Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Carlos Silla condenado a 15 años por tráfico de drogas en el narcovelero Benirrás

Carlos Silla condenado a 15 años por tráfico de drogas en el narcovelero Benirrás

La Audiencia de Pontevedra ha dictado una condena de quince años de cárcel para Carlos Silla por su participación en el alijo de tres toneladas de cocaína procedente del narcovelero Benirrás, que fue transportada en tres planeadoras hasta la ría de Arousa en marzo de 2020, durante el confinamiento por la pandemia de la Covid-19.

Adicionalmente, se ha impuesto a Carlos Silla el pago de dos multas de 360 millones de euros cada una, al ser considerado como autor de un delito grave contra la salud pública.

Según la sentencia, se ha confirmado que Carlos Silla era el líder de la organización de narcotraficantes, quien actualmente cumple una condena de catorce años en una prisión en Portugal por otro caso de transporte de droga de 5.200 kilos de cocaína.

La confesión de Antolín Fernández Pajuelo ha sido fundamental para esta nueva condena, recibiendo él mismo una sentencia de 6 años y 3 meses de prisión, junto con multas de 130 millones de euros. Los otros dos acusados que aceptaron su responsabilidad, César R.R. y José D.R.S., han sido condenados a 6 años y 3 meses, y 3 años y 4 meses respectivamente.

Las penas para el resto de los procesados son de 10 años y 6 meses de prisión, y multas de 300 millones de euros para cada uno de ellos.

El fallo judicial determina que Silla era propietario del Benirrás y otras embarcaciones utilizadas para el narcotráfico. El velero fue preparado en Portonovo, con Pajuelo a cargo de trasladarlo hasta Huelva y entregar un cargamento de al menos 3.200 kilos de cocaína a tres lanchas rápidas frente a Ribeira, donde fueron interceptados por las autoridades.

La Guardia Civil obtuvo autorización para activar una baliza en una de las lanchas, lo que permitió el despliegue exitoso de Policía Nacional, Aduanas y Guardia Civil que resultó en la detención de los tripulantes y la incautación de gran parte de la droga.

Los procesados se deshicieron del Benirrás hundiéndolo cerca de A Guarda y huyeron en una zodiac con dos fardos grandes de cocaína, temiendo no ser pagados por la entrega.

La sentencia puede ser recurrida ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).