Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Familia del fallecido en la refinería de A Coruña exige "responsabilidades".

Familia del fallecido en la refinería de A Coruña exige

Medio centenar de personas se han concentrado por el inicio de declaraciones de representantes de Repsol y la empresa Nervión. A CORUÑA, 14 Sep.

Medio centenar de personas convocadas por el colectivo 'Justicia para Unai', entre las que se encontraban también su viuda, han secundado una protesta ante los juzgados de A Coruña para exigir que se asuman "responsabilidades" por la muerte de este trabajador en la refinería de Repsol, en A Coruña, en marzo de 2022.

Ha sido con motivo de las declaraciones de representantes de la compañía en relación a este accidente en el que otro operario resultó herido. Responsables de la empresa auxiliar para la que trabajaban, Nervión, declararán el 18 de septiembre, día en el que hay convocada otra protesta.

'Sempre Unai' ha sido el lema de la pancarta que llevaban el medio centenar de personas concentradas, entre ellas la viuda de Unai Martínez, Lorena Dacosta, que ha manifestado que lo que espera de estas declaraciones, en el marco de las actuaciones judiciales, es que los responsables de ambas empresas "digan la verdad de lo que realmente ha pasado y que asuman responsabilidades".

"Dudo que pase", ha aventurado Dacosta, quien ha afirmado que su objetivo es que "el nombre de Unai quede limpio, que salga la verdad y que no por ser empresas multimillonarias puedan cargar contra los trabajadores". Además, ha insistido en que su pretensión es que haya juicio y no llegar a un acuerdo.

En la lectura del comunicado, durante una protesta en la que se han escuchado consignas como 'Unai, hermano, nosotros no olvidamos' o 'Ni un muerto más', se ha incidido en esta cuestión y se ha afirmado que no van a permitir "que el asesinato de Unai sea sepultado en el olvido".

"La sangre de los obreros no cotiza en Bolsa y sale gratis derramarla para la patronal, que nos sentencia a jugarnos la vida a diario", han argumentado para manifestar, además, que "se suprimieron las medidas de seguridad" y que se encargó a estos operarios un trabajo "programado para otro día y otra empresa".

En relación al accidente, la viuda, en declaraciones a los periodistas, ha asegurado sobre los dos informes existentes -- uno de Repsol y otro de Inspección de Trabajo -- que el primero "carga la responsabilidad" en los operarios y el segundo "en las empresas, no menciona prácticamente a los trabajadores". "Malas decisiones tomadas y falta de medios de seguridad", ha recalcado.

Y es que mientras los resultados de la comisión de investigación abierta por Repsol indicaba que el siniestro se debió a un "incumplimiento" del protocolo de parada y la norma de permisos de trabajo, por una apertura "no autorizada" de la tapa de una tubería, que hizo que ambos empleados inhalasen gas residual, el de Inspección de Trabajo, según la viuda, es "demoledor, contra Repsol, sobre todo, y contra Nervión".

El siniestro laboral provocó la muerte de un trabajador, Unai Martínez, y dejó herido a otro, ambos empleados de la empresa auxiliar Nervión, que prestaba servicios en el complejo industrial.

Respecto a lo sucedido, la comisión de investigación concluyó que "el permiso de trabajo utilizado solo autorizaba la tarea de suavizado de pernos, pero no permitía la apertura de tapas, por lo que se produjo una apertura no autorizada de una tubería de proceso".