Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Xunta asume competencias en espacio marítimo terrestre con aprobación de la ley del litoral.

Xunta asume competencias en espacio marítimo terrestre con aprobación de la ley del litoral.

La oposición se abstiene en la votación entre críticas a las "prisas" por el "electoralismo" del PP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Jul. - El Parlamento de Galicia ha aprobado la nueva ley del litoral, que contempla la asunción por parte de la Xunta de las competencias en gestión del espacio marítimo terrestre, definidas en el Estatuto de Autonomía y que el Gobierno gallego quiere empezar a ejercer una vez reciba los medios, tanto personales como económicos, para hacerlo de manos de la Administración del Estado.

Los votos del grupo mayoritario, el PPdeG, han bastado para que el texto elaborado por la Xunta y "consensuado" con "ayuntamientos, sector pesquero y mar-industria y universidades" -según ha defendido el portavoz popular, Alberto Pazos Couñago- haya salido adelante en el pleno ordinario que este martes ha arrancado en el Pazo do Hórreo.

La ley ha reicbido luz verde sin votos en contra, ya que los grupos de la oposición, BNG y PSdeG, han optado por la abstención entre críticas a los populares por la forma de tramitarla, en la que ven "prisas" para conseguir su aprobación antes del fin del período de sesiones -este es el último pleno antes del verano- para así sacar "réditos electorales" con la vista puesta en las generales del 23 de julio.

Los nacionalistas, a través de la diputada Alexandra Fernández, han calificado de "oportunidad perdida" la reformulación normativa, que consideran que aporta "más ruido que soluciones" por su "indefinición" en asuntos importantes para la asunción de las competencias. Por su parte, los socialistas, que primero anunciaron que apoyarían la ley para después rectificar y avanzar su abstención, han lamentado la forma de tramitar el texto por el grupo mayoritario.

El ejercicio de la competencias en la gestión del espacio marítimo terrestre figura en el Estatuto de Autonomía pero, hasta la fecha, están en manos de la Administración del Estado, a quien corresponde ahora trasladar los medios para que, en virtud de la ley aprobada este martes, sea la Xunta quien las ejerza a partir de ahora.

Al término del debate, que ha sido seguido desde la grada del hemiciclo por alcaldes, representantes de empresas vinculadas al litoral y miembros de la universidad que han participado en la elaboración del texto, la vicepresidenta segunda de la Xunta y responsable del área de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, ha señalado que espera que el traspaso de estos medios se haga efectiva de forma ágil.

"No nos pueden impedir tener los medios que le pertenecen a Galicia. No hay excusa posible", ha incidido Vázquez a preguntas de los medios en los pasillos del Pazo do Hórreo, donde ha comentado que la entrada en vigor del texto depende de "los tiempos" del Diario Oficial de Galicia, aunque espera que se produzca antes del 23 de julio.

Antes, la número tres del Gobierno gallego tomó la palabra desde el hemiciclo para subrayar la importancia de una nueva ley "trascendental" para los intereses de Galicia porque "protege y garantiza" su "futuro" desde la gestión de sus recursos y aportando seguridad jurídica para su "medio ambiente", "habitantes" y las "actividades" que se desarrollan en su costa.

Durante su turno, el BNG ha expresado sus "dudas" sobre la realidad de que la ley aprobada por la Xunta en Consello supusiese avances en la asunción de las competencias en gestión del espacio marítimo terrestre y que, por ese motivo, decidieron presentar 80 enmiendas parciales, de las que fueron aceptadas un 40%, "algunas para definir ambigüedades" recogidas y para corregir asuntos como que el sector pesquero "no fuese declarado como estratégico".

"Hicimos todo lo posible para empujar a este gobierno a que asumiese competencias en el litroal. Porque allí, en Madrid, piensan el litoral como un decorado de 'Verano Azul' por el que se pasean descalzos, como una prolongación veraniega de Madrid", ha aseverado Alexandra Fernández, quien considera que el texto "aporta más ruido que soluciones" al no concretar la forma en la que se abordará el proceso para que el Estado transfiera los medios a Galicia.

Por tanto, ha incidido en que esta ley "es como tener el hardware" de un ordenador "pero sin el software", algo que, a su juicio, podría haberse corregido si el PP "no restringiese al máximo la tramitación para coartar el debate" y, así, hacer "electorlismo" con esta cuestión.

También han cargado los socialistas contra esta modificación de la forma de tramitar el texto legislativo --el grupo mayoritario forzó que se hiciese por la vía de urgencia--, como ha resaltado la diputada Patricia Otero, quien ha censurado que la "mano tendida" del PSdeG "se encontró con las puertas cerradas de la Xunta y del PP".

El PSdeG anunció, de la mano de su secretario xeral, Valentín González Formoso, que apoyaría la ley del litoral, pero rectificó su postura semanas más tarde, un giro que justificó su portavoz parlamentario, Luis Álvarez, por el cambio en el proceso de tramitación de la normativa.

Y es que, para los socialistas, ésto se produjo con el objetivo de que el texto estuviese listo antes de las elecciones y tratar de canalizar réditos en las urnas por su aprobación. Estas "prisas", como las ha calificado Otero, derivaron en que "sólo hubiese un día de trabajo en ponencia", algo que ha tachado de "increíble" especialmente si se tiene en cuenta que en los últimos 14 de años de gobiernos del PP en Galicia se han logrado "cero transferencias conseguidas".

Durante la defensa de la postura del grupo mayoritario, Pazos Couñago ha remarcado que se trata de un texto que "no está redactado desde las trincheras de la ideología". "Hoy me atrevo a afirmar que esta ley está escrita del puño y letra de la misma Galicia", ha espetado el parlamentario popular, que ha agradecido la implicación de los actores que han formado parte de la redacción del texto junto a la Xunta.

Por este motivo, Pazos Couñago ha lamentado la postura de los grupos de la oposición, que, dice, "se ponen de perfil" con su abstención en lugar de "ponerse del lado de Galicia" en un "día importante" para la comunidad porque "asume nuevas cotas de autogobierno" en un asunto reconocido en el Estatuto pero que no se había desarrollado porque existía una interpretación contraria a que fuese la Xunta quien la ejerciese.

Por lo tanto, el popular ha afirmado que "la única objeción" del BNG a la ley es "la firma que aparecerá debajo" del texto cuando sea publicada en el DOG "porque les gustaría que fuese de otra persona" en lugar de la de Alfonso Rueda, al tiempo que ha augurado que el "cúmulo de incongruencias y contradicciones" del PSdeG en su postura sobre este asunto "pasará a la historia".