Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

"Vientos huracanados de 136 km/h azotan Muras (Lugo) en las primeras horas del temporal"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Ene. - La comunidad gallega se encuentra en alerta naranja debido a una borrasca que ha provocado fuertes vientos tanto en la costa como en el interior. Muras (Lugo) ha registrado la máxima racha de viento en las últimas horas, alcanzando los 136 km/h.

A lo largo de la madrugada y las primeras horas del segundo día del año 2024, varios puntos de Galicia han superado los 100 km/h de viento, según los datos de Meteogalicia.

Además de los 136 km/h en Muras, Punta Candieira en Cedeira (A Coruña) ha registrado una racha de 129 km/h a las 08:30 horas. Otros puntos con fuertes vientos incluyen Lardeira en Carballeda de Valdeorras (Ourense) con 116.7 km/h, Abandín (Lugo) con 119.9 km/h y Monfero (A Coruña) con 109.9 km/h.

Aunque la borrasca ha causado algunas incidencias, como la caída de árboles en carreteras secundarias y algún desprendimiento de fachadas, estas no han sido de consideración según el CIAE 112 Galicia.

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior ha activado la alerta naranja por temporal costero en el litoral noroeste de la provincia de A Coruña.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé que el fenómeno meteorológico adverso comience de madrugada, con vientos del sudoeste de fuerza 8, alcanzando los 62 a 74 km/h.

La borrasca también dejará rachas de viento de nivel de alerta amarilla en el resto de la costa de Galicia, con vientos de fuerza 7.

Con el objetivo de garantizar la seguridad de los bienes y las personas, Emerxencias, a través del Centro Integrado de Atención a las Emergencias 112 Galicia, ha informado de la situación a los ayuntamientos de las provincias afectadas, diputaciones, servicios provinciales, agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y clubes náuticos, entre otros. En el caso de ayuntamientos con planes de emergencias municipales (PEMU), se recomendará su activación en fase de preemergencia.

La Xunta ha recordado la importancia de mantenerse alejado de la línea de costa, incluyendo diques, paseos marítimos y madrugadas. También se insta a extremar las medidas de seguridad en actividades marítimas y a revisar los cabos y amarres de las embarcaciones.