• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

Un juzgado de Vigo exime de su deuda a una vecina de la región que perdió su empleo a lo largo de la pandemia

img

VIGO, 22 Ago.

El juzgado de Primera Instancia número 4 de Vigo ha dictado un coche en el que acuerda eximir a una vecina de la región del pago de deudas que ascendían a mucho más de 38.000 euros, al acogerse a la 'ley de segunda ocasión' y tras haber perdido su empleo a lo largo de la pandemia.

Según informó la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, esta mujer asistió a esta organización tras divorciarse y tras perder su empleo a lo largo de la pandemia. Su situación de paro, con un subvención de poco mucho más de 450 euros, le hacía irrealizable enfrentar el pago de los créditos contraídos a lo largo de su matrimonio (y que debía abonar tras divorciarse, al estar casada en régimen de gananciales) y la conservación de sus hijos.

En el coche del juzgado, fechado el pasado 21 de julio de 2022, se recopila que la mujer cumple los requisitos legales para acogerse al Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.

Así, explicó la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, tras el divorcio, este vecina de Vigo vio agravada su situación a lo largo de la pandemia, al perder su empleo, y asistió a la organización para buscar que, o se le redujese la deuda, o fuera exonerada del pago.

Los letrados asistieron al juzgado para avisar la situación de insolvencia de la perjudicada y, ahora, propusieron en su nombre una iniciativa según los acreedores (bancos y entidades financieras). Este trámite se realizó frente notario a fin de que quedara perseverancia de la buena fe de la mujer, si bien la iniciativa no fue admitida.

Finalmente, la perjudicada presentó demanda para declararse en certamen y solicitó acogerse a la 'ley de segunda ocasión'. El coche del juzgado vigués ha recibido su solicitud, ya que nuestro gestor concursal ahora había solicitado la "conclusión del certamen por insuficiencia de la masa activa" sin que se presentaran alegaciones en contra.

Además, la mujer cumplía los requisitos para ser exonerada, ya que no podía enfrentar los pagos de la deuda con sus capital, procuró un convenio fuera de la justicia y había comprado los créditos contra la masa (no exonerables).

Por ello, el juzgado vigués ha acordado la conclusión del certamen y la exoneración del pasivo no satisfecho por esta vecina (salvo créditos de derecho público y por alimentos), mientras que ha predeterminado que los acreedores no van a poder comenzar ningún género de acción en frente de la deudora para cobrarlos.

Más información

Un juzgado de Vigo exime de su deuda a una vecina de la región que perdió su empleo a lo largo de la pandemia