Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

PP y PSOE unidos en su rechazo a la cuestión de confianza propuesta por Lores en un tenso pleno.

PP y PSOE unidos en su rechazo a la cuestión de confianza propuesta por Lores en un tenso pleno.

El voto en contra de los concejales de PP y de PSdeG-PSOE ha rechazado la cuestión de confianza planteada por el regidor de Pontevedra, Miguel Ánxo Fernández Lores (BNG), vinculada a la aprobación del proyecto de Presupuestos para 2024 y del proyecto de cuadro de personal.

Esta decisión ha abierto la puerta para que la oposición, compuesta por once concejales del PP y cinco del PSOE, presente una moción de censura al gobierno en solitario del BNG, conformado por nueve ediles. Sin embargo, el portavoz socialista ha dejado claro que la opción de presentar una moción de censura no está considerada en este momento.

El tenso pleno extraordinario se llevó a cabo en el Teatro Principal de Pontevedra y tuvo como primer punto de orden del día la toma de posesión del concejal Alberto Oubiña, quien reemplaza a Carme da Silva en la corporación municipal y en el gobierno local debido a la renuncia de esta última como senadora del Bloque.

En su intervención, el alcalde Miguel Anxo Fernández Lores ha destacado que, en sus 24 años de mandato, esta es la primera vez que se acude a este mecanismo excepcional de la cuestión de confianza. Explicó que se presentó esta cuestión debido a ciertas "circunstancias excepcionales" que requieren tener los presupuestos municipales tan pronto como sea posible. Estas circunstancias incluyen la necesidad de prorrogar los presupuestos dos años consecutivos, la inflación elevada en dichos años y los plazos para la ejecución de los fondos europeos.

El alcalde ha lamentado haber demorado las negociaciones de los presupuestos y ha resaltado la urgencia de aprobarlos, pidiendo a PP y PSOE que lo tengan en cuenta o presenten una alternativa de gobierno. Durante su intervención, el alcalde fue interrumpido en varias ocasiones por el público presente, a quien instó a respetar el normal desarrollo del pleno.

El portavoz del grupo municipal del PSOE, Iván Puentes, ha comenzado su intervención calificando esta cuestión de confianza como una "anomalía democrática" y un "tremendo acto de irresponsabilidad política". Puentes acusó al alcalde de imponerse y atacar a aquellos que piensan diferente, y enfatizó la importancia de negociar y llegar a acuerdos.

El portavoz del PP, Rafa Domínguez, reprochó al PSOE su apoyo al alcalde en la investidura y criticó que ahora lo estén criticando. Además, acusó al PSOE y al BNG de anteponer sus intereses políticos a los de los ciudadanos de Pontevedra, y afirmó que esta situación se puede extrapolar a toda Galicia.

La portavoz del BNG, Eva Vilaverde, criticó la postura de la oposición por poner sus intereses personales por delante de los intereses de Pontevedra. Destacó la valentía y el compromiso del alcalde al ofrecer su cargo a cambio de la aprobación de los presupuestos.

Finalmente, tras los discursos de los diferentes grupos, se procedió a la votación nominal de los concejales, con un resultado de once votos en contra del PP, cinco abstenciones del PSOE y nueve votos a favor del BNG. Antes de levantar la sesión, el alcalde expresó que si hay una moción de censura, le desea suerte al nuevo alcalde o alcaldesa.