Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Guilarte espera que el nuevo CGPJ defienda la Sala de lo Penal del Supremo con firmeza.

Guilarte espera que el nuevo CGPJ defienda la Sala de lo Penal del Supremo con firmeza.

En la apertura de la Escuela de Verano del Poder Judicial, se ha expresado que el pacto de renovación del Consejo presenta "luces y sombras".

BERGONDO (A CORUÑA), 2 de julio.

El jefe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Vicente Guilarte, ha declarado este martes que confía en que el nuevo Consejo defienda "con tanto vigor" como él "las acciones de la Sala Segunda" --del ámbito Penal-- del Supremo.

"Deseo que los nuevos vocales, cuando se complete la renovación definitiva, defiendan con la misma firmeza que yo he defendido las acciones de la Sala Segunda; como también defendí de la Sala Primera, pero hoy a todos nos corresponde respaldar a la Sala Segunda", destacó en la apertura de la XXVI Escuela de Verano del Poder Judicial, que una vez más se realiza en el Pazo de Mariñán, en el municipio coruñés de Bergondo.

En su intervención, Guilarte hizo referencia a las "voces críticas" de quienes, según él, "no están de acuerdo con las resoluciones" de esta Sala. Para el magistrado, la Sala Segunda "siempre ha sido clara, asumiendo el principio de legalidad".

Por consiguiente, consideró que "cualquier duda o crítica" expresada "debe mantener la independencia" de la que, en su opinión, "siempre ha hecho gala esa Sala, con Manuel Marchena al frente".

"Agradezco su funcionamiento y lealtad a lo que han hecho y siguen haciendo, y mi deseo de que todos en el futuro continuemos apoyando su labor", reafirmó.

En relación al acuerdo entre el PSOE y el PP para renovar el CGPJ, Guilarte celebró que "al parecer, esta vez sí", aunque señaló: "No me atrevo a afirmarlo con total certeza. Todos creemos que sí".

Un pacto que, según él, tiene "luces y alguna sombra". Respecto a las "luces", reconoció que "era imprescindible" debido a la "anormalidad" que implicaba y que, añadió, "se ha superado".

En este sentido, agradeció que se haya logrado "un cierto equilibrio político en los nombramientos que se han realizado", lo que "puede contribuir a que no se señale una predominancia de una u otra opción" como, lamentó, les ocurrió a los jueces salientes "durante un tiempo".

En cuanto a las sombras, tras afirmar que él colaboró para lograr la renovación, Guilarte indicó que no tomó ninguna de las decisiones de la llamada 'Vía Guilarte'.

En este contexto, deseó que el futuro Consejo pueda "escapar de esa mediatización con la que surgió". "Ya se les atribuye una afiliación a un lado u otro y creo que eso es algo que deben evitar y que no les resultará fácil evitar. De todas formas, hay que confiar en las personas, los vocales elegidos, algunos muy cercanos, tienen la capacidad para lograrlo, pero intuyo que no les resultará sencillo", expresó.

Antes de destacar que son "opiniones personales", Vicente Guilarte recalcó que lo que "se necesita" es que a los altos cargos judiciales los designe "una comisión especializada que pueda evaluar el método y capacidad de todos los candidatos".

Para dar inicio a esta ceremonia de apertura, el vocal del CGPJ y uno de los directores de la Escuela, Juan Manuel Fernández Martínez, señaló que esta será su última edición como director, la décima para él, al haber logrado la renovación del CGPJ y, por ende, haber regresado a "la tan anhelada normalidad institucional".

"Esta vez sí, la renovación se ha concretado y por tanto en los próximos días entregaremos el testigo a aquellos que pilotarán la nave del Consejo General del Poder Judicial, a quienes les deseamos la mejor de las fortunas", aseguró.

Asimismo, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, también celebró un acuerdo "valiente" que, afirmó, "por supuesto hay que cumplir". En este sentido, dijo creer que este acuerdo mejorará bastante las cosas.

"Que la separación de poderes en nuestro país sea una separación real, efectiva, y que haga que el sistema en su conjunto funcione como debe", subrayó el líder del Gobierno gallego.

Por su parte, el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, también festejó el consenso que ha llevado a la renovación del órgano de los jueces y expresó que la sociedad necesitaba "que se pusiera en valor la cultura del acuerdo".