confirmación de que el proyecto se llevará a cabo si la Declaración de Impacto Ambiental es favorable.