Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Cáritas de Ferrol-Mondoñedo atiende a más de 4.100 personas, la mitad jóvenes

Cáritas de Ferrol-Mondoñedo atiende a más de 4.100 personas, la mitad jóvenes

El obispo de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, monseñor Fernando García Cadiñanos, ha realizado un llamamiento a la sociedad para que se implique en la vida social y ayude a los más desfavorecidos. En este sentido, la entidad social ha indicado que atendió a más de 4.100 personas en 2022, de las cuales el 49 por ciento eran menores de 35 años.

Monseñor García Cadiñanos ha pedido a la sociedad que se implique en la construcción de un mundo diferente y ha destacado que a Cáritas le gusta ver no solo los problemas, sino sobre todo las oportunidades y capacidades que cada persona tiene para llevar adelante su propio desarrollo y su propio proyecto interior.

Acompañado de la secretaria general de Cáritas diocesana de Mondoñedo-Ferrol, Marta Pazo, el obispo ha celebrado el próximo domingo el día del Corpus, que es el día de la caridad y el día de Cáritas, cuando se fijan especialmente en la capacidad de amor que tiene la iglesia y que se organiza a través de Cáritas.

Marta Pazo ha recordado que, tras la pandemia, han comenzado las consecuencias de la guerra de Ucrania, incluida una crisis energética y también migratoria. Ante esta realidad, han sido 4.102 personas en total las que ha atendido Cáritas en el acceso a sus derechos, a través de los diferentes programas y servicios.

Hay dos datos fundamentales que les han llamado la atención, como son que el 49% de las 4.102 personas atendidas son jóvenes menores de 35 años, una cifra que les ha impresionado. Además, ha advertido de que los menores de edad acompañados desde Cáritas están heredando el círculo de la pobreza de sus padres en sus propias familias, y también jóvenes con muy poca esperanza de futuro y que no encuentran su lugar de participación en nuestra sociedad.

Marta Pazó ha detallado en rueda de prensa que la vivienda se ha convertido en un pozo para los ingresos de la familia y de esta manera han visto familias que, percibiendo un salario fruto de su trabajo, no son capaces de hacer frente a todos los gastos esenciales, sobre todo aquellos referidos a los alquileres. Ello está generado por la subida de precios y las dificultades de acceso que tienen muchas familias, que está siendo un verdadero problema que se han encontrado desde Cáritas para ayudar a estas familias que muchas veces se ven obligadas a vivir situaciones de hacinamiento, familias con menores, unidades familiares en infraviviendas o incluso en viviendas ocupadas.

Por último, Pazo ha apuntado que otro drama que se están encontrando, sobre todo en estas personas jóvenes, son los problemas derivados de la salud mental. En el año 2022 ha prestado apoyo psicológico a 90 personas, siendo conscientes de que este recurso no es suficiente debido a las dificultades que hay de acceso a la salud pública en este ámbito.

Para realizar toda esta actividad en Cáritas, se han invertido un total de 1.203.429 euros, de los cuales el 81,8% que son más de 980.000, se destinaron a programas de acción social íntegramente. Así, el 48,8% se destinó principalmente a lo que es la acogida y el acompañamiento y el 16% a la formación. Más de 437.000 euros fueron directamente a ayudas económicas y necesidades básicas, mientras que la vivienda y la alimentación son las que se llevan el peso más importante. Las fuentes de ingreso provienen de la Iglesia, tanto de la Conferencia Episcopal como la de Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, correspondiente al 23,9%. Las subvenciones de organismos oficiales constituyen el 23,4%, el IRPF el 20,1%, las subvenciones privadas han sido un 12,3% y las colaboraciones de la Iglesia en el sector de la educación han sido colaboraciones de 1.027 socios y donantes en toda la Diócesis, de un 13,8%.