Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

BNG confirma cesión del escaño de Miranda a ERC al final de legislatura

BNG confirma cesión del escaño de Miranda a ERC al final de legislatura

La gallega Ana Miranda pasará a ser asesora cuando su asiento en el Parlamento recaiga en el meteorólogo Tomás Molina

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Jun.

El BNG ha confirmado que el escaño obtenido por Ana Miranda en las elecciones europeas será ocupado por Tomás Molina, representante de ERC, al final de la legislatura, sin especificar la fecha exacta. Esta decisión se debe a una negociación pendiente con los republicanos una vez se conozcan los resultados finales, incluido el voto CERA.

Después de celebrar la victoria en las Elecciones Europeas, el BNG ha informado que Ana Miranda no completará su mandato como eurodiputada. Se espera que el traspaso del escaño a Tomás Molina se realice en algún momento de los próximos cinco años en el Parlamento Europeo.

La distribución del tiempo del escaño rotatorio se determinará una vez se hayan contabilizado todos los votos y se conocerán los resultados finales de las elecciones. Esta división se basará en la contribución de votos de cada partido en la coalición.

El BNG destaca que esta práctica de compartir el tiempo del escaño es común en las elecciones europeas y valora que Miranda haya sido elegida directamente como eurodiputada. Además, aseguran que el escaño será compartido solo con Esquerra.

La portavoz del BNG, Ana Pontón, ha afirmado que se realizarán ajustes en la duración del mandato de Ana Miranda en la Eurocámara, pero garantiza que estará cinco años en Europa. Además, destaca el crecimiento del Bloque dentro de la coalición.

Por su parte, ERC y BNG acordaron repartirse el tercer escaño de la coalición en el Parlamento Europeo, dividiendo el tiempo en función de los votos obtenidos por cada partido en sus respectivas regiones. Tomás Molina ejercerá como eurodiputado por una parte de la legislatura.

En resumen, el escaño obtenido por Ana Miranda en las elecciones europeas será ocupado por Tomás Molina al final de la legislatura, en un acuerdo entre BNG y ERC. Esta decisión se basa en la contribución de votos de cada partido en la coalición, y garantiza la presencia de Ana Miranda en la Eurocámara durante cinco años.