Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Bruselas advierte a España sobre la necesidad de proteger el embalse para la planta de Altri.

Bruselas advierte a España sobre la necesidad de proteger el embalse para la planta de Altri.

El comisario Sinkevicius expone que el embalse de Portomouros "tiene un potencial ecológico inferior a bueno"

BRUSELAS/LUGO, 18 Jun.

La Comisión Europea ha advertido a las autoridades españolas que deben asegurar las condiciones para evitar el deterioro del embalse de Portodemouros, ubicado en la cuenca del río Ulla entre A Coruña y Pontevedra. Este embalse abastecerá a la planta de fibras textiles que la empresa portuguesa Altri pretende instalar en Palas de Rei, Lugo.

Además, se espera que las autoridades españolas tomen medidas si se produce alguna desviación de lo establecido en los permisos, según ha indicado el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, en respuesta a una pregunta parlamentaria de la eurodiputada de Podemos, Eugenia Rodríguez Palop. La empresa tiene la intención de instalar un sistema que capture 46.000 metros cúbicos de agua al día.

Altri busca obtener 250 millones de euros en financiación pública a través del programa del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) para la descarbonización industrial, vinculado al plan de recuperación y resiliencia de España.

El comisario ha recordado que los criterios de selección deben cumplir con la legislación medioambiental de la UE y garantizar que no haya un perjuicio significativo. Estos criterios serán evaluados por la Comisión en futuras solicitudes de pago.

Sinkevicius también ha mencionado que las autoridades de Galicia han iniciado una consulta pública sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto. Según informes españoles, el embalse de Portodemouros tiene un potencial ecológico inferior a bueno, evaluación que la Comisión está revisando actualmente.

A principios de junio, el CEO de Altri, José Soares de Pina, señaló que el proyecto debe cumplir con los requisitos legales y ambientales antes de tomar una decisión de inversión este año.

Uno de los aspectos más controvertidos es el consumo de agua requerido para la instalación. La compañía asegura que utilizará 15 metros cúbicos de agua por tonelada, por debajo del promedio del sector de 30 metros cúbicos por tonelada. El impacto en el caudal del río Ulla será mínimo según Altri.

Altri garantiza que cumplirá con los límites ambientales establecidos, incluyendo una modificación máxima de tres grados en la temperatura del río Ulla, no superando los 27 grados. El agua tratada será devuelta al río sin modificar su entorno natural, sin afectar la ría de Arousa.

La inversión prevista para el tratamiento de aguas y vertidos asciende a 80 millones de euros, utilizándose una técnica de filtración por membranas. En caso de vertido, se activarán medidas de emergencia y se detendrá la planta.

El proyecto ha generado una fuerte oposición local, con una manifestación que reunió a 20.000 personas en Palas de Rei de toda Galicia.