Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Campaña conservadora evita el cierre de aulas y escuelas unitarias.

Campaña conservadora evita el cierre de aulas y escuelas unitarias.

La baja natalidad en Galicia está siendo vista por la CIG-Ensino y la Confederación Anpas Galegas como una oportunidad para reducir ratios, pero también como un problema que podría llevar al cierre de aulas y escuelas unitarias para el curso 2023/24. Esta tendencia se repite cada año y ambas organizaciones han presentado una campaña para solicitar a la Consellería de Cultura, Educación, FP e Universidades que se comprometa a no cerrar ningún centro y a articular un plan específico para el área rural.

El secretario nacional de CIG-Ensino, Suso Bermello, ha radio alarmas sobre algunos datos que supo a través de los medios de comunicación, que ponen de manifiesto que hay "más oferta de plazas en Educación Infantil que demanda" debido a la crisis demográfica. "Si se mantienen las políticas educativas que se mantuvieron en los últimos años por el Gobierno gallego, llevaría a un cierre importantísimo de aulas no solo en el rural, sino también en ciudades", ha advertido Bermello.

La administración ha sido acusada de trabajar con "hermetismo" en este tema y no se conocerán los cierres de unidades hasta "junio, finales de julio o incluso agosto". Por este motivo, CIG-Ensino y Anpas Galegas han instado a que el gobierno gallego asuma un "compromiso real" antes de que termine este curso académico.

En caso de que esto finalmente no suceda, ambas organizaciones han alertado de que se podría dar lugar a movilizaciones "para intentar conseguir, si no todo, parte de lo que reclamamos". En su campaña, ambas organizaciones han pedido una reducción del número de alumnos por aula y del número de alumnos a los que da clase un profesor. Además, han reivindicado una reducción del horario lectivo del profesorado para que puedan preparar mejor sus clases y reducir la "carga burocrática", lo que mejoraría la calidad educativa.

Isabel Calvete, vicepresidenta de la Confederación Anpas Galegas, ha denunciado la "tremenda desigualdad" que existe entre el alumnado del área rural y ha señalado que la situación actual "contribuye a vaciar aún más rápido las aldeas". Ambas organizaciones han llamado a la Consellería de Educación a no usar la bajada de la natalidad y la demanda de plazas como pretexto para realizar "recortes", sino para "mejorar la situación de la enseñanza pública".