• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

Se levantan a 2.000 las hectáreas carbonizadas en el incendio de Boiro y a 350 las de Ponte Caldelas

img

700 personas expulsadas en Ribeira, entre ellas clientes de un cámping, lograron agarrar sus pertenencias y regresar a sus viviendas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Ago.

El incendio forestal iniciado el pasado jueves en la parroquia de Cures, en el ayuntamiento coruñés de Boiro, prosigue su avance y ha calcinado ahora 2.000 hectáreas del Barbanza, en tanto que afectó asimismo a las localidades de A Pobra do Caramiñal y de Ribeira.

Además, según los últimos datos ofrecidos por la Consellería do Medio Rural recogidos hasta las 19,30 horas de este sábado, asimismo incrementa el lote calcinado por el fuego en la ciudad pontevedresa de Ponte Caldelas, donde el fuego proclamado en Xustáns ha asolado ahora 350 hectáreas.

En los dos incendios la Xunta sostiene activa la 'Situación 2' por la cercanía de las llamas a las viviendas. En Boiro, la alarma prosigue en el núcleo de Piñeiro, al tiempo que en Ponte Caldelas, esta situación se había habilitado por la cercanía del fuego al núcleo de A Canicouva, en el municipio de Pontevedra.

Asimismo, las 700 personas que habían sido expulsadas en Ribeira, entre ellas las de un cámping, ahora pudieron regresar a agarrar sus pertenencias y a sus casas, según fuentes del municipio consultadas por Europa Press.

Por otra sección, la Xunta dió por estabilizado a las 16,22 horas de este sábado el incendio iniciado el pasado miércoles en la ciudad ourensana de Verín que, según las últimas estimaciones, ha calcinado unas 600 hectáreas.

También en la provincia de Ourense, sigue controlado el proclamado en la parroquia de O Pereiro, que de momento ha quemado unas 150 hectáreas.

Además, el incendio proclamado en la parroquia de Saiar, en el concejo de Caldas de Reis, y que perjudica asimismo a Vilagarcía de Arousa, sigue sin seguir, con 450 hectáreas carbonizadas, según las últimas estimaciones. La administración autonómica ha asegurado que "evoluciona favorablemente".

En Arbo, los incendios declarados esta semana continúan controlados. En preciso, la Xunta dió por controlado el de la parroquia de Mourentán a las 23,00 horas de este viernes, con una área perjudicada de 400 hectáreas. Mientras, el de Barcela, que entró desde Portugal, ha calcinado unas 82 hectáreas.

Este viernes la Consellería daba por extinguidos los incendios de Maceda (Ourense) --120,55 hectáreas quemadas-- y Ponteareas (Pontevedra) --15,6 hectáreas carbonizadas--.

En total, los incendios forestales de esta última semana en Galicia han calcinado ahora mucho más de 4.000 hectáreas.

Más información

Se levantan a 2.000 las hectáreas carbonizadas en el incendio de Boiro y a 350 las de Ponte Caldelas