Ana Pontón consigue un apoyo masivo del 99% de la militancia en las reuniones comarcales antes de su nominación en el Consello Nacional.

Ana Pontón consigue un apoyo masivo del 99% de la militancia en las reuniones comarcales antes de su nominación en el Consello Nacional.

Santiago de Compostela, 21 de noviembre.

La candidatura de Ana Pontón para liderar la lista del BNG en las próximas elecciones autonómicas ha recibido el aval de un 99,18% de la militancia que participó en las asambleas comarcales, lo que equivale a casi 3.000 personas, según fuentes nacionalistas.

Con estos resultados, el Consello Nacional del 25 de septiembre dará luz verde definitiva a la candidatura de Pontón, quien se postulará nuevamente como cabeza de cartel del Bloque. La actual portavoz del Bloque presentó 1.745 avales en la sede nacional para su candidatura, siendo la única postulante para el puesto.

La dirección nacional del BNG abrió el proceso en octubre pasado para cumplir con los estatutos aprobados en la asamblea nacional, en relación con las próximas elecciones autonómicas, que consideran las más importantes en los últimos 42 años. El partido se presenta como la alternativa real al PP para liderar el cambio en el gobierno.

Los nacionalistas afirman que esta alternativa implica disputarle al PP la mayoría absoluta y concentrar en el partido el apoyo de los gallegos que desean un cambio real en el país, para abrir una nueva era.

Ana Pontón, quien será la candidata a la Presidencia de la Xunta por el BNG, fue la líder del partido en las elecciones pasadas de 2020, donde lograron convertirse en la primera fuerza de la izquierda, obteniendo el mejor resultado en escaños de su historia con 19 diputados. En esas elecciones, Pontón pudo ejercer su derecho al voto por primera vez.

En estos tres años y medio, Pontón se ha centrado en convertirse en la líder de la oposición de una izquierda que no logró desbancar a Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta en julio de 2020. Durante este período, el escenario parlamentario se redujo a solo tres formaciones políticas. En 2012, parte del nacionalismo se unió a Izquierda Unida y surgió AGE con nueve diputados liderados por Xosé Manuel Beiras, lo que llevó a ocho años con cuatro formaciones políticas hasta julio de 2020, cuando desapareció la llamada "izquierda rupturista".

En una comunidad donde solo alrededor del 20% se declara nacionalista, Pontón logró en julio de 2020 situar al BNG en su punto más alto con cerca del 24% de los votos, arrebatando además el liderazgo en la izquierda al PSOE. Durante ese tiempo, Pedro Sánchez, actualmente en el Gobierno, estaba al frente del PSOE en alianza con Unidas Podemos, aunque dicho espacio no obtuvo representación en 2020.

Ana Pontón ha logrado reconstruir la organización, superando las escisiones de 2012 y manteniendo al BNG en el Parlamento con seis diputados en 2016. Durante su liderazgo, ha renovado las caras al frente de las candidaturas, destacando a jóvenes mujeres como Olalla Rodil y Noa Presas en Lugo y Ourense, respectivamente.

El desafío de Ana Pontón es consolidarse como líder de la oposición y preparar el terreno para las próximas elecciones, donde se enfrentará a Alfonso Rueda, quien asumió el liderazgo del PPdeG y la Xunta. Pontón, que en 2020 pedía hacer historia en Galicia con un cambio político liderado por una mujer, sostiene que el BNG es la alternativa real y que estas elecciones son las más importantes en los últimos 42 años de historia de Galicia.

Como candidata por primera vez en 2016, Pontón fue considerada joven pero sobradamente preparada por sus compañeros. Su carrera política comenzó durante su adolescencia cuando se unió a Galiza Nova y continuó en la Universidad de Ciencias Políticas de Santiago de Compostela.

Afiliada a la Unión do Povo Galego (UPG), partido que ha tenido influencia en el BNG, Pontón ha demostrado su experiencia como diputada desde 2001, ganándose buenas críticas en los debates electorales y parlamentarios.

Desde que asumió el liderazgo del BNG en 2014, Pontón ha dirigido la "refundación" del partido y ha captado un nuevo apoyo social con la incorporación de Alexandra Fernández, quien militó en Anova y fue diputada de la antigua En Marea.

Desde 2020, el BNG ha logrado mejorar sus resultados en las elecciones municipales, como la alcaldía de Santiago este año, un logro que los nacionalistas también esperan obtener en las elecciones autonómicas, con la primera presidenta mujer y nacionalista en la Xunta. En las elecciones generales pasadas, el BNG mantuvo un diputado por A Coruña, Néstor Rego, aunque no logró formar un grupo propio ni obtener una congresista por Pontevedra, a pesar de haber aumentado su apoyo.

Recientemente, Pontón firmó un acuerdo de investidura con Pedro Sánchez junto a la negociadora del PSOE, María Jesús Montero, lo que llevó a un nuevo acuerdo con los socialistas antes de las elecciones gallegas. Según el BNG, el voto de Néstor Rego tendrá más peso en esta legislatura que en las anteriores.

Tags

Categoría

Galicia