Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El presidente de la Xunta insta a Pedro Sánchez a tomar en cuenta el rechazo popular

El presidente de la Xunta insta a Pedro Sánchez a tomar en cuenta el rechazo popular

La Xunta pedirá la conferencia de presidentes para tratar de "evitar o al menos mitigar" cuestiones que le "perjudican".

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Nov. - El titular de la Xunta, Alfonso Rueda, ha lamentado lo que considera una "dependencia absoluta" por parte de la presidenta del Congreso, Francina Armengol, respecto al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, al que ha pedido que escuche la "indignación" que mostraron ciudadanos este domingo en las calles.

En declaraciones a los periodistas tras un acto en Santiago, Rueda ha señalado que Armengol actúa "evidentemente cumpliendo las instrucciones que estaba siguiendo desde el principio", si bien ahora "le dieron luz verde para convocar la investidura".

"Es una lástima esta dependencia absoluta que ha habido de lo que deberían ser dos poderes independientes, el legislativo y el ejecutivo (...) Es una tónica que nos va a acompañar durante toda la legislatura", ha augurado.

A juicio de Rueda, Sánchez "debería tener en cuenta lo acontecido, la reacción que hubo según se iban conociendo los compromisos a los que iba llegando y la reacción que hubo ayer --por este domingo-- en todas las capitales de provincia de España".

En este sentido, les ha dicho a él y al PSOE "que no se equivoquen" porque él estuvo en la movilización de Pontevedra y, si bien "es cierto que estaba convocada por el PP, había mucha gente que no era del PP, pero que quería estar allí para manifestar su indignación y rechazo con los pactos que se están haciendo y las cesiones".

Una "desigualdad" en opinión del mandatario gallego "evidentísima". Rueda avisa de que aún "hay que conocer el texto del proyecto de ley de amnistía, hay que conocer muchas cosas que se van conociendo poco a poco de cómo se piensan ejecutar los compromisos a los que se llegó la semana pasada".

Además, entiende que "no es ni mínimamente serio que las cosas que están puestas por escrito, los pactos que se fueron firmando con el independentismo catalán, con el PNV, al mismo tiempo el PSOE, dándose cuenta de la envergadura y el rechazo, diga que nadie se preocupe que no los piensa cumplir".

"Este es el PSOE que tenemos ahora mismo, este es el presidente que va a ser investido y lo que espero es que reflexionen ante la reacción popular diciendo que así no", ha aseverado.

El presidente gallego ha apelado a la "igualdad fundamental" que hubo "desde la Transición en los diferentes territorios" ya que "eso no se puede romper porque no habría vuelta atrás y sería para Galicia demoledor".

Galicia, por su parte, "se va a defender", ha anunciado, "de esta situación de desigualdad". "Pediremos oficialmente, nos dirigiremos de acuerdo a los cauces establecidos al presidente del Gobierno para que cuanto antes convoque esa conferencia de presidentes y dé la cara para explicar lo que vamos conociendo ni siquiera a través de él, cosas que nos perjudican", ha sentenciado.

En esta línea, ha concluido que la Xunta quiere "recibir explicaciones" y además tratará de "evitar o al menos mitigar" dichas cuestiones que observa que le "perjudican".