• martes 28 de junio del 2022
728 x 90

Transportistas gallegos solicitan un alza a 40 céntimos por litro, ayudas directas y control de rivalidad de estaciones de servicio

img

El Gobierno gallego fortalecerá la Xunta Arbitral de Transportes, va a aumentar inspecciones y va a crear un portal de demandas anónimas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun.

El presidente de la Federación Galega de Transporte de Mercadorías (Fegatramer), Ramón Alonso Fernández, demanda que se acreciente a 40 céntimos la subvención por litro de comburente, que se recobren las ayudas directas por vehículo y se implementen las medidas de control de rivalidad en estaciones de servicio.

Así lo ha apuntado el presidente de esta federación, que es mayoritaria en el Comité de Transportes en Galicia y agrupa al 40% del campo de mercancías en la red social, tras formar parte en un acercamiento de la conselleria de Infraestruturas, Ethel Vázquez, con representantes del ámbito.

"Los 20 céntimos bienvenidos sean", apunta Ramón Alonso, si bien informa de que "ahora están atraídos por el aumento de precio". Coincide con la solicitud del Comité Nacional del Transporte por Carretera de que suba a 40 céntimos la subvención por litro hasta final de año. Además, necesita que "se vuelva a ofrecer otra vez" ayudas directas de 1.250 euros por camión 500 euros por furgoneta.

Asimismo, ha llamado la atención sobre que el valor del barril de petróleo está en este momento en exactamente la misma cifra que hace "cinco años aproximadamente", en el momento en que el valor del comburente se encontraba a 1,40 euros por litro, pero "el día de hoy está a mucho más de 2 euros". Por ello, mantiene que los ministerios "tienen gente suficientemente lista y con autoridad" para investigar "por qué razón lo venden a 2,12 euros el día de hoy".

"Alguien deberá examinar ese margen que se pierde, o alguien se queda con él", asegura. El responsable de Fegatramer piensa que el Gobierno "va a tener resorte precisos" para supervisar "desde origen a estación de servicio". "A lo destacado hay sorpresas que estaríamos contentos que se solucionaran", apostilla.

Por su parte, el gerente del Clúster da Función Loxística de Galicia, Iago Domínguez, necesita cambios estructurales normativos, tal como coyunturales para "mitigar" el incremento del precio del comburente, que "es una auténtica problemática".

"Por supuesto 20 céntimos plus asistirían", razona Iago Domínguez, pero lo que necesita es "la garantía" de que después no haya una subida "instantánea" semejante en el valor del comburente. Coincide en esa "supervisión de rivalidad" y que se garantice que "la medida llega al cliente final". Expone que en el mes de marzo del año en curso el valor se encontraba bajo la media europea y hoy en día está por arriba.

Asimismo, el presidente de Fegatramer se mostró en oposición a un paro del ámbito frente a la amenaza de la interfaz que impulsó la huelga el mes pasado de marzo de retomar movilizaciones.

Ramón Alonso Fernández ten en cuenta que su federación por el momento no acompañamiento el previo paro, tal es así que protege "el diálogo". "Hay que mentalizar a nuestros asociados que lo que deben llevar a cabo es subir el valor", lo que "deja que toda vez que se suba el gasóleo, se le debe subir al cargador". "Lo que no deben aguardar nuestros asociados, nuestros transportistas, es que el cargador le venga a casa a subir, debe ir él a casa del cargador a mencionarle esto subió y yo te subo", afirma.

"Si nos dejamos explotar, proseguirán explotándonos", alarma el presidente de Fegatramer. Señala que un quilómetro actualmente "vale 1,55 euros", pero hay cargadores que desean que se trabaje a 0,80 o 0,90 euros. Por ello, le sugiere a los transportistas que "tengan la valentía" de reclamar subida de costos a sus cargadores.

A este respecto, el gerente del Clúster da Función Loxística de Galicia destaca que "en la asamblea no se trasladó que absolutamente nadie apoyase ese paro". "Sería injusto tratar a todos por exactamente el mismo rasero y un paro globalizado como el que padecemos meses atrás impactaría tanto en las compañías que hacen las cosas bien como en las que lo hacen mal", añade Iago Domínguez.

Por su parte, la conselleira de Infraestruturas y también Mobilidade, Ethel Vázquez, informó de que el Gobierno gallego fortalecerá la Xunta Arbitral de Transportes atendiendo a las solicitudes del campo, con el que comparte la necesidad de reclamar al Gobierno medidas para agarrar la inflación de los comburentes.

De este modo, la Consellería de Infraestruturas altera su composición para remarcar la Xunta Arbitral de Transportes, de forma que se marcha a aumentar los elementos de este organismo y asegurar una mayor agilidad en la emisión de resoluciones y acortar los plazos de tramitación frente a los enfrentamientos que brotan en la actividad del transporte.

Para eso, la Xunta va a contar con personal especializado que examinará en un inicio las reclamaciones y dejará un mayor impulso en la tramitación de los métodos arbitrales con las máximas garantías para todas y cada una de las partes.

Ethel Vázquez avanza el refuerzo de las inspecciones, con particular atención a los primordiales focos de incumplimiento detectados, que son los tiempos de reposo, los plazos de pago, las cargas y descargas, tal como la utilización de gasóleo indebido. Y se va a crear un portal de demandas anónimas para ponerle freno a la rivalidad desleal y desmesurada.

También se impulsará la creación de zonas de reposo observadas para transportistas con la utilización de instalaciones privadas ahora que ya están, principalmente las áreas de servicio.

Otro de los cambios que implantará la Xunta es la oportunidad de la obtención del Certificado de Aptitud Profesional (CAP) de forma telemática, así como demandaba el campo.

Entre otras reclamaciones, Ethel Vázquez demanda al Gobierno central medidas coyunturales y estructurales. Se necesita que se tramite frente a la Comisión Europea una excepcionalidad que deje la rebaja temporal del tipo mínimo del impuesto particular sobre los hidrocarburos, unido a ayudas directas por la subida de comburentes.

También se solicitan cambios normativos a fin de que no se trabaje a pérdidas, tal como con relación a aclarar la carga y descarga, remover la tributación por módulos y flexibilizar la autorización de empleo del gasóleo profesional.

En lo tocante a los 20 céntimos de bonificación, Ethel Vázquez advierte de que "todas y cada una de las unas partes de la cadena logística coinciden en que fue precisamente deficiente", con un "efecto opuesto al que se procuraba" al generarse una mayor demanda, con coherente aumento de precio. Resalta que antes de esta medida el valor del comburente en España era inferior a la media europea, pero en este momento es del revés.