Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Servicios de emergencias critican la falta de previsión en la afluencia masiva de Vigo durante Navidad y advierten sobre los peligros.

Servicios de emergencias critican la falta de previsión en la afluencia masiva de Vigo durante Navidad y advierten sobre los peligros.

Vecinos del centro de Vigo expresan su descontento con un modelo de turismo descontrolado que, según ellos, atenta contra sus derechos.

Representantes de servicios de Emergencias han mostrado su preocupación por la falta de planificación en cuanto a movilidad y seguridad durante la campaña de Navidad en Vigo. Aseguran desconocer los planes de tráfico y autoprotección implementados por el Ayuntamiento para hacer frente a la gran afluencia de visitantes que llegan a disfrutar de la iluminación y las actividades de ocio.

La Asociación de Vecinos Zona Centro de la ciudad ha convocado una rueda de prensa para denunciar las inconveniencias que sufren debido a las instalaciones y actividades de la campaña navideña, e incluso han llevado el asunto a los tribunales.

Un portavoz del servicio de bomberos de la ciudad señaló que los vecinos del centro y del resto de la ciudad están enfrentando las consecuencias de la falta de planificación para eventos de gran afluencia de personas como la campaña navideña. Además, afirmó que el servicio de bomberos no tiene conocimiento del plan de autoprotección del Ayuntamiento y que el plan municipal de emergencias data de 2007 y no ha sido actualizado.

El funcionario explicó que la ciudad de Vigo es un desafío desde el punto de vista de la atención a emergencias debido a su tamaño, número de habitantes, presencia industrial y puerto. También destacó que el servicio de bomberos está bajo mínimos desde hace dos años y el pasado viernes, cuando la ciudad quedó colapsada por la afluencia masiva de visitantes, solo había 16 efectivos disponibles, lo cual dificulta una respuesta rápida debido a los atascos de tráfico.

El vicepresidente de la Asociación Gallega de Técnicos de Emergencias Sanitarias agregó que durante la campaña navideña los tiempos de respuesta de los servicios de emergencia aumentan entre 10 y 15 minutos o en algunos casos es imposible cubrirlos. Además, criticó los llamados "corredores de emergencia" anunciados por el Ayuntamiento, ya que permiten la circulación de autobuses, taxis, peatones y conductores locales.

Igor Otero, del sindicato Jupol en la provincia de Pontevedra, afirmó que Vigo necesita un refuerzo en su plantilla de policías nacionales, ya que los agentes se ven desbordados en eventos de esta magnitud.

La presidenta de la Asociación de Vecinos Zona Centro, Alba Novoa, acusó al gobierno municipal de impedir a los vigueses que viven en esa área tener una vida normal durante los dos meses de la campaña navideña, vulnerando sus derechos a la salud y a la inviolabilidad del domicilio. Novoa también exigió el cese de la concejal de Seguridad y del jefe del área municipal, y pidió a la Xunta, la Subdelegación del Gobierno y la Fiscalía que intervengan para garantizar la seguridad y proteger los derechos de los ciudadanos.

En cuanto al conflicto judicial, la asociación presentó una denuncia el año pasado por los ruidos durante las fiestas. Si bien un juzgado de primera instancia respaldó la actuación del gobierno, la sentencia fue apelada tanto por los vecinos como por la propia Fiscalía, quienes consideran que se vulneraron los derechos de los ciudadanos y que no se trata de acabar con las fiestas, sino de establecer límites.

Además, la asociación ha denunciado este año que el mercadillo de la Plaza de Compostela y las atracciones de la zona de Areal se instalaron sin una autorización formal y algunas de las atracciones ni siquiera cuentan con licencia de actividad.