Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Viviendas de uso turístico en auge pese a regulaciones y críticas del sector culpabilizado.

Viviendas de uso turístico en auge pese a regulaciones y críticas del sector culpabilizado.

Asociaciones hoteleras piden "igualdad" en las exigencias para evitar la "competencia desleal"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Ene. - Las viviendas de uso turístico en Galicia continúan en alza, suponiendo el 83% de los establecimientos turísticos de la comunidad. A pesar de las nuevas regulaciones, el sector se siente "culpabilizado" por un problema de vivienda que va mucho más allá.

Según el Registro de empresas y actividades turísticas de la Xunta de Galicia, se han registrado 21.702 viviendas de uso turístico en la comunidad, con un total de 115.410 plazas.

Las siete grandes ciudades de Galicia suman 4.566 establecimientos, siendo Vigo la que concentra más viviendas de uso turístico con 1.560. A Coruña le sigue con 1.123, seguida por Santiago con 807, Pontevedra con 454, Ourense con 365 y Lugo con 257.

De acuerdo con los datos del registro, las siete ciudades tienen más viviendas de uso turístico que los otros establecimientos hoteleros en Galicia que incluyen albergues, apartamentos, campings, hoteles, pensiones, turismo rural, entre otros, sumando un total de 4.182.

La mayor concentración de viviendas de uso turístico, sobre todo en relación a su población, se encuentra en la costa de Pontevedra con 4.039 establecimientos en la zona.

En Sanxenxo, uno de los municipios más turísticos de Galicia, se notificaron 2.753 viviendas de uso turístico, lo que representa el 12,68% de todas las viviendas de este tipo en la comunidad. Este municipio tiene 17.760 habitantes, lo que equivale al 0,65% de la población total de Galicia (2,7 millones).

El presidente del Clúster de Turismo, Cesáreo Pardal, ha pedido una nueva regulación para este tipo de viviendas, ya que la actual es de 2017 y está obsoleta. Según el Clúster, hay un limbo jurídico del cual muchas personas se han aprovechado para hacer negocios. Además, sostiene que 11 propietarios poseen 2.500 viviendas de uso turístico, lo cual es comparable al funcionamiento de una empresa.

Sin embargo, el Clúster no tiene problema con los pequeños propietarios que destinen su segunda vivienda o una heredada a este tipo de alquileres, pero considera que tener 7, 8 o 10 viviendas es competencia desleal. Además, cree que ni el Gobierno central ni la Hacienda se han implicado lo suficiente en este tema, al igual que la Federación Galega de Municipios (FEGAMP), cuya opinión echa en falta.

El presidente de la Asociación Empresarial de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Agustín Collazos, coincide con Pardal en la necesidad de una regulación que iguale las exigencias para todos los establecimientos turísticos. Collazos considera que esto repercutirá en la calidad del turismo y en la construcción de un modelo de ciudad que se ajuste a las necesidades del sector y de los visitantes.

Asimismo, la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga) defiende la utilidad y complementariedad de las viviendas de uso turístico, ya que atraen el turismo a zonas y ayuntamientos que están fuera del circuito hotelero. Según Aviturga, el 93% de los ayuntamientos en Galicia cuentan con viviendas de uso turístico.

No obstante, Dulcinea Aguín de Aviturga niega que este tipo de establecimientos sean la causa principal de los problemas de vivienda y se queja de la culpabilización hacia ellos. Además, Aguín afirma que este tipo de alojamientos no participan en planes o subvenciones como el bono turístico.

Aguín también advierte que cada vez que se anuncia una regulación, hay un aumento en los registros de viviendas de uso turístico como una forma preventiva de adelantarse a la regulación. Según datos de Aviturga, el 87% de los propietarios de viviendas de uso turístico son dueños de una sola vivienda y rechaza la idea de que el alquiler turístico se haya convertido en una actividad empresarial.

En resumen, las asociaciones hoteleras piden una regulación actualizada y equitativa para las viviendas de uso turístico en Galicia, argumentando que la falta de igualdad de exigencias genera competencia desleal. Aseguran que este tipo de alojamientos complementan la oferta turística y atraen visitantes a zonas que no suelen ser visitadas por el turismo convencional. Sin embargo, también reconocen la necesidad de mejorar la calidad del turismo y garantizar la sostenibilidad del sector.+