• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Una "enorme preocupación" frente el comienzo del curso escolar en Galicia: "Los libros no llegan para el día 8"

img

El alza de costos, la cifra de instructores o las medidas covid, que desaparecen, centran el arranque de las salas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Sep.

Incertidumbre y nerviosismo. Así comienza la semana próxima el curso escolar en la red social gallega, con la "enorme preocupación" sobre los libros de artículo, que no van a estar completados, alarma la red social didáctica, dados los cambios introducidos por la novedosa ley. "No llegan para el día 8", ha señalado la presidenta de la federación provincial de Ampas de Centros Públicos, María José Ferreño, en referencia cada día en el que está fijado que empiecen las clases.

En afirmaciones a Europa Press, Ferreño hizo referencia a la app de la novedosa Ley didáctica, la LOMLOE, que establece un cambio en los libros de artículo de los tutoriales impares. Los retrasos y la necesidad de nuevos contenidos escritos ha causado "bastantes protestas de que no tienen libros", ha señalado.

Así, ha advertido de que la previsión de llegada de los ejemplares se establece "para mediados de septiembre", con el curso ahora iniciado. Al mismo tiempo, esto se aúna a un aumento en el valor de los libros, resaltan desde la federación de progenitores y mamás.

En exactamente la misma línea, el secretario general de la Federación de Librarías de Galicia, Carlos Blanco, consultado por Europa Press, ha ratificado que el material escolar es este año "mucho más costoso", apunte que ha encriptado "cerca de un diez% o 12% de media".

Con estas novedosas incorporaciones, y con los retrasos en las llegadas de los libros a las librerías, Blanco ha adelantado que la campaña de reparto de libros se prevé que dure "hasta finales de septiembre".

"Habrá varios progenitores que encarguen los libros en su librería frecuente y, en el momento en que no le lleguen, vayan a otra. Pero esto no quiere decir que les vengan antes. Llegarán en todas y cada una al unísono", ha aclarado el secretario.

El ámbito librero ha señalado que la "peculiaridad" de este comienzo de curso es que Educación Primaria y Secundaria comenzarán al tiempo, lo que va a suponer "una complicación" añadida "a nivel logístico en las entidades libreras, pues va a haber bastante gente en las librerías".

La federación ha apuntado que para este curso se prevé que las familias gasten de media en libros entre 120 euros y 150 euros. A este desembolso se le acrecientan "sobre 50 euros", si los individuos adquieren material.

Además de esto, Blanco, vió "como algo positivo" el reciclaje de material que efectúan las familias, en lo que se refiere a bolis, lapiceros o libretas, tiene relación. Así, ha señalado que este año "no ven un aumento" de esta práctica, en tanto que "cada año la multitud recicla bastante".

Por su lado, frente a una subida de costos extendida, María José Ferreño ha recordado asimismo el incremento de un "diez% del coste de los comedores institucionales", algo que se conoce entre los progenitores de los estudiantes.

Por otra sección, la federación provincial de Ampas ha aludido a la "falta de instructores" como otra de las intranquilidades que les hacen llegar las familias. "Es algo que pasa cada año", ha lamentado Ferreño, "la Xunta apunta que están todos y cada uno de los instructores, pero al final, siempre y en todo momento hay recortes".

Para la presidenta, es esta problemática la central, puesto que, hizo hincapié, la "capacitación de los estudiantes la dan los instructores, no un libro".

Frente a las acusaciones de la red social didáctica, Educación ha reiterado, a una solicitud de Europa Press, que este año "va a haber exactamente el mismo número de enseñantes que el año pasado, superando las cantidades anteriores a la pandemia", si bien atentos de cerrar todavía la cantidad fija.

No obstante, hace unos días, el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, ha predeterminado que van a ser del ambiente de los 31.000 los enseñantes que darán clase este curso en los diferentes escenarios académicos.

Más allí, el Ejecutivo autonómico protege que, en un contexto de "caída demográfica", la cifra de enseñantes se sostenga en el momento en que, por poner un ejemplo, hay unos "15.000 estudiantes menos en las salas de Infantil y Primaria" en comparación con el último curso prepandemia (2019-20).

Según los últimos datos otorgados por el departamento autonómico,

este jueves 8 de septiembre un total de 311.179 estudiantes gallegos volverán a las salas, 5.725 menos que en el curso pasado.

Si bien ESO y Bachillerato registran un rápido incremento de inscriptos, 390 y 746 mucho más respectivamente, la bajada es extendida en Infantil, Primaria y Especial, que suman 6.861 inscriptos menos. Los datos de Formación Profesional aún no están libres, en tanto que el desarrollo de matriculación termina el día 6.

Por otra sección, frente a la situación de inflación por la que pasa el país y con la preocupación de que varios progenitores no logren realizar en frente de los costos institucionales, el Ejecutivo autonómico ha recordado asimismo las ayudas con las que cuentan las familias gallegas.

Así, Educación ha citado el incremento de un 50% en el "acompañamiento al programa de gratuidad de los libros de artículo", para el que han invertido 25,6 millones de euros en ayudas para libros de artículo y material escolar, lo que piensa un "47% mucho más que el curso previo", ha podido confirmar la Xunta.

En materia de comedores institucionales, el servicio "se apoya en la renta familiar, lo que provoca que sea entre los sistemas mucho más justos y accesibles para las familias de todo el Estado español".

La consellería ha señalado que "la una gran parte de los comedores gallegos son gestionados por la Xunta". En referencia a estas cantidades, indicó que son 417 comedores, que atienden a 62.375 individuos, y de los que el 80% tienen un servicio "completamente gratis o que cuesta solo un euro".

El último de los puntos sobre los que la educación pivota de cara a este curso son las medidas sanitarias, que han condicionado poderosamente su actividad estos un par de años. Con todo, la normalidad covid llega asimismo a educación para este curso.

Sobre esta cuestión, la consellería ha remarcado que este septiembre "el curso va a arrancar prácticamente con una situación de normalidad", a nivel de la que se vivía en los centros en época prepandemia.

La supresión del empleo de mascarilla en los centros, que no era obligatoria a fines del curso pasado, es vista por ciertos instructores consultados por Europa Press como un "alivio" y "agradecen" no tener que llevarla, en tanto que era una "enorme contrariedad" para estar comunicado.

En un instante en el que el ahorro en el consumo de energía esta en el punto de atención, el profesorado ha señalado asimismo que este curso "la ventilación no va a ser continua". "O sea esencial, por el hecho de que asimismo se va a poder educar en la utilización responsable y consumo energético", resaltan.

Con todo, el colectivo está en concordancia en sostener algunas sugerencias como "entradas por tutoriales, higiene antes de la tomar la merienda y cautelas en el momento de comunicar".

En este punto, la federación provincial de Ampas aguardan que "tomen medidas en la distancia de los comedores y aclaren que sucederá en el transporte público", indicó la presidenta, que ha apuntado a la viable distribución de un "protocolo covid" de cara a los primeros días del curso.

Más información

Una "enorme preocupación" frente el comienzo del curso escolar en Galicia: "Los libros no llegan para el día 8"