• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Suben a 600 las hectáreas quemadas en Verín, con fuego aún cerca de casas pero evolución "conveniente"

img

Los incendios mucho más enormes sin extinguir en Galicia se concentran en Ourense y Pontevedra y alcanzan prácticamente las 1.500 hectáreas carbonizadas

VERÍN (OURENSE), 4 Ago.

El incendio que comenzó en Verín (Ourense) antes de las 15,00 horas de este miércoles con mucho más de diez focos ha asolado ahora 600 hectáreas, según las mediciones temporales, si bien la evolución es "conveniente". En todo caso y, si bien no existe riesgo para núcleos poblados, sigue la alarma por cercanía a casas.

En su último parte, la Consellería de Medio Rural comprueba que el incendio prosigue activo, pero con buena evolución. Lo ha ratificado asimismo el titular del departamento autonómico, José González, en un reportaje con la Radio Galega, obtenida por Europa Press.

Los medios se concentran en este momento en la tarea de extinción de un flanco de "realmente difícil ingreso", labor donde contribuirán asimismo los medios aéreos en relación resulte posible.

Este incendio ha causado desalojos y confinamientos de ciertos vecinos --si bien ahora lograron regresar a reposar a sus viviendas--, cortes en la A-52 y la N-525 (ahora reabiertas al tráfico transcurridas 2 horas), y daños materiales de poca entidad en la factoría de Auga de Sousas.

Tanto el conselleiro de Medio Rural como el alcalde de la ciudad, Gerardo Seoane, han incidido en la "intencionalidad" de este incendio, que se inició en mucho más de diez focos distintas.

Para batallar el fuego han trabajado 4 especialistas, 11 agentes, 23 brigadas, 11 motobombas, 2 zapas, 1 unidad técnica de acompañamiento, 9 aeroplanos y 11 helicópteros. La Unidad Militar de Emergencias (UME) se incorporó a las tareas para procurar supervisar las llamas y asimismo han prestado colaboración efectivos de Guardia Civil, Protección Civil y medios portugueses.

El incendio mucho más grande de los que continúan sin extinguir en Galicia es el de Verín y consigue las 600 hectáreas. Pero, en suma, los fuegos de mayor entidad de los que comunica Medio Rural, concentrados en las provincias de Ourense y Pontevedra, rondan las 1.500 hectáreas. Tras el de Verín, el que ha quemado mucho más área en los últimos días es el de Mourentán, en Arbo (Pontevedra), que suma 400 hectáreas asoladas.

En la provincia de Ourense, adjuntado con el fuego de Verín, continúa activo desde las 17,41 horas de este miércoles otro incendio forestal en A Mezquiza. Empezó en la parroquia de O Pereiro y ahora ha quemado 150 hectáreas, si bien Medio Rural trasladad que evoluciona de manera conveniente hacia su estabilización y sin afectación a aldeas.

Y si las autoridades señalan a la intencionalidad en la situacion de Verín, con diez focos, asimismo lo hacen en la situacion del fuego que prosigue aún activo en Maceda tras haber quemado, según las mediciones temporales, otras 150 hectáreas.

El control del incendio de Maceda, que comenzó en tres focos distintas y simultáneos en Castro de Eduardo, evoluciona "favorablemente" hacia su estabilización sin afectación a aldeas. Se inició en tres focos distintas y simultáneos en la parroquia de Castro de Escuadro.

Y a las 00,46 horas de este jueves fué estabilizado el fuego iniciado en Lobás, en Calvos de Randín, tras terminar 50 hectáreas. En su extinición han trabajado 1 técnico, 11 agentes, 34 brigadas, 17 motobombas, 3 zapas, 3 aeroplanos y 7 helicópteros.

En la provincia de Pontevedra, la preocupación se nucléa en la ciudad de Arbo, donde en la pasada día entró desde Portugal un nuevo incendio que prosigue activo y con la 'situación 2' como medida precautoria prosigue activada por la proximidad de las llamas al polígono industrial.

Este fuego, registrado en la parroquia de Barcela, ha quemado 70 hectáreas y evoluciona favoablemente hacia su estabilización, según Medio Rural, que apunta a que no hay afectación a aldeas.

Y estabilizado sigue, tras abrasar 400 hectáreas, el incendio iniciado en la parroquia de Mourentán, en Arbo. Un total de 9 especialistas, 30 agentes, 96 brigadas, 65 motobombas, 5 zapas, 1 tractor, 2 entidades técnicas de acompañamiento, 12 aeroplanos, diez helicópteros y una Unidad Militar de Emergencias (UME).

Pero asimismo prosigue pendiente de extinción, bajo control, el fuego iniciado en la parroquia de Padróns, en Ponteareas, que ha quemado 20 hectáreas. Para batallar el fuego han trabajado 11 agentes, 24 brigadas, 16 motomboas, 1 pala y 1 helicóptero.

Más información

Suben a 600 las hectáreas quemadas en Verín, con fuego aún cerca de casas pero evolución "conveniente"

Noticias de hoy más vistas