Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

BNG busca ventaja electoral al proponer reducir la edad de voto a los 16 años, según PP y PSdeG

BNG busca ventaja electoral al proponer reducir la edad de voto a los 16 años, según PP y PSdeG

Olalla Rodil, diputada del BNG, ha defendido enérgicamente que el debate sobre la propuesta de ley para rebajar la edad de voto a partir de los 16 años es un debate sobre "un derecho" y no sobre a quién van a votar los jóvenes. Además, ha ironizado sobre las expectativas que se otorgan al BNG.

La proposición de ley, impulsada por el BNG, ha sido rechazada con los votos del PPdeG durante un proceso electoral autonómico. El PSdeG también expresó tener "más dudas que certezas" y se abstuvo. Los populares argumentaron que había una falta de tiempo y un intento de cambiar las "reglas de juego".

Tanto el portavoz del PPdeG, Alberto Pazos Couñago, como el socialista, Luis Álvarez, sugirieron que esta propuesta podría estar vinculada a las expectativas electorales. El diputado popular ironizó sobre las "prioridades" del BNG y afirmó que esta iniciativa pretendía darle una coartada a la líder del BNG, Ana Pontón, ante la perspectiva de un fracaso político.

Por otro lado, el diputado popular defendió que la ley actual ha garantizado la alternancia política y mencionó que Pontón ha tenido resultados electorales tanto positivos como negativos. También se cuestionó la conveniencia de hacer esta reforma en este momento, considerando la falta de tiempo para tramitarla y planteó la posibilidad de que fuera una "urgencia política" del BNG para atraer a jóvenes votantes.

El portavoz socialista expresó tener más dudas que certezas sobre la propuesta y resaltó la vulnerabilidad y manipulabilidad de los jóvenes de esa edad. También se cuestionó la conveniencia de hacer esta reforma en un momento cercano a las elecciones, cuando resultaría casi imposible tramitarla.

La portavoz adjunta del BNG defendió la propuesta y enfatizó que solo se trataba de una toma en consideración, y que cada grupo podía presentar enmiendas o cuestiones que considerara oportunas.

Por su parte, Rodil respondió al PSOE, criticando su abstención y calificándola como "excusas de mal pagador". Argumentó que a los 16 años las personas ya son consideradas maduras para trabajar, votar en elecciones sindicales, casarse, emanciparse y tener reconocida la mayoría de edad sanitaria, incluso tener licencia de armas de caza para disparar a un jabalí. Además, ironizó sobre las expectativas que se otorgan al BNG por la posibilidad de que los jóvenes de 16 años puedan votar, señalando que incluso el censo electoral no se vería afectado en gran medida.

La propuesta legislativa también buscaba regular dos debates electorales en horario de máxima audiencia en los medios públicos. Rodil lamentó que se siga utilizando el mismo tipo de distribución y tiempo de propaganda electoral en pleno siglo XXI, cuando las formas de comunicación han cambiado.