Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Peregrina denuncia a masajista de Caldas por abuso sexual y temor a más actos indebidos.

Peregrina denuncia a masajista de Caldas por abuso sexual y temor a más actos indebidos.

La Fiscalía considera que la denuncia de la supuesta víctima tiene "verosimilitud" y destaca que el masajista enfrentó un juicio similar en enero.

PONTEVEDRA, 27 de febrero.

La peregrina hondureña que ha llevado a juicio a un masajista de Caldas de Reis (Pontevedra) por un delito de abuso sexual ha reconocido durante la vista que temió que los tocamientos a los que fue sometida durante una sesión pudieran derivar en algo más.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Pontevedra ha dejado visto para sentencia el juicio contra este quiromasajista de Caldas de Reis, que se enfrenta a dos años de prisión por abusos sexuales como pide Fiscalía, que da "verosimilitud" a la versión de la denunciante y recuerda que el acusado tuvo que responder en los juzgados el pasado mes de enero a otra denuncia por hechos similares.

Según el relato de la denunciante durante la vista oral, solicitó los servicios del masajista mientras hacía el Camino de Santiago para aliviar sus molestias en las piernas y la espalda.

Al desvestirse quedándose solo con las bragas puestas, la mujer indicó que al principio "no había nada fuera de lo normal", pero luego el masajista le introdujo el dedo pulgar en la boca argumentando problemas en la mandíbula y comenzó a realizarle tocamientos en los pechos.

La mujer explicó que empezó a considerar la situación como algo "muy raro" y que estaba muy nerviosa, temiendo que pudiera ocurrir algo más. El masajista intentó seguir tocándola por debajo del calzón y le pidió que se bajara las bragas, a lo que ella se negó.

Al salir de la clínica, la mujer buscó ayuda de otros peregrinos para evitar que el masajista la siguiera y luego acudió a la Guardia Civil para formalizar la denuncia.

Durante el juicio, el acusado negó los hechos, intentando descalificar a la denunciante por su supuesta habilidad teatral para fingir. También expresó sentirse "totalmente indefenso" y mencionó su posible retiro del trabajo. Además, afirmó que es la primera vez que enfrenta un problema así, aunque el fiscal reveló que ya tuvo otro juicio en enero por una denuncia similar.

La Fiscalía considera creíble y veraz el testimonio de la denunciante, respaldado por otras pruebas, mientras que la abogada de la acusación particular eleva su solicitud de condena a 4 años debido a la impecable narración de la víctima.

La defensa pide la absolución del acusado argumentando contradicciones en el testimonio de la mujer, señalando que una condena perjudicaría su vida al ser registrado como delincuente sexual. Además de la pena de dos años de prisión, la Fiscalía solicita inhabilitación especial por cinco años por delito sexual.