Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Detenidos del último golpe al narcotráfico en Galicia son trasladados a Madrid

Detenidos del último golpe al narcotráfico en Galicia son trasladados a Madrid

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Dic.

En un operativo contra el narcotráfico en Galicia, nueve personas han sido detenidas y trasladadas a Madrid, donde pasarán a disposición de la Audiencia Nacional en las próximas horas. Así lo han confirmado fuentes del Equipo contra el Crimen Organizado en Galicia de la Guardia Civil y la Policía Judiciaria de Portugal, bajo la dirección de la Audiencia Nacional.

Dos de los arrestados son J.C.V y su hijo mayor C.V, ambos vecinos de San Roque do Monte, en el municipio pontevedrés de Vilanova de Arousa, pertenecientes al clan familiar conocido como 'Os Piturros' y que ya eran conocidos por las fuerzas de seguridad.

La redada, realizada el martes por la mañana con un gran despliegue policial, se relaciona con un alijo de más de 1.500 kilos de cocaína incautados en Portugal en abril pasado. En la operación participaron agentes de la DEA (servicios contra el narcotráfico de Estados Unidos) y un helicóptero de la Guardia Civil.

Además de los mencionados, otras siete personas han sido detenidas, entre ellas varios residentes de Vilanova de Arousa, así como otro miembro de la familia 'Os Piturros'. Durante el día de la redada, se llevaron a cabo varios registros en distintas propiedades en Vilanova de Arousa, Vilagarcía, Ourense y A Coruña.

'Os Piturros' es una organización criminal familiar de la zona de Arousa, que ya estuvo involucrada en un operativo en 2003 en el que se interceptaron 3.000 kilos de cocaína en los barcos pesqueros 'Playa de Arbeyal' y 'Playa de Coroso'.

En relación al líder del clan, Manuel Vázquez, durante el juicio por el decomiso de 1.500 kilos de droga a bordo del barco 'Dobell' en 1991, confesó su participación para delatar al abogado y en ese entonces secretario de la Cámara de Comercio de Vilagarcía Pablo Vioque. El patriarca recibió una condena de siete años de prisión, que fue indultada con la condición de no cometer delitos en los siguientes cuatro años. Sin embargo, en junio de 2006 fue arrestado por el alijo de 3.000 kilos de droga que se encontraban en el barco pesquero 'Piertertje', y fue sentenciado a 13 años de prisión.