Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Vecina de Pontevedra investigada por maltrato animal tras negligencia fatal hacia cinco gatos y un perro.

Vecina de Pontevedra investigada por maltrato animal tras negligencia fatal hacia cinco gatos y un perro.

Una mujer de 39 años está siendo investigada por la Guardia Civil como presunta autora de un delito de maltrato animal. Se descubrió que había dejado morir de hambre y sed a cinco gatos y un perro en su piso en el barrio de Monteporreiro, en Pontevedra. La mujer tiene antecedentes por hechos similares y todo salió a la luz después de la ejecución de una orden de desahucio por impago de alquiler.

Los agentes del SEPRONA fueron alertados por funcionarios de Justicia que encontraron los animales muertos al ejecutar la orden de desahucio en el domicilio. Al llegar a la vivienda, descubrieron los restos de tres gatos muertos en el salón, uno de ellos momificado, y los esqueletos de dos felinos. También encontraron el esqueleto de un perro en la cocina, que pudo ser identificado gracias a su microchip.

Después de interrogar a los vecinos, la Guardia Civil logró localizar a la última residente del piso, una mujer que vivía allí con su pareja y dos menores de edad. Los datos de la mujer figuraban en el microchip del perro fallecido. Además, se confirmó a través de una empresa de transporte de animales que el perro fue entregado en mayo de 2022 en esa dirección, y los datos de la mujer investigada estaban en el albarán de recepción.

Los vecinos manifestaron que el piso desprendía un fuerte olor desde hace meses, cuando la pareja de la mujer tuvo que abandonar el lugar debido a una medida de alejamiento impuesta por la justicia. Además, la mujer ya tenía antecedentes por hechos similares y había sido investigada anteriormente por la Policía Local de Pontevedra.

Los restos de los animales encontrados fueron trasladados a un centro de acogida y protección animal para su análisis. Un veterinario confirmó que habían muerto por inanición y que, debido a la falta de alimento, los animales habían recurrido al canibalismo.

Con la modificación del Código Penal en la nueva ley de Bienestar Animal, la mujer investigada podría enfrentar hasta 2 años de prisión. Las diligencias han sido trasladadas al juzgado de guardia de Pontevedra.